Perrito

Los animalitos más monos del siglo pasado

No solo internet está llena de gatitos y perritos disfrazados. La fiebre por los bichos humanizados comenzó en los años 20 y 30.

  • Foto: Getty Images

    1 de 61

    Si pensabas que Cute Overload era la primera fuente seria de animales monísimos, estabas muy equivocado. No hay nada más que remontarse a antiguos archivos fotográficos para ver cómo nuestros bisabuelos ya inmortalizaban a sus mascotas haciendo todo tipo de monerías.

  • Foto: Getty Images

    2 de 61

    No hay nada más cutie que humanizar a un animal. Un gatito con auriculares emulando a una telefonista de los años 30 es una buena muestra.

  • Foto: Getty Images

    3 de 61

    Este gatito escayolado es de lo más tierno que se ha visto en la red en años. Sin embargo, tiene su propio antepasado en la década de los 30.

  • Foto: Getty Images

    4 de 61

    Gato+pollo, la receta perfecta.

  • Foto: Getty Images

    5 de 61

    Lo de llevar a tu gato en cochecito no es ninguna novedad.

  • Foto: Getty Images

    6 de 61

    Claro que la receta la pueden crear directamente son el bebé y el gato...

  • Foto: Getty Images

    7 de 61

    Después de lavar a los gatitos hay que tenderlos para que se sequen bien.

  • Foto: Getty Images

    8 de 61

    Lo mismo hay que hacer con los ratones, que si no se resfrían.

  • Foto: Getty Images

    9 de 61

    "Diga miau, por favor".

  • Foto: Getty Images

    10 de 61

    Gatos-bufanda, menuda novedad.

  • Foto: Getty Images

    11 de 61

    Gatos, bebés y maletas, otra fórmula infalible.

  • Foto: Getty Images

    12 de 61

    Me pareció ver un lindo gatito.

  • Foto: Getty Images

    13 de 61

    La mítica Vivian Leigh también tenía gato, un siamés.

  • Foto: Getty Images

    14 de 61

    El sueño de los amantes de los gatos, ver a los perros esclavizados por ellos.

  • Foto: Getty Images

    15 de 61

    En aquellos tiempos los gatos tenían prioridad y había que cederles el paso.

  • Foto: Getty Images

    16 de 61

    Pura tolerancia: una gata amamantando a tres cerditos.

  • Foto: Getty Images

    17 de 61

    Lo que más le gusta a la gente es humanizar a los animales. Los monos, por su cercanía a nuestra especie, son de los que mejores resultados ofrecen. Por ejemplo ¿este pequeño gorila en un cuco no es lo más parecido a un bebé?

  • Foto: Getty Images

    18 de 61

    Un mono tocando un piano y un periquito cantando: quien ideó esta escena tenía una mente muy perversa.

  • Foto: Getty Images

    19 de 61

    Amor trans-animal: monito y patito.

  • Foto: Getty Images

    20 de 61

    Una escena de compleja explicación: dos monos bebiendo de un biberón doble y un cachorro de tigre contemplando.

  • Foto: Getty Images

    21 de 61

    Claro que mucho mejor beber directamente de una taza...

  • Foto: Getty Images

    22 de 61

    Un chimpancé disfrazado y en una posición completamente humana ofrece una estampa para enmarcar.

  • Foto: Getty Images

    23 de 61

    El amor simio puede surgir en cualquier esquina.

  • Foto: Getty Images

    24 de 61

    Con gafas y periódico hasta parece que se pudiera poner a hablar en cualquier momento.

  • Foto: Getty Images

    25 de 61

    Los había que iban al dentista buscando una sonrisa profidén.

  • Foto: Getty Images

    26 de 61

    Mono con paperas, un must de la época.

  • Foto: Getty Images

    27 de 61

    Los perritos, especialmente los de menor tamaño, también ofrecen grandes posibilidades de monería. Poner a una especie de Yorkshire una rebequita de ganchillo y guantes para tomar el té es una monada sin precedentes.

  • Foto: Getty Images

    28 de 61

    Los disfraces son un clásico entre los dueños de perro. Antiguamente eran algo más bastos, como éste de oveja.

  • Foto: Getty Images

    29 de 61

    Esta imagen se llama "perro fotógrafo de guerra alemán". Con eso está dicho todo.

  • Foto: Getty Images

    30 de 61

    ¿Quién ganaría este combate, el niño o el perro?

  • Foto: Getty Images

    31 de 61

    Precaución, amigo conductor.

  • Foto: Getty Images

    32 de 61

    Perros telefonistas, también otro clásico de principios del siglo pasado.

  • Foto: Getty Images

    33 de 61

    Los perros grandes ofrecen un buen contrapeso a los niños.

  • Foto: Getty Images

    34 de 61

    La merienda, acompañada, sabe mejor.

  • Foto: Getty Images

    35 de 61

    Algo tan impensable como que un perro y un gato se lleven bien ya sucedía en el siglo pasado.

  • Foto: Getty Images

    36 de 61

    Si un perro cabe en una copa de vino entonces está bien.

  • Foto: Getty Images

    37 de 61

    ¿Un perro? ¿Una rata? ¿Un canguro enano?

  • Foto: Getty Images

    38 de 61

    Perros con megáfono para que la flapper que tiene al lado le oigan ladrar.

  • Foto: Getty Images

    39 de 61

    El meta-koala, con doble mochila incorporada.

  • Foto: Getty Images

    40 de 61

    Agárrate fuerte, que arrancamos.

  • Foto: Getty Images

    41 de 61

    ¿A cuánto tiene el cuarto kilo de koala?

  • Foto: Getty Images

    42 de 61

    Oso panda oso panda dime por dónde andas.

  • Foto: Getty Images

    43 de 61

    Cuando los osos pardos son tan pequeños que caben en un barreño son una ricura.

  • Foto: Getty Images

    44 de 61

    O cuando son tan torpes que se ponen una especie de cuenco en la cabeza.

  • Foto: Getty Images

    45 de 61

    Puede que esta imagen sea el culmen de la monería. Este niño que, en vez de contar ovejitas, se durmió con una. Todo es tan tierno que se podría decir que el corderito hasta está sonriendo.

  • Foto: Getty Images

    46 de 61

    La manera más barata de ir al cole, en un carro tirado por una oveja.

  • Foto: Getty Images

    47 de 61

    La partida de damas imposible: corderito versus gato y con un gallo de árbitro.

  • Foto: Getty Images

    48 de 61

    Claro que a saber cómo terminaría esta partida de póker infernal entre un perro, una gallina y un conejo...

  • Foto: Getty Images

    49 de 61

    Apunten... ¡fuego!

  • Foto: Getty Images

    50 de 61

    Aunque solo es un muñeco resulta siniestro con su violín y su atril.

  • Foto: Getty Images

    51 de 61

    ¿Un centro de belleza para conejitos?

  • Foto: Getty Images

    52 de 61

    En el apartado de roedores, las ardillas pueden presumir de tener una monería muy especial.

  • Foto: Getty Images

    53 de 61

    Las ardilitas te ayudaban con los deberes en los tiempos en los que no existía la Wikipedia.

  • Foto: Getty Images

    54 de 61

    Hasta un ratoncito se ve más riquín cuando está dentro de algo mucho más grande que él.

  • Foto: Getty Images

    55 de 61

    Sopla primero no te vayas a quemar...

  • Foto: Getty Images

    56 de 61

    El mapache-estola se llevaba mucho en los años 30, aunque ahora ha evolucionado a mapache-niñera-de-gato.

  • Foto: Getty Images

    57 de 61

    En las primeras décadas del siglo pasado todo el mundo fumaba.

  • Foto: Getty Images

    58 de 61

    El culmen de las mascotas era un periquito que te hacía la declaración de la renta.

  • Foto: Getty Images

    59 de 61

    ¡Dejen paso!

  • Foto: Getty Images

    60 de 61

    En vez de las chicas de la Cruz Roja aquí tenían a la oca de la Cruz Roja.

  • Foto: Getty Images

    61 de 61

    Las focas, cuando se ponen, pueden ser muy muy cariñosas.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa