¿Por qué tenemos que intentar las posturas que nos asustan?

hacer-posturas-asustan

Los yoguis sabemos que la práctica de yoga no es solo una disciplina física en la que se desarrolla la flexibilidad, la coordinación, el equilibrio y el tono muscular. Como el propio significado de la palabra “yoga” lleva implícito en su definición más esencial es: unión de mente y cuerpo. Las asanas que realizamos con el cuerpo, llevan una vinculación directa con nuestros pensamientos y emociones.

Hay días en los que la energía del cuerpo, sus movimientos, la respiración… no fluye, nos sentimos pesados interiormente y se refleja en nuestro cuerpo; o por el contrario, hay días en los que estamos excesivamente activos o dispersos y mediante la práctica nos permitimos relajarnos y reconectar con nuestro equilibrio físico y emocional.

Así que lo que hoy planteamos es la gran importancia de practicar aquellas posturas que nos asustan. Todos los yoguis sienten, en algún momento de su práctica, un gran temor por realizar algunas posturas, bien porque tienen miedo de hacerse daño, bien porque creen que no les va a salir correctamente. Sea de la manera que sea, lo cierto es que esos temores están directamente relacionados con limitaciones que nos autoimponemos.

Os damos estas cinco buenas razones para sacudirnos el miedo y llevarnos a nuestra esterilla esas posturas ‘temidas’:

1º. Comienza el camino hacia la superación, un proceso en el cual tenemos un crecimiento personal que se manifestará en todos los ámbitos de la vida: personal, social, laboral…

2º. Desarrollo de una intensa capacidad emocional para hacer frente a las dificultades que se planteen en el día a día.

3º. Aprenderemos a escuchar mejor al cuerpo cuando llegue a sus límites y veremos cómo la mente se relaciona con esas sensaciones y emociones. Al llegar a nuestros límites, comprobaremos que no pasa nada, seremos más pacientes y flexibles en las decisiones que tomemos.

4º. Se afianzará la autoestima, confianza y compasión, dándonos tiempo y espacio para explorar el cuerpo, observando cómo evoluciona y crece en cada práctica.

5º. El yoga nos enseña que podemos cambiar la forma de pensar para superar viejos condicionamientos que nos dañan a nosotros y a los demás.

Las posturas de equilibrio suelen ser las más ‘retadoras’, nos ayudarán a afrontar mejor las dificultades, concentrados en una respiración consciente y con una mente abierta y positiva.

Os esperamos en Aomm.tv, cuéntanos qué posturas limitan tu práctica.

logo-aomm-super-pequeño Aomm.tv es la plataforma que te ofrece clases y prácticas guiadas de yoga, pilates y meditación online, para que practiques cuando y donde tú quieras.