Cinco soluciones para evitar rozaduras en los muslos este verano

La rozadura de muslos puede ser muy incómoda, pero hay remedios para combatirla.
La rozadura de muslos puede ser muy incómoda, pero hay remedios para combatirla.

¡Hola a todos desde Barcelona! ¿Que tal la semana?

El verano se acerca, el calor comienza a hacer acto de presencia y aumentan las ganas de llevar prendas mas fresquitas. En mi caso, el buen tiempo siempre ha sido sinónimo de llevar vestidos y supongo que muchas de vosotras también aprovecharéis la situación para llevarlos.

Lamentablemente se presenta una problemática bastante obvia y es que a algunas nos rozan los muslos, sÍ y no solo a las gordas, a muchas mujeres les pasa esto y para las que lo sufrimos resulta ser un auténtico suplicio.

Andar durante horas y tener los muslos en carne viva por la fricción es algo que he sufrido desde bien pequeña. Las circunstancias me han llevado a buscar miles de soluciones para combatir las quemaduras, la mayoría no han surgido efecto y por eso he reducido la lista a 5 soluciones que a mi me han salvado en diversas ocasiones. Como digo, es algo que a mi sí me soluciona pero puede ser que las probéis y no os funcionen.

Ahora que la época de BBC está al caer y muchas queremos despojarnos de las medias transparentes e ir con la pierna al aire, estas son cinco soluciones viables para enfrentarnos al problema.

1- Labocane43874_l1

Para aquellos que no conozcan el producto, Labocane es un gel activo anti-escozor que crea una barrera que protege la piel y no solo evita la rozadura sino que calma la zona afectada por esta. No es un remedio que utilice con asiduidad pero si es cierto que me ha salvado de algún que otro apuro y en su momento sí surgió efecto. Sinceramente no lo recomendaría para un día demasiado ajetreado dado que por el movimiento de los muslos y el sudor el producto acaba desapareciendo y las rozaduras vuelven a la acción.

2- Pantalones braga-fajaassets-by-spanx-la-faja-de-las-estrellas-xl-fantastic-firmer-636101-MLM20282280253_042015-O

Este es el remedio que más soluciona mi problema cuando llevo vestidos muy cortos. Normalmente suelo comprarlos en mercerías locales y resultan bastante económicos. Favorecen mucho la figura y son muy disimulados si el vestido en cuestión es ajustado. La pata es corta y no se enrolla en la ingle y a pesar de tener el efecto faja no aprietan en absoluto, estilizan bastante y el tejido no da nada de calor. Súper recomendables.

3- Mallas cortas de Decathlonbig_24cca603cac54a54bdd4f49a3340c259

Diréis,¿Pero estas no son iguales que las anteriores? A pesar de que la forma es bastante similar, se trata de unas mallas cortas de deporte, el tejido es mucho mas grueso y por lo tanto da un poco más de calor. Tengo un par de mallas de este modelo y estoy encantada con ellas, son económicas, duraderas y muy cómodas para el día a día. Hay que tener en cuenta que no tienen el efecto faja y por lo tanto estilizan menos que el modelo anterior, no es la opción mas estética pero resulta efectivo de cara al problema.

4- Body-faja00111014493537_10P1_600x759

La opción mas cara de la lista. Yo tengo un modelo de la marca Spanx (parecido al de la foto) y realmente estoy encantada. Nunca pensé que una faja podría serme tan útil en el día a día. Resulta muy cómoda porque es una única pieza que cumple varias funciones y además, gracias a la pata evitamos las rozaduras. Os puedo asegurar que es una buena inversión, yo tengo una que compré hace dos años y sigue como nueva. Idónea para vestidos muy ajustados, estiliza mucho, moldea muy bien la figura aunque la única pega es que al ser una pieza completa da un poco de calor.

5- Bandelettesgallery-1436263083-bandelettes

Sin duda la elección mas estética de la lista aunque para mi gusto, no la mejor. Tienen el mismo sistema que las medias autoregentes; llevan una tira de silicona tanto en la parte superior como en la parte inferior para que no se muevan. Hay opción de comprarlos de encaje o lisos, que son lo que tengo yo (al andar prefiero no notar la textura del encaje). Suelen medir de 10 a 15 cm de largo y podéis encontrarlos en negro, nude o blanco (aunque últimamente he visto que han sacado de más colores).

¿Por qué digo que no me parece la mejor opción? Como veis en la foto cubren gran parte de la zona superior del muslo pero la ingle queda descubierta y en mi caso sigue rozando y provoca quemadura igualmente. Muy recomendable para ocasiones en las que nos decantamos por prendas mas cortas y para jornadas de menos ajetreo. Además, no son nada caras, duran bastante y hay en mucha variedad de talla. Si quieres hacerte con unas visita el siguiente link 

¿Qué os parecen estos cinco remedios para evitar las rozaduras? ¿Conocéis alguno más que os surja efecto? Si es así no dudéis en comentar.

Un saludo y hasta la próxima entrega.

Ana.

BLOG

INSTAGRAM

TWITTER

FACEBOOK