Los hermanos Ray y Dave Davies formaron en 1963 la banda británica The Kinks. Foto: Getty

¿Quiénes eran la Roxanne de Police y la Lola de los Kinks? Las rocambolescas historias detrás de 10 canciones con nombre de mujer

El himno escrito por Ray Davies, de The Kinks, dedicado a un ligue que "caminaba como una mujer pero hablaba como un hombre", cumple medio siglo el 12 de junio. Se suma a otros clásicos con nombre femenino, de 'Lucía' a 'Aline'.

  • Foto: Getty

    1 de 10

    Lola (The Kinks). Los hermanos Ray y Dave Davies crearon su banda de rock en 1963 en Muswell Hill, al norte de Londres. El 12 de junio de 1970 lanzaron este tema que ahora celebra su 50 aniversario –se ha creado el hashtag #LolaDay y una programación llena de actividades este día para conmemorarlo– convertido ya en todo un clásico. Fue el primer sencillo de su álbum Lola versus Powerman and the Moneygoround, Part One. Pero ¿quién es Lola? La canción, escrita por Ray Davies, describe el encuentro con ella: "La conocí en un club del Soho", "Vino hacia mí y me invitó a bailar", "Me apretó tan fuerte que casi me rompe la columna", "Caminaba como una mujer y hablaba como un hombre"...  Él mismo explicó que se había inspirado en una aventura del mánager del grupo en aquella época, Robert Wace, que una noche ligó con un travesti a quien luego Davies bautizaría como Lola. Pero existe otra versión de la historia: el batería de la banda, Mick Avory, aseguró que fue él quien dio la idea para el tema, puesto que solía frecuentar clubes secretos con drag queens y trans en el oeste de Londres.

  • Foto: Getty

    2 de 10

    Roxanne (The Police). "Era la primera vez que veía prostitución en las calles y esas aves eran realmente hermosas. Tenía una melodía en mi cabeza y me imaginé estar enamorado de una de esas chicas". Así recuerda el propio Sting en su web cómo surgió una de las canciones más coreadas de Police. En ella, le pide a Roxanne que olvide la calle y se vaya con él: "Roxanne, no tendrás que volver a encender la luz roja, esos días han acabado. No tendrás que vender tu cuerpo a la noche". Fue el segundo single de su primer álbum, Outlandos d'Amour, de 1978, y al vocalista se le había ocurrido la idea un año antes, en 1977: la banda había viajado para actuar en París y habían acabado en una pensión del barrio rojo, donde Sting vio por primera vez a las mujeres de la calle. También vio un cartel de la obra teatral Cyrano de Bergerac y justo de ahí viene el nombre que eligió para su imaginaria protagonista. "Roxanne fue la mujer de Alejandro Magno y la novia de Cyrano, el nombre tiene una cualidad emotiva", aseguró al explicar el tema.

  • Foto: Getty

    3 de 10

    Gwendolyne (Julio Iglesias). "Quizás Gwendolyne aún recuerdes el tiempo de aquel nuestro amor aún te acuerdes de mí". Con estos versos, el cantante madrileño quedó cuarto en el Festival de Eurovisión celebrado en 1970 en Ámsterdam. Solo un par de años antes había debutado en el Festival de Benidorm con La vida sigue igual. Él había estudiado Derecho y jugó como portero en el Real Madrid, pero un accidente de coche sufrido el 22 de diciembre de 1962 frustró su carrera futbolística y lo empujó a escribir canciones. Así surgió Gwendolyne, que no está dedicada a una mujer ficticia, sino a un muy real primer amor, según el propio cantante contó en sus memorias transcritas por Tico Medina, Entre el cielo y el infierno. Allí cuenta cómo marcó esta mujer al eterno conquistador: “Gwendolyne fue muy importante en mi vida. Era la primera vez después de mi accidente. Y era mi primer amor en libertad. Gwendolyne era hermosa, muy hermosa. Era de una familia noble de exiliados rusos". Hay quien ha dado más detalles, aunque las especulaciones no han sido confirmadas: que se trataba de una joven francesa de 21 años, que su apellido era Bollore y que se conocieron durante la época que él pasó en Cambridge para aprender inglés tras su accidente, cuando por las noches cantaba temas de Tom Jones en un pub.

  • Foto: Getty

    4 de 10

    Lucía (Joan Manuel Serrat). Parece ser que tras este tema incluido en el álbum Mediterráneo, de 1971, también se esconde una vieja historia de despecho. "Sufrí por amor al escribirla", ha reconocido el discreto Noi del Poble Sec. "La más bella historia de amor que tuve y tendré", dice la canción, y según reveló el cantautor Santiago Feliú, de la Nueva Trova Cubana, Serrat le confesó que había intentado que Lucía no se casara con otro: "Le hice una maldad a aquella muchacha, y es que la llamé por teléfono el día de su boda", recuerda que le contó, porque seguía enamorado de ella. El productor René León, muy ligado a la carrera latinoamericana de Serrat, ha dado más detalles sobre la protagonista del tema: "Lucía se la compuso a una azafata de Iberia, allá por los años setenta, ochenta (...) cuando era un auténtico galán conquistador, impactante para el género femenino". No es la única canción con nombre de mujer que ha cantado Serrat: nadie olvida Penélope, compuesta junto a Augusto Algueró en 1969. En sus directos ha dicho que con ella quería revisar, y actualizar, la historia de la mujer de Ulises narrada en la Odisea de Homero.

  • Foto: Getty

    5 de 10

    Billie Jean (Michael Jackson). El productor Quincy Jones no quería que este tema fuera incluido en el álbum Thriller, de 1983, pero Jacko ganó la puja, fue el segundo single del disco y uno de sus grandes éxitos. Él también fue quien insistió en mantener el título, pese a que Jones argumentaba que la gente podía creer que estaba dedicado a la tenista Billie Jean King y apostaba por el nombre Not My Lover (por el estribillo, "Billie Jean is not my lover, she's just a girl who claims that I am the one, but the kid is not my son"). En realidad la canción no habla de la jugadora de tenis que ganó 39 títulos de Grand Slam, sino que es un retrato genérico de las groupies que solían acosar a The Jackson 5, según relató el cantante: "Billie Jean es anónima. Representa a muchas chicas a las que llamaban groupies en los sesenta. Te esperaban en el backstage y querían tener relaciones con cada banda que iba a su ciudad. Escribí esta canción basándome en la experiencia con mis hermanos cuando era pequeño. Había muchas Billie Jeans, chicas que aseguraban que tenían un hijo de uno de mis hermanos". Pero su biógrafo J. Randy Taraborrelli aseguró que Billie Jean no era nada ficticia, sino una mujer muy real que acosó por correo durante años al rey del pop, le reclamaba la paternidad de su hijo e incuso llegó a enviarle una pistola, incidente tras el que acabó ingresada en un psiquiátrico.

  • Foto: Elefant

    6 de 10

    Suzette (Los Flechazos). El grupo leonés lanzó en 1990 su disco Preparados, Listos, Ya!, que incluía este tema dedicado a Crêpe Suzette, una modista británica que había sido novia del novelista Colin MacInnes, autor de la Trilogía de Londres. El propio líder de la banda, Alejandro Díez/Álex Cooper, ha confirmado a quién está dedicada la letra de su canción: "Suzette es la protagonista de Absolute beginners, que en España se llamó Principiantes y que era una novela de la trilogía londinense del autor Colin MacInnes". "Nació cuando la guerra iba a acabar y las calles del Soho son su hogar. Ella no es para ti, las chicas listas saben elegir", decía la canción. Pero años después, Suzette sí acabó con el novelista, según ella misma relató: "En aquella época en la que el Soho era toda una ebullición de cultura pop yo ya apuntaba maneras. Y la verdad es que tenía todo el tiempo del mundo, no sé por qué decían lo contrario, pero vi tan claro un matrimonio de conveniencia con un milloneti que no me lo pensé dos veces. Aunque en realidad yo siempre supe que mi vida siempre iba a estar al lado de Colin".

  • 7 de 10

    Aline (Christophe). El baladón del cantante francés fallecido a causa del coronavirus el pasado abril –que Wes Anderson ha elegido como parte de la banda sonora de su próxima película, The French Dispatch fue la indiscutible canción del verano en 1965 en Francia. Ese amor estival con sabor a sal y a despedida –el tema arranca en la playa, diciendo "Había dibujado sobre la arena su dulce rostro que me sonreía"– nació en la Costa Azul, según relató Paris Match, que en el año del lanzamiento del tema fotografió a Daniel Bevilacqua (nombre real del artista) con la joven rubia afincada en París que había inspirado su composición. Según la revista, se conocieron cuando él actuaba en discotecas de la zona y ella estaba allí de vacaciones. Otras versiones de la historia sugieren que la verdadera Aline era la ayudante del dentista del cantante, y que él eligió su nombre por la sonoridad del mismo, sin mediar romance alguno.

  • 8 de 10

    For Emma (Bon Iver). Dice Justin Vernon, creador del grupo indie Bon Iver, que "Emma no existe realmente", pero sí existió, fue una de sus novias, Sara Emma Jensen. Lo que el cantautor quiere dar a entender es que su disco de 2007, For Emma, Forever Ago, no está dedicado a esa Emma en concreto, sino a todas las relaciones que acabaron y marcaron su vida. "Ese álbum no era sobre una mujer, sino sobre seis años de antiguas relaciones y de dolor que continuó creciendo", ha explicado. Fue escrito tras una crisis personal, cuando el autor se apartó del mundo y se refugió en una cabaña de madera en el noroeste de Wisconsin, donde talaba árboles y cazaba su propio alimento. Justo antes había cortado con su novia de la Universidad de Raleigh, Christy Smith, y dejado su grupo, DeYarmond Edison. La crisis fue creativa, y se tradujo en un álbum de nueve temas que se convirtió en el éxito inesperado que lanzó su carrera.

  • 9 de 10

    Lady Laura (Roberto Carlos). El de Laura ha sido uno de los nombres más cantados: Ray Peterson entonaba en 1960 Tell Laura I love her, Nek triunfó en 1997 con Laura no está, el Amo a Laura de Los Happines se viralizó en 2006... Y en 1978 el brasileño Roberto Carlos creó Lady Laura, un clásico instantáneo para corear su estribillo a pleno pulmón: "Lady Laura, abrázame fuerte, Lady Laura, y cuéntame un cuento, Lady Laura, un beso otra vez, Lady Laura". Fue un gran éxito y su disco Roberto Carlos batió récords de ventas. La tan mencionada Laura no era otra que su madre, Laura Moreira Braga, una discreta costurera que falleció en 2010, a los 96 años. En el funeral, el cantante interpretó esta canción, que le había escrito para agradecer su apoyo y su guía durante sus inicios. Lady Laura era el nombre cariñoso con el que se dirigía a ella.

  • 10 de 10

    My Sharona (The Knack). Doug Fieger, guitarrista y vocalista de la banda estadounidense, le dedicó su tema más conocido a su novia de aquella época. Cuando se conocieron Sharona Alperin tenía 17 años, nueve menos que Fieger, y estudiaba en la Fairfax High School de Los Ángeles. Tardó un tiempo en aceptar salir con el músico, a quien se encontraba en conciertos. Al final, cuando ella ya tenía 19, se hicieron novios y Fieger le escribió una canción. Ella misma recuerda el primer ensayo de la banda en el que escuchó el tema: "Un día, en mi hora de la comida salí de la tienda de ropa donde trabajaba y fui a verlos al local. Uno de ellos dijo '¿Se la tocamos?' A la vuelta al trabajo no podía parar de pensar '¿Acabo de escuchar una canción que lleva mi nombre?". El single, lanzado en 1979, no solo llevaba su nombre: ella era la chica de la portada, cuyo atuendo –una camiseta blanca sin mangas y ajustados vaqueros– se convirtió en el 'estilo Sharona' que imitaban las seguidoras del grupo en sus conciertos. Sharona no llegó a casarse con Doug, pero siempre mantuvieron una buena relación. Ahora ella trabaja como agente inmobiliario en Los Ángeles y su canción no ha dejado de ser un clásico, que en los noventa cobró nueva fuerza al servir de banda sonora de la escena del baile en la tienda de la gasolinera de Reality Bites.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa