Foto: Getty Images

La invasión de los vestidos de Nochevieja que despiden 2021 como si vivieses en los 90

El escaso tamaño de los tirantes espagueti es inversamente proporcional a la popularidad que esta prenda alcanzó durante el cambio de milenio. Vital para reinas de sitcoms y musas del grunge, se posiciona esta nochevieja como ese vestido amuleto que llenará de buenas vibraciones el primer día del año.

  • Foto: Getty Images

    1 de 17

    Jennifer Aniston: la ideóloga. Además de sus corte de pelo, demandados hasta la saciedad en peluquerías de medio planeta, la actriz californiana puso de moda durante los años noventa una legión de prendas secundadas religiosamente por nuestra generación. El “spaghetti strap dress” fue sin duda una de ellas, reconocible por el escote recto y unos finos tirantes (de ahí la referencia a la pasta italiana). Una prenda comodín con la que ir siempre bien vestida en cualquier ocasión. A plena luz del día Aniston lo combinaba (y lo imitábamos) con camisetas blancas y zapatillas, dejándolo solo y sin más artificios para estrenos de cine y galas nocturnas. En cuestión de colores, el negro fue el más recurrente en los looks de la actriz durante esta década, dando un giro sensual y minimal al concepto de “little black dress” que ideó Coco Chanel.

  • 2 de 17

    Zara. Este vestido cumple con todos los requisitos del modelo popularizado por Aniston en los noventa: escote recto, tirantes finos, mínima expresión y una silueta pluscuamperfecta enmarcada por la cremallera trasera. Los frunces a la cintura y el detalle del jacquard en satén son dos puntos más a favor.

  • 3 de 17

    &Other Stories. Al vestido puramente Aniston, de tiras y línea stretch, se añade en esta prenda fluida de lino y Tencel™ Lyocell un sensual escote en cruz en la espalda. Infalible.

  • 4 de 17

    Am Lul. Si buscamos un aire más festivo al clásico LBD solo es cuestión de añadir un poco de brillo. La versión Diamond del vestido Kiki, uno de los iconos de la marca creada por Gala González, incluye varias tiras de strass en el escote sobre piel de terciopelo.

  • 5 de 17

    El vestido de las chicas  ‘Friends’. Todo se pega. Durante una década de grabación, Jennifer Aniston, Lisa Kudrow y Courteney Cox no solo compartieron ensaladas, cotilleos y cortes de pelo, sino que retroalimentaron su estilo en cada episodio. Los vestidos de tirantes finos se convirtieron casi en un personaje más de la serie, con multitud de apariciones a sus espaldas en todo tipo de tejidos, estilos y colores. Uno de los más memorables fue el que lució Monica Geller (Cox) durante la fallida boda de su hermano Ross con Emily. Este vestido de ceremonia en rojo valentino revelaba otro de los “must” de la época que ahora regresa: el escote drapeado.

  • 6 de 17

    Mango. Emular a Monica Geller durante la noche de su primer escarceo con Chandler será fácil con esta réplica casi exacta del original en seda satinada, pero con un diseño más informal acortado a media pierna.

  • 7 de 17

    Lefties. En color púrpura y con un escote también holgado, este vestido evasé se viste de fiesta con unos finísimos tirantes de strass.

  • Foto: Getty Images

    8 de 17

    El uniforme de las bailarinas. Aunque los noventa fueron los grandes artífices del estrellato de esta prenda, nos debemos remontar a casi un siglo para fijar su nacimiento. Fueron las “ flappers”, esas jóvenes bailarinas de charlestón que revolucionaron los años veinte, las primeras en adoptar este tipo vestidos con correas en espaguetti sobre los hombros y flecos de telas metálicas, todo un hito para la moda femenina que cambió la silueta tradicional por otra más relajada y sexi. Este giro revolucionario en el armario de la mujer definió décadas más tarde el estilo glamouroso de Hollywood entre actrices como Marilyn Monroe o Ava Gardner.

  • 9 de 17

    Desigual. Este minivestido encajaría con la misma facilidad en la percha de Joséphine Baker que en la de François Hardy, la musa de los vestidos malla de Paco Rabanne. Con unos tirantes minúsculos y una red de flecos tornasolados, esta pieza conecta con lo mejor de cada era.

  • Foto: Getty Images

    10 de 17

    La versión al desnudo de SJP. Aunque el armario de Carrie Bradshaw es uno de más prolíficos que ha dado televisión, existen algunas piezas con las que la columnista de “Sexo en Nueva York” se casa. Y para siempre. Además del bolso Baguette de Fendi en lentejuelas moradas que un ladrón intentó robar y que reaparece ahora en “And Just Like That…”, hay una prenda que repite el personaje de Sarah Jessica Parker tanto dentro como fuera de la pantalla, durante la primera cita con Mr. Big, la la campaña publicitaria de su columna o (en la realidad) para acudir a los VH1 Vogue Fashion Awards de 1997. Bautizado por la prensa americana como "the naked dress" (“el vestido desnudo”) fue diseñado por DKNY para ser sostenido únicamente por dos microscópicos tirantes. Los escasos centímetros de tela y el tono nude ratifican su apodo.

  • 11 de 17

    COS. Con un corte midi y un escote bañador, la propuesta sueca se ciñe a la elegancia minimal del modelo que puso de moda Sarah Jessica Parker en los años noventa.

  • 12 de 17

    El vestido ‘ravero’ por excelencia. El vestido malva que luce Kelly MacDonald en la discoteca de “Trainspotting” (1996) está casi a la altura de los primeros acordes de “Atomic” de Blondie que acompañan a esta mítica escena. La fuerza superior que conduce a Mark Renton (Edward McGregor) hasta ese amor platónico sin aún haberlo conocido, parece guiada por los numerosos cristalitos de este vestido que, 15 años más tarde, sigue siendo el rey de todas las nocheviejas.

  • 13 de 17

    Bershka. Este modelo con paillettes en rosa "barbie" y tirantes de cadena sería la versión actualizada que hubiera escogido Elizabeth (Kelly MacDonald) para irse de rave la última noche de 2021.

  • 14 de 17

    Pull&Bear. Con un guiño al Pantone 2022, el Very Peri (una mezcla de azul y rojo violáceo), este vestido satinado con escote recto será el mejor amuleto para tener una buena entrada de año.

  • 15 de 17

    Reformation. El vestido Kosta de la firma angelina concede una excepción al dominio del monocolor en esta prenda con estampados retro y serigrafías. Los tirantes espaguetti son además ajustables.

  • 16 de 17

    High Spirits. Otro rasgo reconocible de un vestido noventero es el fruncido que se puso de moda en el escote para potenciar el corte imperio. El modelo Moon Child lo actualiza con un cierre en lazo y un delicado tono azul perlado.

  • 17 de 17

    Zalando. El tirante espaguetti se multiplica por el escote de este diseño lencero de Gina Tricot, fabricado en satén con animal print en el mismo tono. Después de nochevieja será ese vestido de cóctel multiusos para próximas ceremonias.

Etiquetas:
  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa