Sergi López: «Hago teatro para que mi madre vaya a verlo»

Este catalán es uno de los actores europeos más queridos por crítica y público. Ahora se encuentra de gira con la obra 30/40 Livingstone.

Sergi López

Tiene cinco películas pendientes de estreno y una serie de televisión en TV3 sobre el religioso y poeta Pere Casaldáliga. Ahora está de gira con la pieza teatral 30/40 Livingstone, que ha escrito, dirigido y protagonizado junto al también actor, director y autor Jorge Picó. Hoy, sábado, este relato sobre el encuentro entre un animal y un hombre de la ciencia llega al Corral de Comedias de Alcalá de Henares, y del 20 de noviembre al 8 de diciembre estará en el madrileño Teatro de la Abadía.

Pese a acumular tantos proyectos, Sergi niega tener mucho trabajo. «Últimamente he hecho cosas muy pequeñas en distintas películas y en España, algo infrecuente, ya que suelo trabajar mucho más en Francia. Pero como lo mío es vocacional lo vivo como un privilegio».

¿Cómo selecciona los proyectos?

No elijo los personajes porque tengan más minutos o sean más relevantes. Debo creer en el proyecto. La historia es más importante que mi carrera.

¿Cómo surgió la colaboración entre Picó y usted?

Nos conocimos en 1990 en París, en la escuela de Jacques Lecoq. Desde entonces nos entendemos bien. Somos muy distintos pero nos une el rigor, aunque al final siempre nos sale el humor. Llegar a La Abadía ahora nos hace ilusión porque su director, José Luis Gómez, también fue alumno de Lecoq.

Ustedes definen 30/40 Livingstone como un «espectáculo de humor, tenis y antropología». Deme alguna razón para ir a verla.

Es una obra que no se parece a nada. Está disfrazada de comedia porque hay mucho humor y la gente se ríe. Pero tiene un punto extravagante, con un lenguaje surrealista. Ambos nos pasamos toda la obra preguntando si un personaje es un ciervo o un hombre…

¿En qué idioma prefiere trabajar?

Escribo en catalán, pero siento igual en francés, catalán o castellano. Esta obra la he representado en los tres idiomas y no hay diferencias. Nuestro teatro tiene pretensión de ser popular, de llegar a la gente. No soy un intelectual elitista: hago teatro para que mi madre venga a verlo.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa