videollamada entrevista de trabajo

Foto: Getty

Dónde mirar, qué fondo elegir y otros consejos para salir airoso de una entrevista de trabajo por videollamada

Las entrevistas laborales a distancia cada vez son más habituales en los procesos de selección. Una experta nos explica cómo enfrentarse a ellas.

La necesidad de distanciamiento social y el auge del teletrabajo hacen que cada vez sea más habitual que las empresas convoquen a los candidatos por videollamada. Una herramienta que ya estamos habituados a utilizar en contextos distendidos con amigos o compañeros de trabajo, pero ¿cómo debemos utilizarla correctamente cuando está en juego un puesto de trabajo?

Pensando en aquellas personas que deban enfrentarse por primera vez a un encuentro de este tipo hemos elaborado, con la ayuda de una experta en selección de personal, una pequeña guía con varios aspectos a tener en cuenta.

No infravalores este tipo de encuentros

“Lo primero que tenemos que tener en cuenta”, explica Rosa Urraca, Talent Acquisition Partner, es “que una entrevista por videollamada tiene el mismo valor y peso ante una toma de decisiones que una entrevista presencial, por lo tanto la importancia que le debemos dar debe ser la misma y no infravalorarla en ningún momento a pesar del medio que utilizamos para comunicarnos con nuestro interlocutor (en este caso entrevistador)”.

Por lo tanto, al igual que hacemos antes de una prueba presencial, debemos prepararnos a conciencia antes de que llegue el momento o incluso aumentar “nuestro interés y motivación para que la barrera interactiva no sea tal barrera”, señala la experta en Recursos Humanos.

Ensaya la mirada y el lenguaje corporal

“Si no estamos acostumbrados a utilizar este medio, es recomendable visualizarse previamente para estar seguros de cómo nos observa el entrevistador y de que nuestra imagen quede bien encuadrada en la pantalla”, apunta Urraca.

En ese sentido hemos de situar la cámara a la altura de los ojos y acostumbrarnos a dirigir la mirada al frente en lugar de hacia abajo, un error muy habitual en estos casos. También es aconsejable prestar atención a nuestro lenguaje corporal y, ya que vamos a estar sentados, mostrarse erguido. “Al igual que en una entrevista presencial, los aspectos claves para que podamos llevarla a cabo con éxito son, por una parte, la seguridad que manifestemos (mirar a los ojos del interlocutor, postura erguida o serenidad) y que esta vaya unida a una seguridad en la transmisión de nuestras ideas y conocimientos”, explica Urraca. Por otro lado, debemos mostrar motivación por el puesto de trabajo o el proyecto al que estamos optando y ésta “se verá manifestada, de manera natural, en una expresión facial y corporal ilusionante, positiva y apasionada”.

Elige un lugar neutro para ubicarte

En una entrevista por videollamada todo lo que aparezca en pantalla será susceptible de ser juzgado así que no está de más dedicar un tiempo a probar distintos encuadres y qué impresiones pueden causar estos en nuestro interlocutor. Lo ideal es situarse sobre un fondo neutro que no distraiga la atención de lo importante. La iluminación también es un factor a tener en cuenta. En este caso debemos tratar de que incida de frente sobre nosotros y evitar el contraluz. Los profesionales también aconsejan situarse a una distancia media y bien centrados.

Algunas plataformas de videollamada como Zoom o Teams permiten modificar el fondo de la videollamada para simular otro escenario distinto al que nos encontramos. En este caso, al tratarse de una entrevista de trabajo y no una reunión más informal, Urraca indica que quizás es mejor optar por una estancia concreta y no un entorno ficticio: “Considero que es más real estar ubicado en un espacio que aporte naturalidad, pero al mismo tiempo ‘neutralidad’ para que el entrevistador no se vea influenciado por lo que transmita la estancia donde nos encontremos”.

Adapta tu vestuario al estilo de la empresa

Que no vayamos a acudir a la sede de la compañía no quiere decir que no debamos planificar la ropa que llevaremos puesta durante la entrevista. Según Urraca lo que debemos hacer es “analizar el puesto de trabajo para el que optamos y vestirnos acorde al mismo. Para ello buscaremos información previa de la empresa, sus empleados, etc. y, si no podemos tener acceso, cuidar al máximo la impresión que generamos al interlocutor”.

Además de adaptarnos al estilo de vestimenta de la empresa en cuestión –más o menos formal– también se ha de tener en cuenta que vamos a colocarnos frente a una cámara. Es recomendable, por ejemplo, evitar prendas de rayas que provoquen el temido efecto moiré o los colores demasiado oscuros que tienden a absorber la luz.

Ten un Plan B ante un posible contratiempo

Durante la pandemia, con el aumento de los encuentros por videollamada, se han sucedido las imágenes de interrupciones caseras de entrevistas o reuniones. La experta en Recursos Humanos indica que si nos enfrentamos a una entrevista de trabajo “debemos, por todos los medios, evitar que esto suceda controlando todos los factores que entran en juego: preparar previamente la conexión, reservar ese tiempo para estar solos sin interrupciones, etc”.

Aun así es posible que falle, por ejemplo, la conexión a Internet, así que “lo ideal es estar preparados para que pueda ocurrir y ofrecerle al entrevistador otro medio para poder suplirlo: entrevista telefónica, vía WhatsApp, otras plataformas disponibles… Es decir, proponer de manera activa una solución rápida para que el entrevistador no deje de valorar nuestro interés en todo momento por ese puesto de trabajo o proyecto”, explica Urraca.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa