El mejor concierto del año es el que no podrás ver

Crece la moda de los conciertos secretos: shows organizados en sitios inopinados, público restringidísimo y coordenadas desconocidas hasta poco antes de la actuación.

Live the Roof

Foto: Live the Roof

Durante los meses de mayo y junio, Granada, Córdoba y Valencia fueron testigos de un experimento sonoro tan pionero como peculiar: organizar conciertos (Los sonidos Especiales de las 2) y sesiones de dj’s (Las sesiones especiales a 2) a las ¡dos de la tarde!, en días laborables, y en lugares que no se comunicarían a un restringido público hasta poco antes de la actuación. “Nuestra intención era cargar de contenido cultural una hora que habitualmente está dedicada al aperitivo. Y hacerlo sin alterar lo mejor de ese momento: el encuentro, la conversación, el instante gastronómico… Al contrario, lo potenciamos y amplificamos mediante la elección de un formato acústico, artesanal, sin artificios, ni estridencias” recalca el responsable de Alhambra Especial (organizadores de la gesta). Aún así, la cosa parecía cuando menos arriesgada.

Fue un éxito rotundo. Desde el primero hasta el último. Por allí, pasaron Lori Meyers, Niños Mutantes, Napoleón Solo, Vinila Von Bismark y Aurora; e insólitas parejas de pinchas (desde Manu Ferrón y Soleá Morente, a Florent de los Planetas y Pablo Maronda)… Riguroso acústico. Sesionacas. Lugares especiales. Llenazo garantizado. Y, para celebrar el éxito de lo que parecía una descabellada propuesta, la cerveza Alhambra Especial organiza este sábado 11 de septiembre un festival en el palacio de los Córdova de Granada, a los pies de la Alhambra. Lori Meyers, Antonio Arias, Vinila Von Bismark, Napoleón Solo, Pájaro Jack, y sesión de los planetarios J y Florent… No te molestes en mirar, hace tiempo que las invitaciones volaron…

Conciertos

Los sonidos Especiales de las 2

Cerveza Alhambra Especial

Pero esta no es la única propuesta que convierte un concierto en una especie de emocionante búsqueda del tesoro. En Barcelona, Open Music Project se define como una comunidad organizadora de bolos pop-up en lugares todavía por explorar. De momento, el sitio más raro en el que han montado un concierto ha sido en una lavandería “entre gayumbos sucios y detergentes” bromea Juan Criollo de Open Music Project. La idea consiste en contactar gente que tenga posibles lugares para un directo con grupos que quieran tocar: “Desde cantautores, dj’s, bandas de punk…. No imaginas cuanta gente hay por ahí con ganas de que les dejes un espacio en el que poder presentar su música”. ¿Lo siguiente? “Poder hacer uso de los espacios públicos”. Y, como casi todo en estos tiempos, toda esta actividad se mueve a través de las redes sociales : “Las usamos para comunicar el día, la hora y la banda que tocará, pero la ubicación del bolo sólo la decimos el mismo día y a través de nuestro newsletter”.

Open Music Project

Concierto de Her Little Donkey

Open Music Project

También para Live the Roof, las redes sociales son su principal herramienta: “Es nuestro canal principal de comunicación, tanto las nuestras como la de los artistas. Después de cinco años, el boca-oreja hace una labor sorprendente. Las entradas suelen volar y al final de la temporada se cuelga el sold out en el 95% de los conciertos” explica Antonio Romero, director de ciclo Live the Roof. Los conciertos de Live the Roof (patrocinados por Licor 43) parten de la idea de homenajear aquel último y mítico concierto de los Beatles en una azotea. La propuesta es exactamente esa: un entorno espectacular con vistas, tener al artista a escasos centímetros, entradas asequibles (“suelen estar entre los 15 y los 25 euros”) y un cierto halo de exclusividad. Ciudades como Alicante, Cádiz, Madrid, Barcelona, Sevilla, Donosti o Vigo –entre otras- han visto encaramarse a sus tejados a artistas como Mikel Erentxun, Zahara, Juan Perro, Christina Rosenvinge, Coque Malla, Marlango o Quique González…

Myplayz

Concierto organizado por Myplayz

Myplayz

La conquista de espacios privados para gestionar actividades culturales es la intención que se esconde tras los proyectos Myplayz y Redetejas. Según la empresa de gestión cultural La Matraka: “Myplayz es una comunidad de usuarios que crea y gestiona sus propias actividades culturales en espacios particulares; es la herramienta que facilita la publicación del evento, la gestión económica, el control de asistentes, tickets, interacción entre usuarios, etc…”. El resultado son conciertos en salones o peluquerías, obras de teatro en cocinas, espectáculos circenses en azoteas… Sólo quienes estén registrados en la plataforma pueden acudir al evento y estar informados de lo que sucederá, cuándo y dónde. Para el resto, el secreto es absoluto. “El secretismo genera mayor confianza a los organizadores de los eventos, y además nos sitúa dentro del ámbito de los eventos privados. Sólo los usuarios que tú aceptes podrán asistir a tu evento. Y, claro, algo secreto genera siempre mayor interés y curiosidad”. El mismo secreto que rodea Redetejas, un proyecto que empezó hace cuatro años siendo un evento puntual en Sevilla y que hoy se desarrolla en 15 ciudades y cuatro países. Circo, poesía, magia, danza o exposiciones, pero siempre en azoteas, y siempre de particulares…

Iniciativas que ya empiezan a ser vox populi. Y es que no hay mejor manera de captar el interés y convertirse en viral que contar un secreto…

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en App

    App S Moda

    También en App

    S Moda en Apple Store S Moda en Google Play S Moda en Kiosko y Más
  • Este mes en

    S Moda

    Ya en tu quiosco

    Revista S Moda