Sin biquini no juegas al balonmano playa

Las jugadoras se unen para protestar por la nueva normativa europea que las obliga a jugar con top y braga. Antes podían hacerlo en camiseta y pantalón corto.

Balonmano

Foto: Getty

En una sociedad en la que un tema como el machismo sigue presente en la actualidad diaria, un sector como el deporte no iba a suponer la excepción. En esta ocasión la polémica ha surgido por la normativa europea que –en su regla 4.8– exige a las jugadoras de balonmano playa utilizar un equipamiento compuesto por un top y una braga a partir del próximo año. Hasta ahora, las deportistas podían utilizar camiseta y pantalón corto para disputar las competiciones pero, según el nuevo reglamento, ya no tendrán esa posibilidad.

Dicho cambio en la normativa se hizo patente en el campeonato de balonmano playa que se disputó el primer fin de semana de julio en Suances (Cantabria). Solo uno de los equipos participantes en el evento deportivo iba equipado adecuadamente para la nueva normativa: el resto (21 equipos) recibieron una amonestación por parte de la federación en la que se les advertía que a partir de 2015 sería obligatorio el “formato biquini”. Las jugadoras que no acaten ese nuevo reglamento no podrán competir.

El malestar dentro del sector no se ha hecho esperar. La Federación Vasca de Balonmano ya ha anunciado que se está planteando el seguir participando en las competiciones organizadas por la federación española y posiblemente presenten una queja por escrito aprovechando la celebración del campeonato de España en el mes de agosto.

En el blog Progresos Balonmano, de Aroa Moles y Maitane Navarro (ambas árbitras de balonmano), se explica detalladamente el caso que ha desatado la polémica. Según comentan sus responsables a través de correo electrónico: “La polémica surgió el sábado 5 de julio cuando leímos en Twitter a varias chicas quejarse sobre las amonestaciones y nos informamos un poco. En nuestro blog pusimos la noticia con nuestra opinión personal y desde ese día hemos recibido miles de visitas y en Twitter hemos hablado con muchas personas que están de acuerdo”.

Ese mismo día pusieron en marcha en dicha red social el hashtag #ponteeltopTU, que desde entonces no ha parado de crecer. “Como árbitras que somos nos parece mal la norma 4.8 con respecto a los equipajes de la categoría femenina, aunque también nos parece bien que haya una norma que regule los equipajes siempre y cuando no se le obligue a nadie ir vestido como no quiere”, afirman.

Ante la pregunta de cuál es el motivo de la decisión del cambio de indumentaria, explican que: “No se sabe, ya que la norma es de la Federación Internacional de Balonmano y entre todos decidieron que así fuera. La gente opina que la norma se habrá aprobado para que la gente vaya a ver más balonmano femenino y así promocinonarlo. No sabemos si en otros países esta regla se acepta o también hay debates pero por lo que a nosotras respecta (y en la opinión de muchos tuiteros que están en el mundo del balonmano) lo justo es que las chicas que quieran ir en top y braga vayan y las que no quieran que puedan llevar una camiseta y pantaloncito corto”. Además puntualizan que la vestimenta: “Para nada influye en el juego porque está totalmente prohibido agarrar y no habría problemas con las equipaciones”.

Balonmano

Los equipos asiáticos ya compiten con top y braga.

Getty

No es la primera vez

En junio de 2011 se vivió un caso similar, aunque en esta ocasión afectaba a las jugadoras de baloncesto. La Federación Internacional de Baloncesto (FIBA) decidió exigir que los pantalones y las camisetas de las integrantes de los equipos fuesen más cortos y estrechos. La asociación Facua-consumidores en acción emitió un comunicado al respecto en el que afirmaba que: “es lamentable que la FIBA pretenda reducir a las profesionales del baloncesto a meros objetos sexuales, denotando una mentalidad retrógrada. Y es que estos uniformes, que no se extenderían a los jugadores masculinos, no implican mayor comodidad ni rendimiento en el deporte”.

La modalidad femenina de fútbol tampoco se libró de los comentarios e intenciones machistas. En 2004, el presidente de la FIFA, Sepp Blatter, declaró que sería una buena idea que las jugadoras llevasen prendas más femeninas, como las practicantes de voleibol. Unas indicaciones que no se les hicieron a los jugadores masculinos del mismo deporte. Sus argumentos se basaban en que: “Las jugadoras son guapas, si se me permite decirlo, y tienen reglamentos diferentes a los de los hombres, como jugar con balones más ligeros” e indicaba que: “Podrían, por ejemplo, utilizar pantalones más ceñidos”.

Otros deportes como el bádminton también han vivido escándalos similares y las justificaciones de las instituciones que deciden dichas normativas suelen pasar por la premisa de “la espectacularidad” del deporte. Algo que raras veces ocurre con las modalidades masculinas de las mismas disciplinas, que basan su interés en el propio deporte, no en el físico de los que lo practican.

instagram

Foto de Instagram de Progreso Balonmano acompañada del siguiente comentario: Da igual con qué juguemos, es un deporte no un desfile de modelos. Nosotras jugamos, nosotras decidimos… #ponteeltopTU

Instagram

Etiquetas: |
  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa