Thierry Mugler junto a su musa, Jerry Hall, en 1995. Foto: Getty

Látex, desfiles de una hora y mujeres-anfibio: la gran herencia que Thierry Mugler deja a la moda

El francés que revolucionó las pasarelas en los ochenta y los noventa ha fallecido a los 73 años. Repasamos un legado que marcó una época.

  • Foto: Getty / Cordon Press

    1 de 22

    "Si me dieran un céntimo por cada vestido inspirado en mis diseños, sería multimillonario…". Así sintetizaba Thierry Mugler en una entrevista con S Moda su influencia en una industria que agitó con sus atrevidos y eróticos diseños que crearon escuela en los años ochenta y noventa. El diseñador francés acaba de fallecer a los 73 años "por causas naturales", según reza el comunicado, dejando un legado que sigue vivo. Celebrities como Cardi B, Lady Gaga o Kim Kardashian no dejan de rescatar sus diseños de archivo en alfombras rojas y eventos como prueba de la vigencia de sus creaciones.

  • Foto: Getty / Cordon Press

    2 de 22

    Nacido en Estrasburgo en 1948 en el seno de una familia burguesa, Manfred Thierry Mugler, que en los últimos tiempos prefería que le llamaran con su nombre de pila, se rebeló contra su entorno siendo muy joven. A los 14 años se marchó de casa y empezó a trabajar en una pizzería para subsistir. Más tarde llegaría a la ópera de Estrasburgo como bailarín clásico.

  • Foto: Getty / Cordon Press

    3 de 22

    Tras pasar seis años bailando se mudó a París y descubrió el oficio de estilista. Y el resto es historia. Empezó a diseñar sus propias creaciones revolucionando la industria con sus prendas de vinilo y látex. “Dignifiqué materiales que solo se encontraban en los sex shops”, afirmó a esta revista. En la imagen, Sharon Stone luce una de sus eróticas creaciones en 1992.

  • Foto: Getty / Cordon Press

    4 de 22

    Una de sus grandes musas fue la modelo Jerry Hall, estrella de muchos de sus desfiles, que encarnaba a la perfección su ideal estético. En la imagen, juntos en 1995.

  • Foto: Getty / Cordon Press

    5 de 22

    Sus diseños convirtieron a las mujeres en insectos, alienígenas o futuristas androides. Y, aunque algunos lo acusaron de sexualizarlas hasta el punto de reducirlas a objetos sexuales, la historiadora del arte Linda Nochlin, experta en analizar la representación femenina en el arte, aseguró en 1994 que la apuesta de Mugler era tan extrema que sus mujeres "no eran objetos sexuales, sino sujetos sexuales".

  • Foto: Getty / Cordon Press

    6 de 22

    Coetáneo de Azzedïne Alaia,  Claude Montana o Jean-Paul Gaultier, junto al que posa en esta imagen, Mugler se consideraba más influenciado por diseñadores como el californiano Rudi Gernreich que por los franceses de su generación. "Fui yo quien abrió la veda. Ellos simplemente me siguieron", llegó a afirmar sobre sus colegas de profesión.

  • Foto: Getty / Cordon Press

    7 de 22

    El francés fue uno de los pioneros en concebir sus desfiles como espectáculos que trascendían la moda. En 1984, por ejemplo, congregó a 6.000 personas en el estadio Zénith de París creando un macroevento en el que más de la mitad de los asistentes pagaron la entrada de su bolsillo. Tampoco era extraño que sus shows durasen hora y media.

  • Foto: Getty / Cordon Press

    8 de 22

    Para él desfilaron todas las grandes supermodelos de la década de los noventa. Desde Linda Evangelista (en la imagen para su colección otoño-invierno 1995, una de las más recordadas y aplaudidas) a Kate Moss pasando por Claudia Schiffer, Naomi Campbell o Eva Herzigova.

  • Foto: Getty / Cordon Press

    9 de 22

    Rossy de Palma y Pedro Almodóvar, durante uno de sus desfiles en 1991. La actriz española colaboró en muchas ocasiones con Mugler e incluso desfiló para él convirtiéndose en una de sus musas.

  • Foto: Getty / Cordon Press

    10 de 22

    Su colaboración con el mundo de la música también fue muy prolífica. Antes de que vistiera a Beyoncé en su gira de 2008, una de las colaboraciones más recientes y recordadas, David Bowie, Madonna o Céline Dion vistieron sus diseños.

  • Foto: Getty / Cordon Press

    11 de 22

    A pesar de que siempre quiso huir de lo comercial, uno de sus grandes hitos fue su línea de perfumería, producida y desarrollada por Clarins. En concreto, el perfume Angel fue una de las fragancias más revolucionarias y vendidas durante la década de los noventa.

  • Foto: Getty / Cordon Press

    12 de 22

    Hoy en día Angel sigue un gran éxito de ventas. En la imagen, la campaña del perfume protagonizado por Georgia May Jagger.

  • Foto: Getty / Cordon Press

    13 de 22

    Las siluetas ajustadas, las asimetrías, las formas femeninas al descubierto y la iconografía de 'mujer fatal' del cine clásico definieron sus propuestas. Él mismo bautizó a estas mujeres como Glamazon, un concepto que después reivindicaría la drag queen RuPaul.

  • Foto: Getty / Cordon Press

    14 de 22

    En 2002 se retiró de la primera línea de la moda y comenzó un cambio físico que hacía difícil reconocerlo en los últimos tiempos. La cirugía estética transformó su rostro y el culturismo, su cuerpo. El propósito era precisamente que nadie lo pudiera identificar, según confesó a The New York Times en 2010. "No quiero que nadie me recuerde lo que hice", aseguró sobre su trabajo.

  • Foto: Getty / Cordon Press

    15 de 22

    Tras casi dos décadas retirado de la moda, en las que se dedicó a otros proyectos artísticos como la fotografía o el diseño de vestuario para espectáculos como Zumanity de El Circo del Sol, el diseñador regresó para diseñar el vestido efecto mojado que Kim Kardashian lució en la Gala Met de 2019. Esa estética inspirada en las prendas mojadas ya la había explorado en su colección de alta costura de la primavera de 1998.

  • Foto: Getty / Cordon Press

    16 de 22

    En los premios Grammy de 2019 la artista Cardi B no solo hizo historia al ser la primera mujer en ganar en solitario el galardón a mejor álbum álbum de rap, también por cómo acudió a recogerlo. Lo hizo con este diseño de alta costura que presentó Thierry Mugler en 1995, en su desfile más recordado, Cirque d’hiver. Un modelo en terciopelo negro y satén rosa que se abría a la altura de la cadera, como una mujer surgiendo de una concha, y que estaba inspirado en El Nacimiento de Venus.

  • Foto: Getty / Cordon Press

    17 de 22

    El vestido mariposa que presentó en la alta costura con Jerry Hall como modelo para la colección Les Insectes, de 1997, también ha sido rescatado con el tiempo. Por Jennifer López, Irina Shayk o Beyoncé, que lo lució para rodar el videoclip de Diva en 2009.

  • Foto: Getty / Cordon Press

    18 de 22

    Sus diseños de archivo también han sido recuperados por rostros tan conocidos como Lady Gaga, cuyo estilista en la década de 2010, Nicola Formichetti, era también director creativo de Mugler por aquel entonces. En la imagen, parte de su colección primavera-verano 2012 para la firma.

  • Foto: Getty / Cordon Press

    19 de 22

    Mugler era íntimo de sus modelos. Aquí, con Carla Bruni en una fiesta post desfile en París en 1991.

  • Foto: Getty / Cordon Press

    20 de 22

    En mayo de 1986, con Andy Warhol. Cultivaría una amistad basada en la admiración. Shirley Malmann, en la semana de la moda de París en 1999, desfilaría en una de sus colecciones ataviada y maquillada como una obra warholiana, en homenaje al artista, que falleció en 1987.

  • Foto: Getty / Cordon Press

    21 de 22

    Naomi Campbell en su desfile de primavera-verano 1992. Fue una de sus modelos fetiche: dos años después, volvió a subirse a la pasarela para él cogida de la mano de su madre.

  • Foto: Getty / Cordon Press

    22 de 22

    Mugler se aseguraba de que sus desfiles fueran auténticos espectáculos encargándose no solo de la colección, sino también de la escenografía, la iluminación y el estilismo. Sin duda su sentido del espectáculo, que agitó la industria y creó escuela, será recordado para siempre.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa