Todas para una: la tendencia mosquetera

El cine y la moda recuperan una vez más las botas, capas y sombreros de la corte de Luis XIII.

Los tres mosqueteros

Foto: Aurum

La última película inspirada en las hazañas del trío más famoso de la época de Luis XIII se estrena hoy con Milla Jovovich y Orlando Bloom como cabeza de cartel. Películas mosqueteras ha habido muchas, pero es la primera vez que vemos a estos espadachines en 3D. Y la moda acompaña: la tendencia dicta que este otoño también nos vistamos como ellos. ¿Qué tiene este estilo para seguir generando tendencia? Además de por favorecedora y atemporal, está claro que todo el mérito se lo debemos al atractivo de los personajes de Athos, Porthos y Aramis, los hombres que según Alejandro Dumas luchaban para proteger al rey elegantemente ataviados con botas en forma de embudo, sombreros tipo castor y capas sostenidas sobre un hombro. Pero su influencia estética no habría podido hacerse efectiva sin sus incontables apariciones en la gran pantalla

Mucho antes de que las imágenes tridimensionales llegasen a las salas de cine, en 1921, Fred Niblo ya se interesó por esta historia, que rodó en una cinta muda. Después le sucedieron adaptaciones de los directores George Sidney o Richard Lester, entre muchos otros, hasta que en 1993 la fiebre por los mosqueteros se volvió a desatar gracias a la puesta en escena de Chris O´Donnell como D´Artagnan y la archiconocida banda sonora interpretada por Sting, Rod Stewart y Bryan Adams. Apesar del éxito del filme, por aquel entonces la moda, que bailaba al son del minimal de Calvin Klein y la sensualidad de Hervé Leger, hizo caso omiso de esta estética. 

Pero los personajes fruto de la imaginación de Dumas, cuyas aventuras se publicaban periódicamente en el periódico Le Siéde en 1844, han marcado un precedente no solo en la literatura y el cine sino también en la moda. Al fin y al cabo el producto viene de Francia y en cuestión de estilo ese "made in" es sagrado.

Hubo un tiempo en el que mientras las cortesanas presumían con los excesos del barroco a través de los accesorios de oro y las pendas brocadas, los espadachines aportaban un toque moderado a la estética con looks muy elaborados pero infinitamente más cómodos, confeccionados en lana y cuero y con el sello inconfundible de la cruz de la flor de lis (símbolo de la realeza francesa). Un estilo muy masculino para el siglo XVII y, en cambio, perfectamente combinable dentro de la androginia que vive hoy el mundo de la moda. 

Sin ir más lejos, esta temporada los pantalones de estética baggy de Halston, los bolsos de piel natural de Lanvin, las capas de paño de lana de Yves Saint Laurent o las botas de caña alta de Dior son solo algunos de los componentes que hacen que una vez más vuelva a sonar eso de "todos para uno y uno para todos". 

– PARA VER LA GALERÍA CON LAS PRENDAS ESTRELLA DE ESTA TENDENCIA, PINCHA AQUÍ

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa