Vividoras, humor bruto y épica familiar: las tres escritoras en las que se refugia Jia Tolentino

La periodista del New Yorker y fenómeno editorial por su libro de ensayos Falso Espejo recomienda a tres autoras indispensables en su forma de ver el mundo.

Vividoras, humor bruto y épica familiar: las tres escritoras en las que se refugia Jia Tolentino

Jia Tolentino, fotografiada en su casa en Nueva York. Foto: Elena Mudd

El Falso Espejo de Jia Tolentino (Toronto, 1988) fue uno de los libros favoritos de Barack Obama de 2019 y es uno de los fenómenos indiscutibles de 2020. Apodada como la Joan Didion de las millennials, la periodista del New Yorker –que pasó por Jezebel y The Hairpin– pone sobre la mesa el autoengaño de su generación a través de un conjunto de celebrados ensayos. Textos que van desde un análisis de nuestro yo en el nuevo internet, a cómo el feminismo ha apartado la autocrítica en el curioso caso del culto a las mujeres difíciles en la última década, un análisis introspectivo sobre las conexiones que ha vivido entre el MDMA y el culto religioso –se crió en una megaiglesia en Texas– o qué sacó de su participación en un reality televisivo a los 16 años.

Hace unas semanas, preguntamos a la autora del momento qué tres autoras recomendaría a un desconocido y esto fue lo que nos contestó.

Eve Babitz  

«Nadie escribe sobre el placer como Eve Babitz. Abre uno de sus libros. Te recomiendo comenzar con El otro Hollywood (Literatura Random House, 2018) y luego sumergirse en Slow Days, Fast Company (NYRB, 2016). Serás transportado instantáneamente al encanto exuberante, contaminante e interminable de Los Ángeles en los años setenta: serás joven y todos son peligrosamente guapos, y las drogas fluyen como el champán y todo huele a jazmín y de alguna manera es un amanecer de lavanda a las cinco y media de la mañana y estás listo para pasar la página y hacerlo todo de nuevo. El trabajo de Babitz a menudo se puede sentir como ligero, y es precisamente por eso por lo que no debe subestimarse: crear esa sensación de falta de esfuerzo requiere un tipo singular de trabajo».

Min Jin Lee

Hace un par de años, estuve lo más cerca del fin del mundo que uno pueda imaginar, en el Parque Nacional Torres del Paine en Chile. Todo a mi alrededor era asombroso: lagos turquesas y prados color esmeralda y temibles montañas nevadas, elevándose en un cielo imposiblemente ancho. Y aunque solo estuve allí por un breve tiempo, tuve que luchar para mirar el paisaje, porque estaba leyendo la novela Pachinko (traducido aquí por Quaterni, 2018) de Min Jin Lee. Normalmente no gravito hacia la ficción histórica, pero esta novela me abrió un universo de una forma que se sentía anticuada (se expande como Tolstoi) pero en términos de sensibilidad moral, es brillantemente contemporáneo y nuevo. Ten cuidado: si empiezas este libro, no podrás pensar en otra cosa hasta que lo hayas terminado.

Samantha Irby

Si eres una mujer con un gran sentido del humor y lees a Samantha Irby, te reirás tanto que correrás el riesgo de cagarte en los pantalones. Irby comenzó como blogger, y su trabajo (prueba como su segunda colección de ensayos We Are Never Meeting in Real Life –Vintage, 2017–) recoge todo lo maravilloso de Internet: la franqueza sin filtro, la forma en que puedes sentir una intimidad impactante con un extraño y descarta todo el tedio y el postureo que a menudo encontrarás online. La personalidad de Irby a menudo es irritable, ansiosa y misántropa, pero su trabajo irradia generosidad, brillantez y amor.

 

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa