Marsella: una nueva generación ‘Bon Vivant’

Marsella ha sido nombrada Capital Europea de la Cultura 2013. La ciudad se ha rejuvenecido y bulle con la apertura de restaurantes, hoteles, boutiques y galerías de arte.

Mapa Marsella

El uniforme para pasear por esta ciudad portuaria francesa es el chic bohemio. Las sandalias de cuero, los tejidos naturales, el sombrero de paja y las gafas de sol son fundamentales. Los fanáticos de la comida saludable pasean por el barrio de Le Panier, repleto –cómo no– de panaderías y bollerías con productos típicos de la zona: imprescindible comprar un dulce en La Chocolatière du Panier. Para sentarse a descansar está La Charité, un edificio del siglo XVIII ocupado ahora por restaurantes y museos como el de Arqueología Mediterránea. Para salir, hay que ir a la plaza de Castellane en El Prado, por el día es la zona de las librerías y al anochecer suben las persianas locales de todo tipo de nacionalidades.

De obligatoria visita

Frente a Berlín, Ámsterdam o Londres, Marsella se ha convertido en un nuevo destino para la modernidad. Quienes no se quieran perder ninguno de sus nuevos encantos pueden apuntar en su agenda estas direcciones.

DORMIR

– Con los cinco sentidos.
La sorpresa es atractiva. Así lo ven en el hotel Aux Vieux Panier, donde sus seis suites han sido decoradas por grafiteros o artistas gráficos, como Elise Flory –formada con Yamamoto y Alaïa– que firma la habitación Purgatory Palace-Mass Confussion (desde 85 euros noche). auvieuxpanier.com

– La calma del urbanita. Silencio, interior con espíritu danés y exterior mediterráneo en Casa Honoré. Este elegante Bed & Breakfast es propiedad del diseñador Annick Lestrohan (a partir de 105 euros la noche). casahonore.com

Diseño económico. Philippe Starck se retó a sí mismo a crear un segundo hotel que demostrara que el estilo no es cuestión de dinero. El resultado fue su segundo Mama Shelter –el primero está en París–. Este ofrece su lux room para dos personas (desde 89 euros, desayuno y WiFi incluidos). Por algo se ha convertido en el refugio de moda de los modernos europeos. mamashelter.com

COMER Y SALIR

– Sofisticado minimalismo. La comida mediterránea –con el pescado, los gnocchi y el risotto como estrellas de un menú de 70 euros, sin vino– ha hecho del nuevo y coqueto restaurante Le Grain de Sel toda una referencia. Su éxito ha hecho que se deba reservar con semanas de antelación. legraindesel.net

– Comida rápida ‘gourmet’. Todo el mundo merece saltarse la dieta y en Marsella se hace en L’Aromat. Su chef, Sylvian Robert, es la autora de la suculenta hamburguesa Bouillabaisse. Un plato que incluye pescado, polenta, mayonesa de azafrán y sopa (70 euros). laromat.com

COMPRAR

– Línea crucero. Tras el nombre británico Joe Black se esconde una boutique con prendas diseñadas y producidas en esta ciudad. En sus perchas, vestidos románticos para ellas y vaqueros y camisas con estampado floral para ellos. joeblack.fr

– Con arte. Obras de Tinguely, Viallat o César, a la venta en la galería MAC.  museesframe.com

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa