El boxeo es muy femenino

Su estética invade anuncios, desfiles y premiados documentales. Actrices y tops abanderan una nueva oleada de fans que, aplaudiendo sus valores y estética, ponen fin a su estigma de deporte marginal.

boxeo

Foto: Christopher Nunn

Adriana Lima asegura que es «el ejercicio perfecto» y Gigi Hadid considera el Gotham Gym de Nueva York –donde Rob Piela entrena, guantes en mano, a modelos y actrices– su «hogar lejos del hogar» El boxeo femenino está en auge. A nivel popular, se nota en el número de licencias y en las matrículas de los gimnasios. «A nivel competitivo, en los últimos cinco años, las licencias han crecido un 200%, y en los clubes deportivos más del 20% de las plazas son ya para mujeres, que lo eligen porque trabaja la coordinación, la fuerza y la resistencia. Cuando lo pruebas, engancha», explica Javier Pardo, de la federación española.

La moda no es ajena a su atractivo: Moncler Gamme Bleu convirtió su pasarela de Milán en un ring, Chanel y Louis Vouitton han diseñado un kit para esta disciplina y la omnipresente Rihanna –termómetro de tendencias– apadrinó a Jay Z en su debut como promotor de veladas de boxeo en la Gran Manzana. A este encuentro no faltó Jake Gyllenhaal, que ha curtido su cuerpo para interpretar a un boxeador en Southpaw, su nueva película, que se estrenará en julio en EE UU.

«Es el deporte más cinematográfico. Ha salido en más de 200 películas. Transmite fuerza, la ropa tiene rollo. Adriana Lima cuelga una foto practicándolo todas las semanas en Instagram. Que lo hagan famosas como ella o Penélope Cruz lo ha acercado a la gente y ha despejado recelos», explica Jero García, propietario de La Escuela de Boxeo, que ha dado clases a la oscarizada actriz o a Natalia Verbeke. Tras 23 años entrenando, el deportista asegura que en su club la demanda femenina «ha crecido en los últimos tiempos, con gente de todas las edades, desde niñas de 9 hasta mujeres de 55». Según García, «la nueva hornada de entrenadores ha ayudado a quitar la imagen que se tenía y lo ha acercado a la masa; ahora se fomenta su parte educativa, antiestrés».

boxeo

Moncler Gamme Bleu, línea cuyo director creativo es Thom Browne, eligió un ‘ring’ para presentar su colección p-v 2015 en la Semana de la Moda de Milán.

Marcel Lam

Quienes lo practican aseguran que en un mes y medio los resultados son evidentes. «Es una de las mejores formas, y de las más baratas, de perder peso, tonificar y ganar músculo. Y liberas tantas tensiones que sales como la seda», explica la actriz Alicia Lobo, que interpreta a una luchadora en Cataclismos, una pieza de Microteatro por Dinero dirigida por Luis Sánchez Polack.

Para Alberto García Prieto, entrenador personal y de boxeo de Eugenia Silva y Alejandra Rojas, «haber quitado los golpes de combate entre gente y centrarse más en el trabajo aeróbico y de fitness» ha sido clave para que triunfe a gran escala. «Ayuda mucho, liberas el estrés y hace que te sueltes, da confianza», apostilla.

Aunque sus orígenes se remontan al siglo XVIII, con Elizabeth Wilkinson, no fue considerado olímpico hasta 2012. «Fue un paso muy importante, era la única disciplina que no tenía representación femenina. Estamos cambiando el estigma que había de gente marginal y de que es un deporte sucio, algo que no tiene nada que ver con la realidad», defiende Marta Brañas, la Potrilla de Arteixo, que tras ser campeona nacional acaba de iniciar una carrera profesional en Estados Unidos. «Un sueño» para ella, ya que es la primera española en dar este paso. «Para una chica es más difícil hacerse un hueco casi en cualquier deporte. Pero lo estamos cambiando», subraya.

Porque este fenómeno también tiene mucho de reivindicativo: la obra de teatro No Guts, No Heart, No Glory cuenta la vida de unas jóvenes luchadoras musulmanas británicas en la que destaca la faceta empoderadora de la mujer. Ese es el eje de Boxing for Freedom, un documental de Silvia Venegas y Juan Antonio Moreno que «rompe el estereotipo que tenemos sobre la mujer afgana: la boxeadora Sadaf Rahimi decide enfrentarse al miedo para ser libre», afirma Venegas. La historia potencia la nueva imagen de este deporte, recalca la directora: «Le ha enseñado a ser fuerte a pesar de los golpes, a no tirar la toalla, a aguantar de pie sin perder el control de la situación. Quizá por eso el boxeo femenino está cobrando importancia, por los valores que aporta a quienes lo practican», finaliza.

boxeo

‘Boxing for Freedom’, el documental español de Silvia Venegas y Juan A. Moreno, narra la historia de una boxeadora afgana.

D.R.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa