Juana Acosta

La actriz estrena 'La templanza'. Foto: Rubén Vega

Juana Acosta: “Deberían prohibir tener detrás paparazis”

La actriz vuelve a la televisión con un personaje “valiente y desacomplejado” en ‘La templanza’, que se estrena en Amazon Prime Video.

Cuando Juana Acosta (Cali, 44 años) llegó a España, allá por los 2000, tuvo que trabajar el acento y cultivar la paciencia para no rendirse y abandonar. «La diversidad no era un valor al alza en España por aquel entonces», confiesa la actriz que, 20 años después, exhibe una prolífica carrera en la misma industria que la acogió con timidez. En su nuevo proyecto, la adaptación de La templanza, la novela de María Dueñas –el 26 de marzo en Amazon Prime Video–, da vida a Carola, uno de esos personajes «valientes y desacomplejados» que la intérprete abraza, reivindica y demanda. «Por favor, más puntos de vista femeninos en la ficción española, menos estereotipos y más humanidad».

¿Ha tenido que luchar contra el estereotipo de la mujer latina dulce y cariñosa?
Me he encontrado con todo lo contrario, imagino que por mi personalidad. Personajes fuertes, independientes y libres… sería muy pobre afirmar que las latinas solo somos dulces y cariñosas.

¿Qué cualidad del carácter español ha asimilado como propia?
Me gusta su pragmatismo y no tener miedo a llamar las cosas por su nombre; he aprendido a ser más directa y a no darle tantas vueltas a todo. Siento que me he europeizado mucho.

Afirma seguir trabajando con un foniatra para perfeccionar el acento castellano. ¿Hay alguna palabra que se le siga resistiendo?
Llevo muchos años trabajándolo y particularizándolo en cada personaje. Ya no tengo problema en cambiar el ‘chip’ y pasar de un acento a otro, pero todavía hay ciertas uniones de letras tipo la ‘s’ y la ‘c’ que cuando se juntan en palabras como “piscina” requieren de más horas de trabajo.

La reina Letizia calificó su cabello de «pelazo» en una recepción. ¿Cómo reaccionó usted?
Lo gracioso es que antes de decirlo metió su mano en mi pelo para sentir la cantidad… ¡y afirmarlo con conocimiento de causa! Me pareció una mujer encantadora, cercana. Mi reacción fue natural, como no crecí con la monarquía me cuesta considerarla como algo tan protocolario.

Juana Acosta

Leonor Watling y Juana Acosta, en un fotograma de ‘La templanza’. Foto: Michael Oats

¿Hay algo en Madrid que la lleve hasta su Colombia natal?
El centro de la ciudad a veces me recuerda al barrio de La Candelaria, en Bogotá, con sus casas coloniales, sus ventanas de madera y sus alegres colores.

Dice no ser un icono de estilo, pero ¿cree que tiene algún peso en el éxito profesional?
Para nada. Lo único que habla de una intérprete es su trabajo, todo lo demás es adorno. Cuidar las apariciones públicas solo te posiciona de cara a la publicidad, pero no a la interpretación.

Tiene más de 420.000 seguidores en Instagram. Si mañana decidiera cerrar su cuenta, ¿afectaría a su carrera como actriz?
Quiero pensar que no, me parecería muy triste que nos eligieran por la cantidad de seguidores que tenemos en Instagram. De lo que sí estoy convencida es que para poder seguir trabajando con marcas en temas publicitarios o de promoción debo conservar la cuenta y cuidarla muy bien.

Su vida personal también copa titulares. ¿Sufren las actrices un mayor escrutinio que sus compañeros?
Es algo que me incomoda bastante. No entiendo por qué después de mi separación mi vida privada pasó a ser tan comentada. Es muy violento tener paparazis detrás, incluso dentro de los restaurantes mientras como. Debería estar prohibido.

¿Cuánto le dura el cabreo después de no haber conseguido un papel?
Manejar la frustración es algo que deberían enseñarnos en la escuela. Por lo general lo llevo bien, pero a veces cuesta colocarlo cuando el proyecto es maravilloso y sientes que te lo mereces. El día que entiendes que un “no” no significa que eres mejor o peor actriz, sino que buscan algo muy especifico y que elegirán a quien más se acerque a lo que el director se imagina, vives mucho mas tranquila.

¿Qué novela adaptaría al cine o a la televisión si surgiera la ocasión?
De las que he leído últimamente hay dos que me parecen idóneas. Feliz final, de Isaac Rosa, que habla sobre una ruptura contada desde el final hacia el principio, un viaje sobre la transformación del amor, las relaciones de pareja y la familia. También Cómo maté a mi padre, de la autora colombiana Sara Jaramillo Klinkert, una historia que me conmovió profundamente y con la que me sentí identificada de principio a fin.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa