50 sombras… ¿cristianas?

Una película será la alternativa espiritual a la adaptación de la trilogía erótica. Dirigida a solteros cristianos "que creen en la caballerosidad", se estrenará el mismo día que 'CSDG'.

cover

Foto: Facebook Old Fashioned/ YouTube

Dice Melanie Griffith que su hija Dakota Johnson no quiere que ni ella ni Don Johnson vean 50 sombras de Grey (CSDG) cuando se estrene el próximo 13 de febrero. "Ni he visto la película ni creo que vaya a verla… [Dakota] nos dijo, 'no podéis ir, ni de coña'. Así que no iremos a verla. Sí que visité el rodaje cuando rodaban escenas más normales. Vi la habitación del dolor, entré y lo revisé todo", explicaba Griffith hace unos días a Indiewire en el festival de Locarno, a propósito del despegue profesional definitivo de su hija por interpretar a Anastasia Steele en la gran pantalla.

La expectación que despierta la adaptación cinematográfica de la trilogía erótica de Erica Leonard James (se han vendido más de 100 millones de copias) parece no tener límites. Solo en su primera semana, el tráiler de la película se convirtió en el adelanto más visto de 2014 en YouTube, con 36,4 millones de visionados. Teniendo en cuenta el poder de influencia que arrastran las fantasías sexuales de Christian Grey y Anastasia Steele, algunos, lejos de amedrentarse por compartir taquilla cuando se estrene, han visto todo un filón en la posibilidad de contraprogramar al que será el bombazo de 2015. El día de San Valentín, mientras medio mundo haga cola para ver el 'porno para mamás' en pantalla grande, otros también podrán hacerla para ver Old Fashioned (A la antigua), un drama romántico basado en la fe cristiana que se promociona bajo el lema El regreso de la cabellorisidad

La amplia mayoría correrá en masa a ver cómo un hombre con los bolsillos a reventar y pagado de sí mismo pervierte sexualmente y adentra en los caminos del sadomaso a una vírgen fascinada por sus encantos. Lo que no es seguro es cuántos querrán ver ver cómo un joven lozano, carne de fraternidad americana, vive "un cortejo a la antigua en la América contemporánea con una mujer de espíritu libre". Sexualidad VS. Espiritualidad: he aquí la dicotomía del fin de semana de San Valentín del año que viene.

Montaje final

Cartel e imágenes promocionales de la película.

Facebook.com/Oldfashionedmovie

"Old Fashioned contará una historia de amor que parte de la idea del romance cristiano", explica su director-protagonista-guionista, Rik Swartzwelder, en una nota de prensa bajo el oportuno título David VS. Goliath. "Durante los próximos meses vamos a oír hablar mucho de estas dos visiones que ofrecen las dos películas: Una es una cinta 'indie' de bajo presupuesto que busca su hueco con un romance cristiano en la actualidad. La otra es una multimilonaria producción de estudio basada en el best seller de una novela erótica que tiene… otros objetivos en mente".

Su referencia biblíca para describir su estrategia de comunicación no es baladí. A la antigua tira de pasajes de las sagradas escrituras sobre impresionadas sobre fotos de la película para crear lemas inspiracionales. , su película de bajo presupuesto –que cuenta con 7.000 seguidores en Facebook frente a los 660.000 de CSDG– busca la viralidad con frases religiosas a la Coelho para promocionarse: "¡El amor de Dios te ha encontrado! ¡Empápate de él e inspírate para encontrar un nuevo tipo de romance: el romance a la antigua!

Vendiéndose como la '50 sombras de Grey para cristianos', la película de Swartzelder ha captado la atención de Variety o el Independent. Financiada por la productora de cine cristiano Working Title Agency (con recaudaciones de hasta 60 millones de dólares por God's not Dead) y distribuida por Freestyle, la película tratará de captar "a los solteros cristianos" que busquen una alternativa a CSDG. De hecho, ya han anunciad el lanzamiento de una adaptación literaria del film, aunque probablemente no puedan batir  las ventas de la trilogía erótica de E. L. James.

EE UU  no es el único país con una industria dirigida específicamente en el público confesional y la transmisión de sus valores. El mecenazgo de asociaciones cristianas europeas ha permitido la creación de un especie de 'mercado indie cristiano'. En Francia, tras el éxito de títulos como De dioses y hombres se estrenó en junio Le Mante Religieuse, una producción de 2012 sobre la historia de Jezebel y que ha llegado a la cartelera apoyada por una fuerte campaña mediática (y la lapidación instantánea de la crítica). En octubre estrenará L'Apôtre, una película sobre la conversión de Akim, un aspirante a Imán que decide convertirse al catolicismo. En España el mercado también se expande. La productora Contracorriente es la encargada de transmitir el mensaje y los valores cristianos con sus películas. Su última cinta, Un Dios prohibido (en la que aparecía Elena Furiase) se ha hecho con el 'Oscar' del cine católico, al llevarse el premio a la mejor película en el festival Mirabile Dictu. ¿Para cuándo una alternativa cristiana a Las Edades de Lulú?

50 sombras

Fotograma de ’50 sombras de Grey’.

YouTube/ Universal

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa