Paula Cendejas: «No sé si hubiera podido dedicarme a la música sin Instagram»

Charlamos con la nueva sensación del pop español sobre el día que Maluma reposteó su versión de 'Felices los 4', la importancia de la imagen para un artista o cómo lidia con su incipiente fama.

Paula Cendejas lleva vestido de Miu Miu. Foto: Carlos de la Reina

«No sé si hubiera podido dedicarme a la música sin Instagram», concede Paula Cendejas, la nueva sensación del pop español. Con 24 años ya ha presentado sencillos tan escuchados como Otro lugar o Sal de mi cabeza, ambos producidos por Alizzz, responsable de éxitos como Mala Mujer de C. Tangana. El productor descubrió su voz a través de los vídeos que colgaba en su cuenta de Instagram, en la que se hicieron virales sus versiones de temas como Felices los 4, que llegó a contar con el beneplácito del propio Maluma, intérprete original de la canción. «Me explotaba la cabeza, no podía creer que él me hubiera visto. Me ha pasado también con otros artistas como J Balwin o Karol J y es increíble».

Probablemente sea cierto que sin ese escaparate global que suponen las redes sociales hacerse un hueco en la industria musical hubiera sido más complicado, pero Cendejas «lo hubiera intentado igualmente». La madrileña, que dejó sus estudios en Administración y Dirección de Empresas «cuando las cosas se pusieron más serias» y firmó con el sello discográfico Whoa Music, cuenta que desde que tiene uso de razón ha sabido que quería dedicarse a la música. «Cuando era pequeña iba con mis padres en el coche y me sabía todas las canciones. Cantaba en celebraciones familiares o en el colegio. Estaba en clase de matemáticas y solo pensaba en llegar a casa y cantar. Siempre ha sido algo muy natural en mí, que me ha salido de dentro», explica.

Su temprana pasión musical justifica un talento que brota de forma autodidacta. Entre sus referentes cita sonidos tan dispares como Marisol, Luis Miguel, Los Beatles o Rihanna y rehúye de las etiquetas: «Hoy en día ya no es cuestión de géneros porque hay mucha mezcla. También consumo trap, aunque si lo piensas… ‘¿qué es el trap? ¿y qué es el pop?’ Ahora todo vale y es justo ahí donde los productores y artistas jóvenes tenemos mucho que aportar», reflexiona.

María Díez con blusa de Replay, Cherry Massia con blusa de Silvian Heach y Paula Cendejas con vestido de Silvian Heach. Foto: Carlos de la Reina

Cendejas ha logrado conectar con un público muy joven no solo a través de la música (sus letras hablan de las preocupaciones propias de su edad: «Mirando a ver si estás en línea ya», canta en Sal de mi cabeza), si no gracias a una apariencia moderna que la ha convertido en inspiración estilística para muchos de sus seguidores. «La estética es primordial, debe haber una relación entre lo que haces y tu imagen», considera. La suya viene marcada por el apoyo a jóvenes diseñadores españoles como Palomo Spain, ManéMané o Celia Valverde, sin renunciar a las marcas de lujo de referencia que todos los chavales sueñan con tener en el armario, a saber: Gucci, Off White o Balenciaga. De ahí que muchos de sus fans quieran vestir como ella. «Crear tendencia es importante. Inspirar no solo por el oído, sino teniendo algo especial que te diferencie del resto».

Sus uñas son, sin embargo, su rasgo más significativo. Las lleva largas, larguísimas, como dictan las tendencias y como Rosalía. Aunque ella aclare que ya las lucía así mucho antes. «Es un gusto personalísimo que empezó hace cinco años. Ahora se ha puesto de moda y las lleva Rosalía, pero a mí también me identifican. A veces pienso en cortármelas porque las lleva todo el mundo, pero es que estoy tan acostumbrada que me resultaría rarísimo».

Aunque la joven aún está dando sus primeros pasos en la industria nacional, admite que ya la paran por la calle y que muchos la reconocen gracias a sus vídeos de Instagram. «Lo llevo genial y entiendo que forma parte del trabajo. A veces mis seguidores me dicen que me han visto pero que parecía muy seria y les ha dado cosa pararme. Me da mucha rabia que no lo hagan porque gracias ellos estoy donde estoy», afirma.

La cantante se enfrenta a 2020 con optimismo y nuevos proyectos («no sé si sacaré álbum completo, pero un EP con cuatro o cinco temas habrá seguro») y profetiza un futuro de cambios y sinergias. «Ahora puedes escuchar a Drake cantando con Bad Bunny y eso antes era impensable. Es increíble que artistas estadounidenses colaboren con hispanohablantes. Cada vez habrá más fusión y eso es algo positivo. A mí incluso me escriben artistas coreanos interesados en colaborar conmigo porque dicen que les encanta el sonido latino». ¿Su objetivo en la década que comienza? Ganar un Grammy. «Hombre, qué mínimo», espeta. «Diez años implican mucho trabajo».

* Esta entrevista es la versión extendida de las declaraciones incluidas en el reportaje ‘Gen Digital’, publicado en el número 257 de S Moda, en el que siete jóvenes españolas que triunfan en ámbitos tan dispares como la moda, la literatura o la música, explican cómo han encontrado en Instagram un escaparate global para dar a conocer su trabajo. 

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa