Sapos, culebras y bichos muertos

La fórmula del conjuro perfecto: garras, serpientes, sangre y huesos de animales se convierten en joyas.

Sapos, culebras y bichos muertos

Alejada de la joyería clásica, enfrentada en su estilo a la joyería lánguida con toque parisino, próxima en su concepto a los accesorios punk de luxe, la joyería inspirada en elementos un poco escabrosos está en auge. La primera fue Pamela Love con sus collares viscerales (corazones en plata) y sus pulseras garra, ideales para un conjuro del diglo XXI. Ahora los joyeros con inspiraciones maléficas son legión. Dejamos aquí los ingredientes para un mal de ojo caro e ineficaz. Y precioso.

Garras
Pamela Love triunfó con su pulsera-garra, que ha sido imitadísima y empleadísima tanto en editoriales de moda como en muñecas it. Por ejemplo las de Julia Restoin Roitfeld, una gemela Olsen, o esas coolhunters, trendsetters, early adopters, o cómo las llamen ahora, que aparecen en el blog Jak & Jil. Deadly Ponies ofrece una versión del anillo-garra por un tercio de lo que vale el de Pamela Love. ¿Cuánto cuesta la originalidad? ¿Cuánto cuesta el diseño? No entremos en temas peliagudos, que ya sabemos que dan para mucho. Si quieres una versión barata del anillo-garra, aquí la tienes.

Culebras
Es un formato más habitual. De hecho, las pulseras, anillos y gargantilla con forma de serpiente fueron muy populares en los 70. La versión de Aurélie Bidermann es algo más cruda y parece que culebrea. No es apta para quienes sufren de fobia a las serpientes, ese pánico heredado imprescindible para la supervivencia de nuestros ancestros y que algunos seres evolucionados ya hemos superado (sirva de ejemplo Frank de la Jungla).

Esqueletos
No es nuevo. Un cráneo de res en plata adorna los cuellos de las camisas de los cowboys, los anillos de cráneos de cabra en plata y oro son ciertamente comunes. Pero el hiperrealismo de los anillos de Karlota Laspalas lo convierte en una pieza esencial para las manos de una bruja piruja. Lo puedes encontrar en la tienda online de Openhouse, una tienda-casa de la que habla Toni Torrecillas en este reportaje.

Búhos
Un buen ritual de sacrificio es lo que todos necesitamos después de un mal día de oficina. Sé que tendéis a pensar en vuestro jefe o compañero como víctima, pero liberad vuestra mente y emulad un buen akelarre soft en el que el objeto de vuestras iras sea un animal. No hará falta que os manchéis las manos de sangre. Ya lo han hecho por vosotros Luna and Curious.

Manos
Para quienes pretendan practicar el sacrificio en su versión más extrema. 'La semilla del diablo' os guía. Buñuel es vuestro mentor. Por eso las manos de Delfina Delettrez para Gagosian Gallery os van como anillo al dedo…  Ella, francesa con pinta de princesa indie, oculta una mente deliciosamente perturbada. Sapos, ojos, huevos de araña, culebras, esqueletos…

Viales
Para rematar el conjuro se precisa algún líquido que empape y ligue los ingredientes, que absorba sus propiedades. Más tarde este fluido enriquecido obrará la maldad. Unea vende viales ya preparados con algún mililitro cúbico de los elixires de nuestro tiempo: petróleo o compost aún sin descomponerse.

Etiquetas:
  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa