Te explicamos qué es el ‘sprunch’, el nuevo ‘brunch’, antes de que lo empieces a oír por todas partes

Cuando creías haberle cogido el gusto a la combinación de desayuno y almuerzo, llega una nueva tendencia que añade un plus: el brunch después del spa frente al mar, la montaña o en un entorno urbano de relax.

entradas brunch

Foto: Caroli Health Club

Las mañanas de domingo ya no desayunamos ni comemos: desde hace un tiempo, muchos tomamos el brunch, es decir, hacemos un mix de breakfast y lunch. ¿Y si te propusiéramos ese plan al terminar una relajante sesión de spa y en un entorno paradisíaco? Imposible que los amantes del brunch se resistan al sprunch (spa+brunch), porque la combinación de gastro, bienestar y belleza solo suma, y además se puede hacer de viaje o en la ciudad: cada vez son más los hoteles y spas de ciudad que invitan a sprunchear. Te contamos cómo es el sprunch perfecto y nuestros lugares favoritos.

Antes, un buen spa

Desde The Ritz-Carlton, Abama en Tenerife, proponen comenzar exprimiendo las bondades del spa: “lo principal es darse cuenta de que es un regalo para uno mismo, para descargar estrés y renovar energías”, explica Arianna Calcaterra, directora de marketingy. Antes del circuito de aguas recomendamos un desayuno ligero para no descompensarnos por la alternancia de temperaturas y realizar el recorrido siguiendo los pasos y respetando el tiempo (sobre todo en lugares como una cabina de frío, o la sauna) para activar el sistema linfático y sanguíneo, rebajar la ansiedad, equilibrar el sistema inmunitario y rejuvenecer el organismo.

Que no falte la variedad en la bebida

Según Alfonso García, chef del Hotel Barceló Illetas en Mallorca y pioneros en ofrecer el sprunch partiendo de las delicias autóctonas “no puede faltar el café y el té, el zumo de naranja natural, el agua y el champán o cava para brindar. La idea es que se sirvan tanto las bebidas que se consumen habitualmente en un desayuno como en la comida”, cuenta. Y no olvidemos las aguas con sabores: hidratan y aportan vitaminas y minerales.

En la presentación está la clave

entradas brunch Foto: Hotel Barceló Illetas

La estética tiene tanta importancia como el contenido. “El sprunch entra por los ojos, y para vivir una auténtica experiencia gastro en nuestro hotel lo servimos en una caja que concentra la esencia de la gastronomía mallorquina: tapas de vanguardia, plato principal y postre handmade”, explica Alfonso García.

Superalimentos, al natural

“Aprovechamos los que están presentes en muchas comidas, como semillas, bayas, setas y diversas plantas cuyo contenido en nutrientes es beneficioso para la salud, e incorporamos la quinoa, la cúrcuma y el té matcha”, explican desde The Ritz-Carlton, Abama. Algunos, como el alga espirulina, están avalados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), sobre todo si los consumimos de la manera adecuada: horneados, al vapor o crudos son las mejores opciones.

No todo son huevos benedictinos

entradas brunch

Tierra del Agua (Asturias)

Hay vida sprunch más allá de los clásicos benedictinos, la tostada con aguacate y las tortillas, la idea es partir de platos clásicos y añadir un toque gourmet, adaptándolo a los comensales: a la nueva corriente se apuntan muchas parejas, pero también grupos de amigos o familias, así que también se piensa en sabores fáciles para los pequeños: batidos con frutas, postres homemade que sustituyen el azúcar por sirope de ágave, miel o azúcar de coco, etc.

Abrir boca con algo dulce

“O mejor, que combine el dulce con el salado, como los rubiols de requesón o el yogur de foie con espuma de frambuesa: los contrastes de sabores fuertes rebajados consiguen el equilibrio perfecto en un sprunch”, añaden desde Barceló Illetas.

¡Sí a los smoothies!

Zumos y batidos naturales, orgánicos, con frutas y verduras de temporada y de proximidad, junto a los superalimentos, son clave para ofrecer un desayuno tardío rico, sano, variado y de calidad, porque constituyen una opción fit que aglutina de un plumazo un buen cargamento de vitaminas. Un dato a tener en cuenta: no debemos olvidar que contienen azúcares y que lo ideal es consumir no más de cinco piezas de fruta diarias: dos en el desayuno, una a media mañana y otra después de comer, recomiendan desde los hoteles Barceló: si las añadimos a los batidos, no más de dos unidades.

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa