El arte de organizar armarios

Hablamos con Lisa Adams, una experta organizadora de vestidores en la que confían las celebrities de Hollywood, sobre las claves para que nuestro ropero esté impecable

Armario

Foto: Cortesy of LA Closet Design

A no ser que tengamos un vestidor del tamaño de un salón-comedor, mantener a raya nuestro armario suele ser una tarea complicada. La mayoría de las veces tenemos más ropa de la que nuestros armarios pueden soportar, así que que comenzamos a amontonar unas prendas encima de las otras hasta que parece que la ropa toma vida propia y se convierte en un monstruo al que nos aterroriza enfrentarnos. Sin embargo, invertir un poco de tiempo en tener nuestro armario o vestidor impoluto puede mejorar nuestro modo de vestir y afectar positivamente a nuestra economía.

Aprovechando que dentro de poco nos tocará sacar la ropa de primavera, pedimos consejo a Lisa Admas, una reconocida organizadora y diseñadora de armarios en la que confían las celebrities de Hollywood. Recientemente, ha trabajado con Carmen Electra y Eddie Murphy.

Adams nos atiende amablemente desde su estudio LA Design Closet de Los Ángeles. “Lo primero que tienes que tener claro es que un armario bien organizado te ahorrará tiempo, energía y dinero. Además, tendrá un efecto positivo en tu manera de vestir y en cómo te sientes emocionalmente. Vestirse en un armario organizado puede ser un proceso creativo y divertido, en el que a un golpe de vista encuentras todo lo que buscas. En cambio, un armario con ropa apelotonada y desordenada tiene como consecuencia que te vistas siempre con lo mismo, que no seas creativa a la hora de combinar las prendas simplemente porque no las ves o no las encuentras. Al final te acabas poniendo todo el rato la misma blusa negra porque es lo tienes a mano. Además, cuando nuestro armario está patas arriba es más difícil saber lo que verdaderamente nos hace falta comprar y lo que no”.

Una vez comprendida la importancia del orden en el armario o vestidor, le pregunto a Lisa cómo pasar de tener un armario desastroso a un ropero donde elegir la ropa cada mañana sea todo un placer. “Si tu armario es un desastre lo más probable es que lo que necesites es editar, es decir, hacer una limpieza y separar lo que quieres donar a organizaciones que recojan ropa, lo que quieres vender (por ejemplo en Ebay) y lo que verdaderamente te pones y te quieres quedar”.

Para facilitar la tarea de saber con qué quedarnos suele funcionar la regla de los dos años: si llevamos dos años sin ponernos algo y no se puede considerar una prenda vintage de valor, lo mejor es deshacernos de ella y ganar espacio para lo que sí solemos llevar puesto.

Ahora que ya nos hemos quedado solo con la ropa que nos ponemos, hay que conseguir organizarla de la manera más eficaz y sobre todo más visible para que siempre sepamos donde esta todo. Según explica Lisa Adams, “resulta muy práctico poner separadores en los cajones, sobre todo para organizar la bisturería, los accesorios, la ropa interior, las medias… Además, hay que pararse a pensar cómo sacarle el máximo partido al espacio que tienes. Si tienes un vestidor grande es fácil encontrar sitio para todo, pero si cuentas con poco espacio tienes que ser especialmente eficaz”

Armario

Parte de un vestidor diseñado por Lisa Adams.

Cortesy of LA Closet Design

Aunque Lisa trabaja con clientes que cuentan con grandes espacios, es consciente de que el verdadero reto está en organizar armarios pequeños. “Para aquellas que tengan poco espacio les recomendaría sustituir las perchas más anchas de madera por perchas finas, que ocupan menos espacio e incrementen significativamente la cantidad de ropa que puedes colgar. Además, es bueno aprovechar espacios muertos del armario para colgar pequeños ganchos donde podemos colgar, por ejemplo, cinturones. Cuando no tenemos espacio no podemos permitirnos perder ni un centímetro así que sería interesante también incorporar nuevas técnicas al doblar. Considerar doblar las camisetas en un rulo en vez de unas encima de las otras, como estamos acostumbrados, no solo nos permite ganar sitio sino que también nos deja ver perfectamente las prendas cuando abrimos el cajón”, sostiene.

Existen varias teorías sobre cuál es la mejor manera de clasificar la ropa. Por un lado, está la organización por colores y tipo de prenda y, por otro lado, por su uso: ropa de trabajo, ropa de tiempo libre y ropa de ceremonia o fiesta. Para ambas es imprescindible una labor de mantenimiento con el cambio de estación. “Nuestro armario tiene que ser un reflejo de la estación en la que nos encontramos. De cara a la primavera y el verano lo mejor es poner los abrigos en la parte menos accesible o visible y sustituir el espacio donde teníamos los accesorios para el frío, como los guantes o las bufandas, por pareos y ropa de baño”, añade Lisa.

Pero, qué marca la diferencia entre un armario o vestidor simplemente eficaz y un lugar donde vestirse sea un proceso relajante. “Una buena idea puede ser incorporar un galán en el vestidor o en la habitación. Lo utilizaremos para dejar la ropa preparada para el día siguiente y nos ayudará a evitar la odiosa costumbre de acular la ropa en una silla. Es una sensación maravillosa la de levantarse por la mañana sin el estrés de qué me pongo y con la ropa perfectamente ordenada y preparada”, sentencia Adams.
 

Armario

Vestidor diseñado por Lisa Adams.

Cortesy of LA Closet Design

Lisa Adams

Lisa Adams posando con una de sus creaciones.

Cortesy of LA Closet Design

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa