Stop ansiedad: consejos para acabar con ella

yogaLa mayoría de los que seguimos Vida Yogui, lo hacemos porque en este blog encontramos muchas soluciones sencillas y prácticas a los problemas cotidianos y molestias físicas, asociadas al frenético ritmo de vida en el que nos atrapa esta sociedad multitarea en la que vivimos.

Hoy queremos abordar uno de los ‘problemas madre’ de los que derivan muchas de las afecciones que ya hemos visto: el insomnio, la tensión en el cuello, las molestias lumbares… Hoy hablamos de: LA ANSIEDAD, entender en qué consiste y qué podemos hacer nosotros para poner freno a ese estado.

¿QUÉ ES?

Es una respuesta que tenemos todos los seres humanos, también los animales, cuando nuestro cerebro registra que hay un peligro que pone en riesgo nuestra supervivencia.

Hasta aquí, todo normal, pero ¿qué ocurre si nuestro cerebro interpreta como peligroso para nuestra supervivencia algo que realmente no lo es?

¿POR QUÉ SUFRIMOS TANTO EN ESTADOS DE ANSIEDAD?

Para entenderlo bien, podríamos decir que hay “dos tipos de ansiedad”:

-la positiva: como una consecuencia de peligros reales para nuestra vida y beneficiosa porque nos hace reaccionar para buscar una solución.

la negativa: que responde a miedos que sólo están en nuestra imaginación, nos bloquea y nos incapacita para tomar una decisión y poder ver la realidad tal cual es.

*Por ejemplo: estamos metidos en un atasco y con pocas posibilidades de llegar a tiempo a la reunión que teníamos programada dentro de 15 minutos. Nuestro cerebro inmediatamente envía síntomas de ansiedad, como si hubiese un peligro real para nuestra vida. Sudoración, taquicardia, palpitaciones, cierre en el estómago, falta de aire… hay más de cuarenta síntomas relacionados con la ansiedad, y esto es maravilloso si el peligro es real, pero es un gran problema si no lo es.

La ansiedad se produce como consecuencia de la dificultad a la hora de adaptarnos a los cambios que se van produciendo en la vida, provocando inmediatamente una serie de síntomas en el sistema nervioso que nos bloquean para seguir adelante.

ALGUNAS IDEAS PARA SALIR AIROSO DE ESTOS ESTADOS…

1-La práctica habitual de meditación es una herramienta magnífica para reconectar con el momento presente. Nos hace más conscientes y nos prepara para ver las situaciones de la vida como son, no como nosotros pensamos que son. Está demostrado científicamente que la práctica habitual de meditación reduce los estados de estrés y ansiedad, produciendo cambios estructurales en el cerebro.

2-La actividad física: practicar cualquier deporte para nuestro cerebro es un gran regalo, vamos a crear un espacio donde poder reconocer nuestras sensaciones corporales y cómo se relacionan con nuestros pensamientos o estados mentales, creando mayor perspectiva de la realidad. Disciplinas como el yoga, son muy favorables para calmar la mente a través de las posturas y la respiración.

3-La alimentación también es un pilar fundamental:

a-.) Debemos evitar estimulantes como el café o las bebidas alcohólicas, los azúcares refinados (bollería industrial y comida basura) o los alimentos fritos…

b-.) Debemos consumir comida natural como, las frutas, las verduras, los frutos secos, pescado y carne fresca… lo que se comería “nuestro tatarabuelo el hombre de cromañón”.

Esperamos que estas sencillas pautas os ayuden, por lo menos, a ser conscientes que no todo lo que pasa por nuestra cabeza es la realidad… Regalémonos el tiempo para parar, observar y respirar.

Namaste.

logo-aomm-super-pequeñoAomm.tv  es una plataforma online que te ofrece clases de yoga, pilates y meditación para que las practiques cuando y donde tú quieras.