Penélope Cruz en 2012, vestida de Armani Privé. Foto: Getty

Todas las veces que Penélope Cruz deslumbró en los Oscar

Penélope Cruz, la única española que ha ganado un Oscar, acude el próximo domingo por decimotercera vez a los premios de la Academia. Sus apariciones durante todos estos años son historia viva de la alfombra roja más importante del mundo.

  • Foto: Getty

    1 de 12

    En 1994 una jovencísima Penélope Cruz pisaba por primera vez la alfombra roja de los Oscar como parte del elenco de Belle Époque, que aquella noche se llevó la estatuilla a mejor película extranjera. Según contaba entonces a los reporteros, estaba "muy bien, pero un poco nerviosa".

  • Foto: Getty

    2 de 12

    Para gritar su famoso “¡Peeeedroooo!” y entregarle a Almodóvar el Oscar a mejor película de habla no inglesa por Todo sobre mi madre, la española se decantó por un vestido de Ralph Lauren con escote palabra de honor y chal a juego en azul eléctrico.

  • Foto: Getty

    3 de 12

    Su paso por la alfombra roja de 2001, la tercera vez que acudía a los premios, se quedó grabada en nuestra retina gracias a este sencillo, pero elegantísimo Ralph Lauren, firma en la que volvía a confiar, de encaje y cristales. Había nacido una estrella y sus elecciones estilísticas daban buena prueba de ello.

  • Foto: Getty

    4 de 12

    Oscar de la Renta está detrás del vestido palabra de honor, un escote que ha lucido en muchas ocasiones especiales, que llevó a la gala de 2005.

  • Foto: Getty

    5 de 12

    Las crónicas de la época aseguran que en 2007 Penélope tenía claro que acudiría a la gala con un diseño de John Galliano. Sin embargo, una rotura de cremallera de última hora hizo que a contrareloj se decidiera por el plan B: este diseño de Versace en rosa empolvado con una gran cola que ya ha pasado a la historia de  la alfombra roja de los premios de la Academia.

  • Foto: Getty

    6 de 12

    Para acompañar a Javier Bardem en 2008 para recoger el Oscar por su papel en No es país para viejos, Penélope Cruz acudió a los premios de la Academia por primera vez vestida de Chanel, con un espectacular diseño azul noche palabra de honor  con plumas en el escote.

  • Foto: Getty

    7 de 12

    En 2009, para una de las noches más importantes de su carrera, cuando se convirtió en la primera española en ganar un Oscar en 2009 por Vicky Cristina Barcelona, la madrileña lo apostó todo a este diseño de Pierre Balmain con más de 70 años, que la propia actriz compró en en la glamourosa tienda vintage de Beverly Hills Lily et Cie. "Me enamoré de este vestido hace ocho años y me dije a mí misma que algún día volvería a por él; lo volví a ver la semana pasada y me quedaba bien, así que pensé que era una buena señal", contó la actriz a la prensa justo después de recoger la estatuilla.

  • Foto: Getty

    8 de 12

    En 2010 recurrió de nuevo al palabra de honor con un vestido de raso drapeado y cola de Donna Karan. Estaba nominada, por segundo año consecutivo, a mejor actriz de reparto por su trabajo en Nine, pero en aquella ocasión se fue a la cama sin premio.

  • Foto: Getty

    9 de 12

    En 2011 acudió a los Oscar un mes después de dar a luz a su primer hijo, Leo. Javier Bardem estaba nominado por su trabajo en Biutiful y fue la primera vez que pisaban juntos aquella alfombra roja. Para la ocasión ella eligió un vestido tubo de lentejuelas de L'Wren Scott.

  • Foto: Getty

    10 de 12

    En 2012 la protagonista de Madres Paralelas apostó por la seda azul ceniza de este vestido alta costura de Armani Privé. Se recogió la melena en un falso bob y completó el conjunto con diamantes de Chopard.

  • Foto: Getty

    11 de 12

    Inspiración helénica para la ceremonia de 2014, cuando la intérprete se encargaba de entregar dos premios junto a Robert De Niro. Para aquel look confió en la prestigiosa estilista de Hollywood Cristina Ehrlich (que también ha vestido a Jane Fonda, Tina Fey o Laura Dern) que combinó este vestido alta costura de Giambattista Valli con joyas de Chopard y un moño alto.

  • Foto: Getty

    12 de 12

    En 2020, para el que hasta ahora ha sido su último paseíllo por la alfombra roja más célebre de la industria, confío en Chanel. Dos años atrás había firmado como embajadora de la maison francesa, así que la decisión no fue ninguna sorpresa. El vestido, un diseño negro de largo asimétrico y decorado con un cinturón de perlas, era una pieza del archivo de la casa, una creación de 1995 de Karl Lagerfeld.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa