Tiësto renueva la estética ‘clubber’

Es uno de los dj más conocidos. En 2011 lanzó su propia línea de camisetas, Clvb Life. En octubre sale a la venta su último proyecto: una colección cápsula para Guess. La noche tiene su propio dress code.

Tiësto

Estamos acostumbrados a escuchar nuevas colaboraciones sorpresa un día sí y otro también. Con jóvenes talentos o diseñadores consagrados, como Matthew Williamson para Havaianas. Con grandes maisons, como Maison Margiela para H&M. Con blogueras, como Gala González para Mango Touch. Con editoras de moda, como Katie Grand para Hogan. Con artistas, como Yayoi Kusama para Louis Vuitton. E incluso con celebridades de la música y el cine, como Gwyneth Paltrow para la firma MiH. Pero ¿un dj de música electrónica? Hasta ahora parecía más probable encontrar un dj detrás de los platos de una fiesta en la semana de la moda de París o Nueva York que detrás de los patrones de una colección. «Soy fan de las campañas de Guess», confiesa Tiësto (1969, Países Bajos) al equipo de S Moda en la terraza de su suite en el hotel Pachá de Ibiza, a última hora de la tarde (el inicio del día para una persona acostumbrada a vivir de noche). «Y Paul Marciano [propietario del imperio Guess] es fan de Tiësto. Así que, ¿por qué no hacer algo juntos?». Dicho y hecho. En enero quedaron para cenar en un restaurante de Los Ángeles y, dos horas después, decidieron preparar una colección cápsula.

Tiësto es una figura imprescindible de la escena clubber. Más que años, lleva décadas en lo más alto. La noche es su hábitat… y también su fuente de inspiración. «El estilo cambia mucho en función de la ciudad. En Los Ángeles, se lleva un look más desenfadado: pantalones anchos, camisetas oversize… En realidad, los tíos no se arreglan demasiado. Mientras que en los clubs de Estocolmo, que es una de mis capitales favoritas, todo el mundo va a la última: bonitas camisas, vaqueros con el corte y el color de la temporada… Allí los hombres son muy metrosexuales y tienen más clase», explica Tiësto, que este verano ha vuelto a ser dj residente en Pachá Ibiza. Algo está cambiando en el sexo masculino. «Sí, me interesa la moda», admite, «y leo revistas de moda; de hecho, creo que leo más revistas femeninas que masculinas», afirma sin complejos.

Radiografía de estilo de un artista ‘dance’. Atrás quedan ya los años en que se vestía con camisetas con grafismos estrambóticos. «A veces me da vergüenza recordar algunos de aquellos estampados». Sin embargo, las camisetas siguen siendo su mejor carta de presentación. Sin duda, porque es la única prenda que vemos de él desde la pista de baile cuando está detrás de los platos. «Cuando pinchas, la moda pasa a un segundo plano por obligación. No tienes otra opción. Hace demasiado calor para ponerte un traje o una camisa abotonada. Ni siquiera puedes llevar una chaqueta sin morir en el intento. Pero tendrías que ver los zapatos. Porque me fascinan», explica. «Aunque con mi trabajo se arruinan rápido. Cada mes tengo que comprar un par nuevo», asegura el dj, que a finales de 2011 lanzó su propia colección de camisetas, Clvb Life, con diseños inspirados en las pantallas LED de sus conciertos.

Ibiza, Korea, Hong Kong, Brasil, Holanda, Chile, Australia… Su impresionante agenda de sesiones de una punta a la otra del planeta lo convierten en un auténtico trotamundos. «En realidad no tengo casa. Básicamente, viajo con dos maletas; y eso es todo lo que tengo. En casa de mi madre almaceno mis trastos. De hecho, en su armario hay más ropa mía que de ella. Así que de vez en cuando, voy a visitarla, renuevo el equipaje y vuelvo a marcharme. Además, muchas prendas las compro por el camino, y como nunca me pongo una camiseta más de dos o tres veces, al cabo de un tiempo, siempre se la regalo a algún amigo». Así que problema de exceso de equipaje resuelto.

Lo que nunca olvida es incluir sus chaquetas en la maleta. Uno de sus modelos favoritos, de cuero y con la bandera de Estados Unidos en la espalda, está en una de las sillas de la terraza. Poco importa que el termómetro supere los 30 ºC en Ibiza y las chicas a las puertas de Pachá lleven vestidos mínimos, casi inexistentes. «Colecciono americanas. Hace poco estuve con Kanye West en el backstage de su concierto en París, antes de que saltara al escenario, y estuve a punto de robarle tres de sus chaquetas. Es un tío muy inteligente. Es mi artista favorito fuera de la escena dance. Me encanta su música, sus letras, su creatividad… incluso sus colecciones. Tiene diseños increíbles», cuenta.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa