Sienna Miller y su famosa camisa rosa en una de las escenas clave de 'Alfie'. Foto: Cordon Press

Sienna Miller en ‘Alfie’ o cómo una camisa rosa de hombre se convirtió en la prenda más sexy del mundo

La figurinista Beatrix Aruna Pasztor, responsable del envidiable armario 'boho' del personaje que convirtió a Sienna en un icono, rememora la historia de una de las camisas más sensuales del cine.

13 minutos. Ese es el total de tiempo en pantalla que suman las apariciones de Sienna Miller en Alfie, ese remake del clásico de 1966 protagonizado por Jude Law que se estrenó hace quince años. Pero, aunque el metraje pueda parecer escaso, fue suficiente. No solo para convertir a la actriz en una de las promesas de la gran pantalla –aunque después el tiempo contradijera aquella predicción–, sino por hacer de su personaje, Nikki, un icono de estilo que aún permanece hoy como referente incomparable del boho-chic (con permiso de Kate Moss). También, quizá, porque la química entre ella y Law traspasó la pantalla y pronto se convirtieron en una de las parejas más seguidas y polémicas del star system. Acabaron su relación tras tres años por culpa de la infidelidad de él, que fue pillado con la niñera de sus hijos, y, tras reencontrarse tiempo después, volvieron a separar sus caminos cuando se filtraron unos cariñosos mensajes de ella hacia otro hombre. Pero esa es otra historia.

Aunque Miller, que por aquel entonces tenía 23 años y era una recién llegada a la industria, comparte reparto en Alfie con actrices de la talla de Susan Sarandon, Marisa Tomei o Jane Krakowski –todas ellas conquistas del casanova encarnado por Jaw– consigue brillar por encima del resto. Y gran parte de la culpa la tiene el vestuario de la cinta, a cargo de la figurinista húngara Beatrix Aruna Pasztor. «Para crear el armario de Nikki me inspiré en iconos como Brigitte Bardot o en las mujeres prerrafaelitas del siglo XIX», rememora la diseñadora a S Moda. «La propia Sienna se sintió muy cómoda y atraída por ese estilo boho, así que supimos desde el principio hacia donde tirar. Para una diseñadora de vestuario este tipo de look es muy atractivo porque da mucha libertad en cuanto a patrones y texturas y es muy versátil: informal, poco convencional y dramático», cuenta.

Sienna Miller tras despojarse de su camisa rosa.

De entre todos los estilismos que luce Miller en sus contados minutos de gloria, la camisa rosa masculina es una de las piezas clave. Todo en esa escena –excepto la indiferencia de Law– provoca que cualquier mujer quiera parecerse un poco a esa Nikki que anda pintando la pared descuidada, sin importarle mancharse las manos o cargarse la decoración, mientras apura un pitillo y se pasea por la casa con una camisa de hombre a modo de vestido. Más aún cuando se la quita segura de sí misma y dispuesta a dejar sin respiración a Alfie. Resulta difícil digerir que este decida marcharse del apartamento dejando allí a esa mujer de coleta despeinada y mirada ahumada que corta un calabacín –la metáfora muy sutil no es– ataviada entonces, solo, con un minúsculo tanga.

Pero volvamos a los escasos segundos en los que, antes de quitársela, Sienna Miller hace de la camisa rosa oversize un básico de armario. «Para dar con aquella camisa concreta hice, literamente, una colección de todas las camisas rosas que encontré en Londres y a partir de ahí decidimos cuál sería la mejor. Ha pasado mucho tiempo desde que rodamos la película y la verdad es que no puedo recordar exactamente dónde la encontré. Sé que gran parte del vestuario de Alfie era de Yves Saint Laurent y Zegna, así que probablemente fuera de una de esas dos marcas o incluso vintage», apunta la diseñadora de vestuario. Lo cierto es que no es difícil encontrar a día de hoy modelos similares. No solo rebuscando en los armarios de novios, padres y amigos, también en las propuestas de numerosas firmas como Balenciaga, Emma Willis, Faithfull The Brand, o incluso Zara, que incluyen en sus colecciones varias camisas rosas de grandes proporciones. ¿Los motivos? Una buena camisa nunca pasa de moda y menos aún en plena desescalada, momento en el que aporta cierta elegancia sin renunciar a la reclamada comodidad. ¿Por qué no usarla para ir a la playa o salir de fiesta a modo de vestido como la propia Sienna?

Una de las camisas a lo Sienna que propone Zara esta temporada. Foto: Zara

Probablemente, eso sí, al común de los mortales no les siente tan bien como a ella ni resulte tan sensual. «A pesar de ser una camisa de hombre es sexy debido a la tela y la talla, que da libertad de movimientos y hace que Sienna se pueda sentir relajada y cómoda llevándola, es como su segunda piel», apunta Aruna. «Un verdadero bohemio no tiene límites acerca de su romanticismo e individualidad. Creo que así era precisamente el personaje de Nikki».

Brigitte Bardot o las prerrafaelitas sirvieron de inspiración a la figurinista de ‘Alfie’ para crear el mítico look. Foto: Cordon Press

Durante el resto del filme, Nikki sigue haciendo gala de un estilo igual de deseable. Escotados vestidos negros, grandes abrigos de pelo, vestidos despreocupados y un buen surtido de lencería. Todo aderezado, claro, por el inseparable tupé con flequillo que popularizó Brigitte Bardot y una mirada siempre manchada de negro. «Sienna incluso utilizó su propia ropa en algunas escenas y Jude también se involucró mucho en el vestuario. Sin duda ayudó que ambos son muy elegantes y estilosos. Fue muy divertido trabajar con ellos creando estos personajes icónicos y atemporales», considera Aruna.

El resto de las piezas, originales de los años 60 y 70, las encontró en tiendas de Londres emplazadas, sobre todo, en Portobello Road en el barrio de Notting Hill. «Esa mezcla de lo vintage, que viene ya con su desgaste y su historia, con otras prendas nuevas de grandes firmas, es lo que da esa apariencia tan auténtica al vestuario», confiesa la figurinista. Una apariencia boho-chic, shabby-chic o folkie, como la quieran llamar, cuyo éxito hace unos años fue achacado por varias publicaciones y hasta por el Urban Dictionary al personaje de Nikki.

«Sienna incluso utilizó su propia ropa en algunas escenas», cuenta la diseñadora de vestuario. Foto: Cordon Press

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa