El lujo se encapricha de las nuevas lolitas de Hollywood

Tienen entre 14 y 17 años pero las firmas de moda ya les han echado el ojo. Kaia Gerber, Lily Rose Depp, Kiernan Shipka o Willow Smith se erigen en fetiche de la industria.

Kaia Gerber solo tiene 14 años. En España andaría disfrutando de sus vacaciones de la ESO, pero esta adolescente de melena XXL ya ha sido portada de Vogue Paris (abril 2016), posa sugerente comiéndose un donut en la última campaña de Alexander Wang y protagoniza el reciente lolitesco fashion film de Miu Miu, centrado en su línea de gafas de sol Scenique. Bañador rojo, planos a un vestido semitransparente y chapuzón piscinero con piernas infinitas en una estampa de lujo hedonista perdido en un oasis en el desierto. No hay duda. El ‘miniyo’ de Cindy Crawford es una de las nuevas favoritas del lujo (Gerber es hija de la supermodelo de los 90 y del empresario Rande Gerber, el mismo con el que Clooney anda asociado promocionando el tequila Casamigos). Desde que la prestigiosa agencia IMG Models la fichase en julio del año pasado, Gerber juega en primera liga y lo mismo protagoniza editoriales vestida de rockera para Self Service que se calza unos taconazos imposibles para la firma Chrome Hearts. Su ascenso en el gremio es meteórico.

Gerber juega en la liga de las Kiernan Shipka, Willow Smith y Lily Rose Depp. Chavalas entre 14 y 17 años que no tendrán edad para votar, pero sí para prestar su imagen a firmas de alto nivel en la moda y acaparar la atención mediática del gremio. Ya sea por su tirón en redes sociales (todas suman millones de seguidores en sus cuentas) o por las ganas de empaparse de espíritu adolescente, la lozanía púber en desarrollo cotiza al alza. La hija de Cindy Crawford lo hace con la hermana pequeña de Prada, y Shipka (la ficticia hija de Don Draper y January Jones en Mad Men) pone rostro (y cuerpo) a la reciente colección crucero de Carolina Herrera. Vestidos de noche y glamour para una precoz actriz a la que hemos visto crecer en la serie de Matthew Weiner y que ha demostrado su interés por la moda vistiendo a españoles como DelPozo, dejándose caer por las semanas de la moda o protagonizando editoriales para W o Vogue Japón.

Kiernan Shipka

Kiernan Shipka (Sally, la hija de Don Draper en ‘Mad Men’) ha sido la elegida para promocionar la colección crucero de Carolina Herrera. Foto: Carolina Herrera

Otra que ha ganado el don de la ubicuidad y de acaparar titulares en las publicaciones de tendencias es la hija de Johnny Depp y Vanessa Paradis. Lily-Rose Depp, con apenas 17 años, escenifica ese ansia de relevo generacional que la prensa y el gremio devoran a la que empieza a visualizarse la explosión hormonal de los cachorros de los iconos de otra era. En plena adolescencia, Depp ya ha sido portada de Vanity Fair Francia, de Madame Figaro, de la revista Love y de V. Chanel primeró le echó el ojo para su colección de gafas y la firma acaba de anunciar que será la nueva imagen de l’Eau de la mítica Chanel nº 5. Nada mal para una chica que también se ha paseado por Cannes mostrando sus pinitos en el cine (interpreta a Isadora Duncan en La danseuse y protagoniza la esperada Yoga Horses, dirigida por Kevin Smith y coprotagonizada por la hija del director de Clerks).

Lily-Rose Depp

Lily-Rose Depp, 17 años, imagen de la colección de gafas de Chanel y futuro rostro de l’eau de Chanel nº5.

Alejada del pseudoerotismo con el que se promociona a las enunciadas anteriormente está Willow Smith (15 años). La hija de Will Smith y Jada Pinkett derrocha carácter y excentricidad. Capaz de marcarse un mano a mano con su hermano para hablar de física cuántica, de la melancolía del oceáno o de la posibilidad de que seamos un holograma creado por un ente superior frente a periodistas del New York Times; a Smith Karl Lagerfeld la ha adoptado como embajadora de Chanel y Marc Jacobs no quiso dejarla escapar en su campaña de otoño invierno. Una marciana en el gremio (dijo que se rapó la cabeza para encender su «luz interior») que se define como una «nómada de alta moda» y se divierte con todo esta feria de vanidades posando para la portada de I-D, de W o Teen Vogue.

Willow Smith (15 años), embajadora de Chanel, junto a Karl Lagerfeld.

Willow Smith (15 años), embajadora de Chanel, junto a Karl Lagerfeld. Foto: Getty

Atrás quedan esos tiempos en los que se puso el grito en el cielo cuando Dakota Fanning, con apenas 12 años, posó para Juergen Teller y protagonizó la campaña de Marc Jacobs subida a unos tacones en 2007 (la polémica por sexualización y las prohibiciones llegarían también en 2011, cuando ella misma puso rostro al perfume Daisy de la misma firma). A pesar de que en los últimos dos años hemos visto cómo las firmas de moda y belleza han abierto sus miras a rostros más adultos: Isabella Rosellini (63) es imagen de Láncome, Sissy Spacek (66) posa en la última campaña de Marc Jacobs, Kim Gordon (63 años) lo hizo para Saint Laurent o Jessica Lange (67) para la cosmética de Marc Jacobs; los límites legales de los modelos menores de edad siguen sin establecerse. Model Alliance, el pseudosindicato que lideran Coco Rocha y Sarah Ziff, trata de poner orden en las extenuantes semanas de la moda y proteger a las chicas de un gremio el que el 55% de las carreras empiezan entre los 13 y los 16 años. Habrá seniors en las campañas, sí, pero es innegable que las firmas siguen confiando en cuerpos púberes para provocar deseo de compra a las compradoras adultas. Seguirá pasando. Tu turno es el siguiente, Harper Beckham.

Dakota Fanning, en la polémica campaña que protagonizó para Marc Jacobs en 2007. Tenía 12 años.

Dakota Fanning, en la polémica campaña que protagonizó para Marc Jacobs en 2007. Tenía 12 años.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa