Hay un hombre en España que lo decora todo

A Lázaro Rosa Violán no se le resiste nadie. Seguro que el último restaurante, tienda u hotel que has visitado lo desarrolló él. Charlamos con él en la apertura de la nueva tienda de Pronovias.

cover

Lázaro Rosa Violán solo duerme tres horas al día. Dice que siempre ha dormido muy poco porque es "lo que tiene el trabajo duro". El nervio le viene de niño. Cuando tenía 8 años, salía antes del colegio para ir a estudiar a la Universidad de Bellas Artes. Dice que en Bilbao, donde se crió, aprendió a valorar las cosas bonitas y el buen gusto que desprendían las casas que visitaba. En solo 11 años, el estudio que dirige ha conseguido hacerse con el diseño de interiores de todos esos restaurantes, hoteles y tiendas de ropa que alaban las revistas de tendencias de medio planeta. No hay empresario, ni país, que se le resista.

Uno de sus últimos flamantes proyectos es la tienda que Pronovias estrena en Rambla Catalunya de Barcelona. Un espectacular local de 1.000 metros cuadrados y dos plantas que quiere convertirse en el emblema de la firma nupcial y darle el sello de maison que se merece. Charlamos con él en la tienda sobre diseño, sus proyectos con Mario Testino, el falso mito del pique Madrid-Barcelona y vemos fotos de su perra, Candelaria, que pocas horas antes ha parido a 8 cachorros, aunque cuando la adoptó "me dijeron que era estéril".

¿Qué tiene ahora la tienda de Pronovias que antes no tenía?

No se trata de menospreciar al trabajo anterior, pero ahora es una tienda mucho más femenina. Queríamos dar a este local el espíritu de maison que le faltaba a Pronovias. Si sus vestidos son una fantasía, la tienda debe desprender esa sensación. Hay algunos toques de barroquismo, pero a la vez es inocua. Tanto Palatchi como yo queríamos esta sensación de generar una fantasía neutra, con elementos reconocibles. Nuestra voluntad era crear un escenario para que la chica que visite la tienda encuentre su sitio.

En el mundo de la moda no solo Pronovias confía en tí. Ultimamente te has hecho cargo de Aristocrazy, BDBA y algunas de las marcas de Inditex.

Con Inditex ya nos hemos hecho cargo de tres marcas. Lefties, que ahora es la estrella porque desde que se ha renovado por dentro se ha revaloriazado muchísimo, Pull&Bear y Oysho. Algo debemos hacer bien con ellos porque, por ejemplo, desde que hemos reformado el local de Pull&Bear en Portal de l'Àngel (Barcelona), la tienda está facturando el doble cada día. 

Pronovias Lázaro Rosa

El nuevo local de la firma nupcial tiene más de 1.000 metros cuadrados en el antiguo Biosca y Botey de Rambla Catalunya.

Cortesía de Pronovias

Restaurantes (Platea en Madrid es uno de los últimos que ha estrenado), hoteles (desde los Pulitzer al Only You de Madrid), tiendas… No hay empresario ni gremio que se te resista. ¿Cuál es el secreto de tu éxito?

En el estudio tenemos una cosa buena y es que siempre miramos a la marca. Nunca pensamos vamos a hacer esto porque se lleva o vamos a hacer esto porque es nuestro rollo. Pensamos: vamos a ver a estos señores, qué venden, a quién esta dirigido su producto y dónde está emplazado. No es un tema de estilo, nos adaptamos. Ahora, por ejemplo, hemos propuesto un hotel para Mondrian que posiblemente nadie se haya atrevido a hacer. Es una propuesta futurista de los 60 a la que le hemos dado la vuelta. Ellos esperaban una propuesta muy colonial porque el hotel está en el Caribe, y nosotros le presentamos todo lo contrario. Nos han dicho que sí y encantados, aunque creo todavía lo están asimilando (ríe).

"Me adapto a lo que me piden" será una de tus máximas de trabajo pero, ¿no hay una seña de estilo que podamos reconocer en cada uno de tus proyectos?

Como dicen, la mano del pintor es la que se sabe hace notar. Mira, esto es como hacerle una casa a alguien y que de repente te cabrees porque los dueños han optado por algo distinto. No puedes. Es su casa, ellos deciden. Aquí el sentido comercial es muy importante y hay que ser cuidadoso, porque si hay algo que desentone te puedes cargar un clima. En todos los proyectos procuro que la gente que vaya a llenar esos locales se sienta muy cómoda. En retail, especialmente, cuando alguien está más a gusto en una tienda, más posibilidades tiene de que compre. Esto no lo he inventado yo, El Corte Inglés ya lo inventó hace 50 años. Ikea hace lo mismo. Pues esto, lo nuestro, es igual; pero con nuestro toque.

Con todo este índice de trabajo, no tienes la sensación, parafreasando a Astrud, de ser ese "hombre de España que lo decora todo"?

(Ríe). No, qué va, no tengo esa sensación. Quizá voy tan cargado de trabajado que no me da tiempo a pensar. Sí que es cierto que hay pocos estudios ahora mismo que tengan todo lo que nosotros tenemos y muchas más cosas que están por llegar y no puedo desvelar.

Pronovias Lázaro Rosa

Interiores de la nueva tienda Pronovias de Barcelona

Cortesía de Pronovias

Pasando a la gastronomía, los cerdos de David Muñoz y toda la fantasía en el nuevo DiverXo han sido de lo más comentado. ¿Crees que tendrá el mismo impacto la apertura de StreetXo en Londres?

Con el nuevo DiverXo David por fin tiene un restaurante a la altura de su comida. Queríamos un espacio muy onírico y creo que lo hemos conseguido. Londres va a ser la bomba. No puedo decir más.

Y de tu proyecto con Mario Testino, ¿puedes avanzar algo?

Le voy a hacer el restaurante de MATE (el museo que hay en su honor en Lima). El proyecto va bien, pero él no tiene prisa y yo tampoco. Los dos estamos muy ocupados (ríe). El otro día estuvimos hablando y supongo que lo veré ahora en su cumpleaños. Es un proyecto en el que el operador no estaba definidio, pero ahora va a tener al mejor, a Rafael Osterling. Me encanta cómo ha planteado el concepto de restauración y espero que esto de pie a que podamos hacer más cosas juntos. Con Mario la relación es muy buena, piensa que hace poco hizo un editorial de Vogue USA en mi casa, y todos tan contentos.

¿Cómo se desconecta de tanta presión de trabajo? ¿Tú también eres, como muchos ahora, adicto al deporte?

No es lo mío, antes sí que procuraba salir a correr, pero me lesioné y lo tuve que dejar. Yo creo que lo del zen lo llevo por dentro. Por ejemplo, cuando veo que en el despacho hay presión por el nivel de trabajo que arrastramos, no lo entiendo. Piensa que en el estudio hay gente muy joven que igual está involucrada en 8 proyectos conmigo y sienten una tensión que yo no padezco. Tengo la teoría de que las cosas se hacen mejor sin nervios y con buen humor. Gritando a la gente y tratándola mal no se consigue nada. Ni con tus trabajadores ni con tus proveedores. El mayor castigo que puedes hacer a alguien que no te funciona es no volver a llamarlo.

¿Cómo llevas vivir entre Barcelona y Manhattan?

En Nueva York tengo casa, no tengo estudio. Tenemos muchas proyectos en México, y pensé que podría aprovechar más mi casa de allí por estos proyectos, pero claro, México no está precisamente cerca de Nueva York. Igual Miami podría ser una opción para un futuro estudio. La idea es viajar a Nueva York todo lo que pueda, amortizar mi casa y ver a la familia y al núcleo duro de mis amigos, que viven todos allí.

Diverxo

Nuevo DiverXo

Mirta Rojo

¿Qué regla de decoración deberíamos interiorizar?

No hay reglas. No soy de Feng Shui y todas estas locuras. Al final todo es una cuestión de sentido común. En una casa cada uno tiene que hacer lo que apetezca y no dejarse guiar por las tendencias. No se trata de poner algo por los demás. Aunque cada uno es libre de hacerlo así si lo prefiere. Eso sí, jamás he criticado una casa que he visitado. Con los negocios es distinto, tienes que generar un clima y es intolerable que lo hagas mal. A nivel comercial no es tema de gustos, hay que hacerlo bien. Un ejemplo muy clarificador es el de Nueva York. Allí ningún restaurante que abren es feo, te podrá gustar más o menos, pero nunca podrás decir que es feo. En general, creo que vamos a vivir, y estamos viviendo, un momento de sofisticación en el diseño de interiores.

Después de la última fiesta de la revista AD, se publicó en El Mundo que había un cierto pique entre los diseñadores de Madrid y Barcelona. Decía que los madrileños estaban molestos porque los empresarios de Madrid te daban a ti sus proyectos para el extranjero. ¿Hay pique o no hay pique?

No hay pique. Quien dijo aquello no tenía mucha idea. Yo tengo el estudio en Barcelona, pero estudié la carrera en Madrid y me muevo entre las dos ciudades al mismo nivel. Dos de mis hermanas viven allí y tengo una relación con Madrid buenísima. Fue un artículo horrible. ¿Qué necesidad hay de enfrentar a la gente? Quien escribió eso no se enteró de que yo salgo más en Madrid que por Barcelona. El pique lo tenía quién lo escribió.

Only You

Hotel Only You.

Mirta Rojo

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa