Elena del Rivero, la mujer que convirtió la Zona Cero del 11-S en arte

La artista valenciana afincada en Nueva York muestra en Naves Matadero cómo quedó su casa-estudio tras los atentados de las Torres Gemelas. La exposición puede visitarse hasta el 5 de enero de 2020.

Elena del Rivero

La artista, retratada en pleno trabajo ante una de sus obras. Foto: Kyle R. Brooks

Su madre la llamó y le dijo: «Elena, al lado de tu casa un avión se ha estrellado contra una torre». Era el 11 de septiembre de 2001 y entonces la artista Elena del Rivero (Valencia, 1949) era vecina del 125 de Cedar Street, en el Downtown neoyorquino. Casi todo el mundo que lo vivió recuerda qué hacía en ese preciso instante. Ella también: no estaba en casa, sino en Madrid, ultimando el montaje de una exposición sobre La perfecta casada, de Fray Luis de León. «Vivía a 100 metros [del World Trade Center]. Me alteré, llamé a mi marido y no me contestaba. Salí a tomar un café y cuando me senté en el bar, justo en ese momento, cayó la Torre Sur. No recuerdo más porque me desmayé», explica.

Un mes después regresó a Nueva York, pero no podía entrar en su casa-estudio, atrapada en el caos de la Zona Cero. «Nos dieron un permiso especial y la policía me llevaba cada día, con mi pase, a mi casa. Cuando llegué por primera vez vi el desastre, esos suelos plagados de cenizas… Rescaté muchos objetos, entre ellos 3.150 papeles quemados que habían volado de la Torre Sur. El proyecto que se presenta ahora en Naves Matadero nació, sin saberlo, ese día», relata por Skype ante la biblioteca de su casa neoyorquina.

Ahora es vecina del Village. Tras el 11-S cambió de barrio, pero no de ciudad. «Estuve años sin poder trabajar, pero nunca me planteé dejar Nueva York. Entonces me sentí parte de América. Luego estuve en contra, cuando vino el tema de la guerra salí a las calles contra esa decisión terrible. Pero en aquel momento necesitaba permanecer aquí, lo vi como una responsabilidad. Y cuando empecé a hacer este trabajo no pude parar», asegura.

Se refiere a El archivo del polvo, que del 13 de noviembre al 5 de enero de 2020 podrá verse en Madrid, donde mostrará desde las 100 horas de vídeo que grabó «con lo que estaba ocurriendo dentro y fuera de la casa» a fotografías intervenidas con elementos hallados entre las ruinas: tutús, espumillón, perlas, láminas de oro… «Las imágenes son tableaux vivants [cuadros vivientes], escenografías del desastre que hice con los materiales de mi estudio que quedaron esparcidos por ahí».

11s 2001

El estudio de la artista con los materiales de limpieza. Foto: Elena del Rivero

Como su padre, que era entomólogo, Elena clasificó y organizó minuciosamente su trabajo. Hacerlo en el centro de la catástrofe no fue sencillo. Para moverse por su antigua casa tenía que vestir un mono de protección: «El aire que respirábamos era malo, y al principio no lo sabíamos, caí bastante enferma por el polvo. Mateo Feijóo [exdirector de Naves Matadero], que es un experto en artes escénicas, ha hecho una gran labor, se verá una representación teatral de la tragedia del arte. Por eso me siento maltratada cuando el alcalde de Madrid dice que no quiere ‘hobbies ni distracciones’ en el Matadero. Es una falta de respeto al trabajo», critica.

Ella –que ha expuesto en el New Museum o el Reina Sofía– lleva más de 30 años en EE UU, aunque se plantea volver a España (donde trabaja con la galería Travesía Cuatro). Nació en una familia «extremadamente ultraconservadora» y la universidad supuso «un choque brutal», le mostró un mundo de libertad e ideas. Quería estudiar Filosofía pero se especializó en Literatura Inglesa, dice que sus influencias vienen de los libros: Marina Tsvietáieva, Simone de Beauvoir, Teresa de Jesús… De la obra de esta última nació su pieza sobre Las moradas y de la correspondencia de Kafka sus Cartas, serie que inició en 1990 y continúa hoy con 5.500 misivas. El feminismo también ha marcado su trayectoria y es el eje del trabajo que presentará en 2020 para conmemorar el centenario de la Enmienda 19, que reconoció el voto femenino: «Expondré por toda la geografía americana una bandera que va a ser un trapo de cocina. Hay que reconocer lo que hicieron otras antes de nosotras».

11s 2001

Dos de las obras de Del Rivero, ‘Studio, with destroyed gold leaf’ y ‘Bathroom with destroyed tutu’. Foto: Elena del Rivero

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa