¿Se debe notificar el retoque fotográfico?

Francia, Israel y Reino Unido discuten sobre la necesidad de advertir al lector sobre las fotografías alteradas digitalmente.

Madonna retoque

Foto: Gtres / Retocador: Aaron Serrano.

KARA ESCHHACH
Cofundadora y editora de Verily Magazine

Una revista con una política anti-Photoshop. «Creamos Verily para que fuera una voz alternativa que inspirara a las mujeres a mostrar la mejor versión de ellas mismas, lejos de ese molde de belleza hipersexualizada de otros medios».

Defecto y virtud. «Creemos que las características que hacen única a una mujer –que pueden ser sus patas de gallo, sus pecas o un cuerpo que no sea firme como una roca– contribuyen a potenciar su belleza. Por eso nunca cambiamos la estructura facial ni el físico de nuestras modelos. Tampoco alteramos las arrugas o las marcas de nacimiento. Ni la textura de su piel. Nuestra meta es mostrar lo mejor de cada cual, que no tiene que ser una obra de ficción».

La demanda del lector. «Mostrar imágenes poco realistas del cuerpo perfecto es dañino para las jóvenes, pero no creemos que la intervención del Gobierno sea la mejor de las soluciones. Si queremos que el cambio sea real tiene que partir de la industria y de la demanda de los lectores. Nuestros monederos y los clics en las páginas web hablan más alto que las leyes. Instaurar un sistema de etiquetado estaría bien, quizás a través de una organización que parta de la industria, como ASME (American Society of Magazine Editors) en Estados Unidos. Eso sería útil para concienciar a los consumidores».

ALBERTO YAGÜE
Experto en posproducción digital.

El objetivo del retoque. «Un retocador básicamente es un técnico encargado de mejorar o embellecer una imagen. Con este trabajo se busca mejorar la fotografía no solo eliminando defectos, sino mejorando el resultado final. La imagen puede sufrir ciertas alteraciones sin que esto la modifique en exceso. Personalmente, creo en un retoque sutil y responsable, que es aquel que no excede un límite razonable de licuados extremos en cintura o proporciones del cuerpo antinaturales».

El proceso. «Nos hacen llegan los archivos raw o brutos, marcamos las imágenes con el fotógrafo o incluso con el retratado, y finalmente hay varias fases de revisión o comprobación. En ese momento es cuando hacemos llegar la imagen a la revista junto con una prueba de color».

¿Un sistema de etiquetado por ley o autorregulación? «Elijo la segunda opción, ya que creo que debe ser la propia revista la que haga esta advertencia».

Tendencia: el efecto natural. «Nuestros clientes cada vez piden un resultado mucho más natural y real. El límite en el retoque técnicamente no existe, pero es cierto que debemos guardar cierta credibilidad. Otras veces se busca el efecto fantasía para provocar en el espectador sensaciones y experiencias que no son reales pero sí que son muy interesantes».

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa