Guía de supervivencia femenina (según las nuevas antiheroínas seriéfilas)

O por qué deberías memorizar los nombres de Germaine Garry, Kimmy Schmidt y Cookie Lyon.

cover

Tenemos chicas nuevas en el patio seriéfilo y nos tememos que van a dar mucho que hablar. Sin ánimo de menospreciar nuestra veneración absoluta por Alicia Florrick, Claire Underwood, Stella Gibson, Hannah Horvath u otras damas de alta alcurnia en el universo catódico, recibimos con los brazos abiertos a estas recién llegadas que vienen dispuestas a dinamitar todos los clichés televisivos sobre cómo (supuestamente) debe ser una mujer en los tiempos que corren. Tres personajes, tres etapas vitales y tres universos opuestos para animar la llegada de la primavera:

1) 'Raised by wolves': sobrevivir a la adolescencia, por Caitlin Moran

Personaje: Germaine Garry, 16 años. Bocazas, obsesionada con su vagina y criada en Wolverhampton, los Middlands de Inglaterra.

Qué tiene que contarte: "Todo lo que tiene que ver con ser mujer es un acto vergonzoso que tendrás que esconder a lo largo de tu vida. Que te crezca el vello púbico, algo que debes esconder y, por supuesto, tampoco podrás contar que te masturbas". Caitlin Moran llega al rescate para hablarte exactamente de eso: de la regla, de pelos, de sexo, de masturbación femenina y todo lo que muchos creían que una adolescente no podía contar en pantalla. "Si alguien ha mantenido algo en secreto durante 100.000 años va a ser jodidamente divertido ver a alguien hablar de ello por primera vez", explicaba hace unos días en The Guardian a propósito de Raised by Wolves, la serie que Channel 4 ha recuperado (emitió el piloto en 2013) y que emitirá íntegra a partir del 16 de marzo.

Escrita a medias con su hermana Caroline Moran (más conocida como Caz por los lectores de esa biblia indispensable que es Cómo ser mujer), las Moran han modernizado sus memorias de infancia y las han adaptado para televisión, aunque inicialmente la concibieron como una película. En la serie, Germaine y Aretha (una pelirroja lista y altamente crítica que se pone en la piel de Caz) son los alter ego actuales de lo que vivieron ellas en su infancia: educadas en casa (ellas pasaron un período de home schooling) bajo la mirada de Della (madre adicta a la nicotina, deslenguada y luchadora en plan Sigourney Weaver y Linda Hamilton) con cuatro hermanos más y un abuelo que "probablemente en algún momento de su vida mató a alguien".

Frase que la caracteriza: "Snack me".

Te gustará si te gusta: Las comparaciones con Shameless son inevitables por el espíritu de tribu disfuncional, pero aquí el rollo matriarcal y el humor femenino imperan con más brillo que con los Gallagher. Produce Channel 4, así que tampoco está de más recordar a  a Misfits (y entonar un requiem por personajes como el de Kelly Bailey).

2) 'Unbreakable Kimmy Schmidt': cómo sobrevivir a una secta apocalíptica

Personaje: Kimmy Schmidt roza la treintena y es conocida por ser una de las cuatro 'mujeres topo', víctimas durante 15 años de un líder apocalíptico que las mantuvo cautivas en un bunker bajo tierra. Optimista in extremis, acaba de ser liberada y decide empezar una nueva vida en Nueva York trabajando de nanny de un niño malcriado, compartiendo sótano con un gay negro que trabaja disfrazado de Iron Man en Times Square y aspirante a cantar en la gala de los Grammy.

Qué tiene que contarte: Más bien qué tiene que contarte Tina Fey, que vuelve a la producción televisiva tras 30 Rock y se ha puesto al mando de esta serie emitida en Netflix junto a Robert Carlock. Los groupies nostálgicos de Liz Lemon andarán algo despistados en un principio: lejos del sarcasmo recurrente y la adicción a los risketos a los que no tenía acostumbrada la guionista de TGS, Kimmy Schmidt (interpretada por Ellie Kemper de The Office) desprende tanto buen rollo y alegría de vivir que, incialmente, puede enervar hasta el infinito y más allá. Tras asumir que aquí no hay ni rastro de la batamanta de Lemon y que su nueva heroína lleva Skechers que se iluminan y siente una perversa predilección por los tonos morados, el universo Tina Fey se manifiesta con la agudeza y las referencias constantes a la cultura pop que tanto nos alegraron la existencia en 30 Rock. Pero no dejemos que la superfície nos lleve a equívoco, Kimmy Schmidt no es una manic pixie dream girl a lo Zooey Deschanel. Puede que Kimmy viva en una voluntad perpetua de mejorar la vida de los que la rodean, pero la acidez corrosiva de Tina Fey ha dejado huella en el show (y se nota). La siempre estupenda Jane Krakowski (Jenna Maroney en 30 rock) lo borda como jefa y mujer desesperada del Upper East Side con un corazón de oro y aporta los diálogos más hilarantes, junto al acento pijo imposible de su hijastra y sus amigas (ojo a las conversaciones con emojis de las susodichas).

Frase que la caracteriza:


OhKanye

Te gustará si te gustó: 30 Rock, obviamente y Parks and Recreation si cogemos el optimismo incurable de Leslie Knope y lo inyectamos en una joven recién salida de una secta.

3) 'Empire': sobrevivir a la cárcel y recuperar un imperio, por Cookie Lyon

Personaje: Cookie Lyon. Diva indiscutible, prodigio de la naturaleza y bitch incontestable. Coge a Alexis de Dinastía (Joan Collins) y aderézalo con las patadas voladoras de Solange en el Standard contra Jay Z. El resultado es esta madre coraje subida a unos Louboutin y con el print animal en las venas dispuesta a recuperar su imperio de hip hop familiar. Tras pasar 17 años en la cárcel para salvar a su marido traficante y futuro magnate discográfico, Cookie regresa dispuesta a unir a su familia y recuperar lo que le pertenece.

Qué tiene que contarte: Sin duda, lo mejor de este folletín a lo Rey Lear con banda sonora producida por Timbaland es Cookie Lyon. Altamente inteligente y con más fuerza que un huracán, esta leona que solo sigue sus reglas está ofreciendo los mejores diálogos trash del universo seriéfilo. La bondad y sensatez de Rayna James (protagonista del otro show musical telenovelesco que es Nashville) está a años luz de la afilada lengua y el cinismo recalcitrante de Lyon, interpretada por una Taraji P. Henson que debe estar haciendo músculo para su merecidísimo Globo de Oro. Cada diálogo es una joya y cada pelea de gatas que protagoniza, un filón. Sólo ella puede llamar "Yoko Ono con la lengua demasiado larga" a una Naomi Campbell que se beneficia a su hijo o "culo de Halle Berry" a la nueva novia de su marido. Indispensable.

Frases que la caracterizan:

OhKanye

OhKanye

Te gustará si te gusta: Si Nashville te sabe a poco por su buenismo repartido entre Deacon y Rayna, eres un nostálgico de Dinastía y Dallas y los culebrones te alegran la vida, ésta es tu serie.

Etiquetas: |
  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa