Regalos de diseño: cuatro estudios de interiorismo eligen

Cousi, Tristán Domecq, Marta de la Rica y Jean Porsche aconsejan obsequios con los que acertar estas Navidades. ¿Las claves? Sorprender y arriesgar.

Regalos de diseño: cuatro estudios de interiorismo eligen

Alicia Martín y Alba Hurlé (Cousi Interiorismo) buscan «dar un toque especial» con sus regalos. Foto: Antártica

A la hora de hacer un regalo deco muchas veces prima la utilidad. Pero también hay espacio para la sorpresa y el humor, recuerdan estos cuatro estudios de interiorismo punteros.

COUSI INTERIORISMO

En 2019 Alicia Martín y Alba Hurlé celebrarán el décimo aniversario de su negocio. Se conocieron trabajando en un estudio de arquitectura y en 2011 llegó su gran proyecto: Ten Con Ten, en Madrid, que se convirtió en el sitio de moda. «Entonces no era tan habitual como hoy que los restaurantes contratasen a un interiorista», reconoce Alba. Fue el inicio de su idilio con la restauración. Ahora acaban de abrir Lateral Málaga; el segundo local en Madrid de Cristina Oria; el Mercado de Correos en Murcia…

Candelabros de BERENIS ANTICUARIO (305 € pequeños y 425 € grandes); colcha (285 €) y cojines (69 €/u) de LO DE MANUELA; cubertería de plata antigua de CRISTINA ORIA (890 €); alfombra de PIETRA CONCEPT STORE (150 €); y espejos en caña de bambú italianos de los años sesenta, de JON URGOITI (4.000 €). ‘Looks’ de MARMOTT STORE (@marmott_madrid). Foto: Antártica

No paran. «Nos gusta diseñar restaurantes porque son proyectos muy expuestos», señala Alicia. «Aunque ahora mismo hacemos fifty fifty viviendas y restaurantes, y hoteles en Cancún, Barranquilla y Madrid», repasa Alba, en cuya casa se hace la sesión fotográfica. Allí dominan los materiales naturales y la iluminación cálida, sus sellos. «Intentamos utilizar todo lo auténtico», dice Alba. Y lo aplican a la hora de regalar diseño. «Nos encanta que no se lo esperen», añade. «Sí. Tú conoces a la persona y la vas a sorprender con algo que no se imagina», concluye Alicia.

Para Tristán Domecq, la exclusividad es clave. Foto: Antártica

TRISTÁN DOMECQ

Antes de dedicarse al interiorismo, Tristán Domecq trabajaba en Inditex como product manager de Uterqüe. «El cambio vino porque quería hacer algo por mi cuenta y el campo del interiorismo y las obras me gustaba desde pequeño, tenía tíos arquitectos, mi madre es decoradora…», explica este vigués afincado en Madrid. En 2012 decidió volcarse en esta pasión. «Me compré una casa y la diseñé. Me cambio habitualmente, llevo unas 14 mudanzas», dice sentado en la cocina de su piso de la calle Mayor de Madrid, su residencia actual.

Tristán Domecq elige Ferrari, de TASCHEN (5.000 €), «de edición limitada»; vela de TOILETPAPER para SELETTI (50 €), «el toque excéntrico y colorido»; escultura de MESTIZO STORE (970 €), «una pieza única»; platos de COMPAÑÍA DE INDIAS, de los anticuarios del Rastro de Madrid, en GALERÍAS PIQUER (c. p. v.); y manta de EZCARAY para MATARRANZ (180 €), «más grande de lo normal, te envuelve los pies». Foto: Antártica

En él conviven antigüedades y piezas modernas. La mezcla marca su estilo: «Uso las plantas, el verde, para completar el atrezo; materiales naturales, piedra, madera…». La mayor parte de sus proyectos son residenciales, pero ahora ultima las bodegas LAN de La Rioja. «Tengo en cuenta las necesidades del cliente, y luego intento que se conviertan en algo bonito, además de práctico», subraya. Para obsequiar, afirma, hay que atreverse: «El criterio es regalar lo que sé que el otro no se va a comprar. Y no es una cuestión de dinero, a veces hay algo que vale 20 euros pero nunca te comprarías y si te sorprenden con ello es un acierto».

El universo de Jean Porsche (arriba) invita al humor y la provocación. Foto: Antártica

JEAN PORSCHE

«Mi máxima es que tienes que hacer que tu casa sea divertida. Siempre digo que hay que aprender a vivir bonito, con piezas que te alegren la mirada», sostiene el arquitecto mexicano afincado en España desde 2004 Jean Porsche. Su tienda-estudio, The Interiorlist, que abrió en 2013 en la calle de Santo Tomé, del barrio madrileño de Justicia, es un gabinete de curiosidades que se amplía ahora con un nuevo espacio en Ortega y Gasset. «Me gusta entender cómo quiere vivir el cliente. Hay que hablar con él, ser su psicólogo», reflexiona.

Cuadro de SIMÓN SAHIB para GUNTER GALLERY (170 €); cubo de EICHHOLTZ (363 €), «con el cristal ves el mundo distorsionado»; escultura de JAIME HAYÓN para LLADRÓ (540 €), «una pieza fetiche, con su locura infantil»; bote de JONATHAN ADLER (150 €); y lámpara de EICHHOLTZ (471 €). Lleva jersey de HERMÈS. Foto: Antártica

El humor y los estampados geométricos son recurrentes en sus proyectos. «Arriesgo con el color, no tengo miedo, el estampado fuerte me caracteriza», explica. Se refleja en proyectos como el restaurante Coque, de los hermanos Sandoval. Para él es fundamental divertirse, tanto decorando como regalando: «Un obsequio debe reflejar la personalidad del que lo hace, pero pensando en quien lo recibe».

Marta de la Rica invita a regalar piezas que despierten una afición. Foto: Antártica

MARTA DE LA RICA

«El regalo bien hecho es el que sabes que le va a encantar a una persona, pero no se atreve a comprarlo», asegura Marta de la Rica. Estudió Arquitectura de Interiores y al finalizar, en 2009, montó su estudio en un bajo de Cruz del Rayo (Madrid). «Este espacio ha evolucionado, ahora es un laboratorio en el que trabajamos seis personas», señala. La luz inunda el lugar, lleno de muestras y materiales de trabajo.

Platos de FORNASETTI (160 €/u); cuadro de ANKE BLAUE (2.500 € a 8.000 €); libro de BILL WILLIS (Majorelle, 83 €), «el decorador de YSL en Marrakech»; jarrones de PAOLA PARONETTO (98 € y 104 €), «con unos colores maravillosos»; y consola de palmeras de MAISON JANSEN (8.500 €), «una pieza vintage». Foto: Antártica

«Me apasiona el objeto, crear escenas», indica. Define su estilo como «actual, moderno, ecléctico, lleno de color, con detalles muy cuidados y atrevidos» y cree que el interiorismo es «el arte de encontrar la armonía entre piezas muy distintas». Las viviendas particulares son su fuerte, pero también se ha aventurado con proyectos de restauración, como el reciente Noname Bar de Claudio Coello, en Madrid.

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa