Tres propósitos que sí puedes conseguir este año

propositos-2015

Finalizadas las fiestas navideñas, con la resaca y la cuesta de enero encima, de lo que más abunda en los medios de comunicación, gimnasios, consultas de nutrición, academias de idiomas, autoescuelas… son buenos propósitos, esperanzas por recuperar el control de nuestras vidas, física y anímicamente, y estar lanzados para “lo próximo que toca”: ¡la operación bikini!

Desde luego de originales no se nos puede tachar, ya que todas nuestras acciones son ‘de libro’. Además, si a todos estos ‘originales’ propósitos le añadimos que en la grandísima mayoría de los casos, se acaba fracasando, realmente, lo de hacer propósitos por año nuevo no es una buena idea para mantener el ánimo en óptimos niveles de alegría…

Por eso este año nos hemos decidido por hacer unos propósitos que si se vayan a cumplir. Por el momento vamos a empezar por tres:

1-. NO TENER PROPÓSITOS PARA 2015

Si necesitamos perder peso, aprender inglés, a conducir u ordenar el armario del trastero, no escojamos una fecha para ponernos a ello, simplemente, evalúa tu interés para hacerlo y si llegas a la conclusión de que es algo que realmente quieres y necesitas hacer, hazlo y punto.

2-. SONREIR

Parece una bobada de propósito… pero una sonrisa a tiempo, ese acto tan sencillo de estirar la boca hacia los lados, nos puede salvar de muchísimas situaciones difíciles, de levantarnos el ánimo en el momento más delicado o mejorar un día que empezó muy negro.

Existen estudios que demuestran que el gesto de sonreír produce efectos positivos en estados emocionales bajos. No se trata de ir poniendo la ‘sonrisa del Joker’ allá por dónde pasemos, pero, por ejemplo, podemos probar un día en nos sintamos con el ánimo decaído a sujetar un lápiz o bolígrafo en la boca y mirar a ver qué pasa… seguramente, notes que el gesto que se ha dibujado en tu rostro manda al cerebro unas ondas de positivismo, y lo que parecía tan oscuro ahora no lo sea tanto.

3-. DORMIR Y DESCANSAR LO QUE NECESITAMOS

Parece una frase hecha, damos por sentado que hay que dormir 8 horas, pero la realidad demuestra que muy pocas personas duermen y descansan lo que el cuerpo necesita. Gran parte de los problemas de ansiedad, estrés, dependencias y desórdenes, vienen por una falta de descanso. Si hay que poner un propósito en nuestras vidas, que sea el de organizarnos para descansar bien.

¿Qué te parecen estos propósitos? ¿Cuáles añadirías tú?

Igualmente, te deseamos un buen año. Namaste.

logo-aomm-super-pequeñoAomm.tv  es una plataforma online que te ofrece clases de yoga, pilates y meditación para que las practiques cuando y donde tú quieras.