¿Yoga o pilates? Mejor los dos

yoga-pilates
Son muchas las personas que nos preguntan qué es mejor: ¿Hacer yoga o pilates? La respuesta es que AMBAS son disciplinas magníficas. En el plano físico, se desarrolla un cuerpo fuerte, flexible, armonioso y sano; en el plano emocional: se alcanza un alto grado de conciencia corporal, elimina ruido mental y disuelve bloqueos y tensiones innecesarios, de los que no somos conscientes la mayoría de las veces. Tal es el panorama, que nos impiden a todos los profesionales dedicados a estas disciplinas, decantarnos por una u otra.

Sin embargo, aunque no nos inclinemos por una u otra, en cuanto a las bondades de su práctica, sí es verdad que dependiendo de cada persona, habrá quién se sienta más atraída por la práctica física y tonificante que aporta pilates, o más realizadas a través del yoga.

Ambas disciplinas tienen notables diferencias, pero son totalmente complementarias, alimentando la una a la otra.

Veamos los beneficios que conllevan la práctica combinada de una y otra disciplina:

1º. INTENSA SENSACIÓN DE BIENESTAR: tanto el yoga como el pilates, comparten que en sus movimientos no hay sufrimiento, es decir, que el cuerpo trabaja de forma que utiliza sus propios recursos, sin someterlo a esfuerzos a los que no está preparado a aguantar. Cada uno llega hasta donde puede y eso, está bien.

2º. DESARROLLO DE FUERZA Y FLEXIBILIDAD: parecen dos conceptos opuestos, sin embargo, a través de la fuerza que desarrollamos en pilates y la flexilidad que aporta el yoga, cultivamos un estado de forma muy completo.

3º. AUMENTA EL CONTROL Y LA CAPACIDAD RESPIRATORIA: como ya sabemos, la respiración en las dos disciplinas es uno de sus pilares fundamentales, pero son diferentes. Al combinar la práctica de yoga y pilates estamos desarrollando una herramienta magnífica para usar como fuente de energía en los momentos más difíciles de la práctica, o como vía para lograr un descanso total en mente y cuerpo.

4º. CONCIENCIA CORPORAL: gracias a los “ajustes corporales” que se trabajan en pilates, como: la cintura escapular, la elongación de la columna, la activación del centro (powerhouse) o la colocación de la pelvis… podemos lograr un mayor control y alineación corporal en las posturas de yoga más complejas, o aquellas que más nos cuestan.

5º. MEJORA LA SALUD: el hecho de ser tan conscientes de nuestro propio cuerpo, nos abre la puerta a descubrir cuáles son sus necesidades, y entre ellas está la alimentación. Cuando practicamos yoga y pilates, el cuerpo no nos pide alimentos hipercalóricos, con grandes cantidades de azúcar o grasas saturadas, sino alimentos que nos ayuden a hacer los ejercicios y las posturas que se requieren en cada práctica.

Si queréis indagar sobre qué práctica se adapta mejor a vuestras necesidades, no dudéis en empezar el viaje, os esperamos en Aomm.tv

logo-aomm-super-pequeñoAomm.tv es una plataforma online que te ofrece clases guiadas de yoga, pilates y meditación, para que practiques cuando y donde tú quieras.