‘Rosalía stories’ o cómo narrar con Las Grecas el drama del amor en redes sociales

La cantante ha incorporado a su gira al coordinador audiovisual de Tyler The Creator.

rosalia concierto en madrid

Rosalìa en el O2 Academy Brixton el pasado mes.

En el último concierto de la gira que ha consagrado a Rosalía como una estrella internacional quedó claro que el público la adora y que ella está dispuesta a echar mano de todas las herramientas de las que dispone en el siglo XXI una diva del pop para mantener viva la llama de ese amor. Una de esas herramientas son los vídeos y recursos audiovisuales que despliega en pantallas, eso que en la jerga del pop contemporáneo se denominan visuals.

Los visuals han formado parte de la propuesta escénica de Rosalía desde el lanzamiento de El Mal Querer, un disco cuya salida al mercado se anunció, no lo olvidemos, en las pantallas de la neoyorquina Times Square. Parece que la artista ha tenido claro desde el principio que el suyo no iba a ser un espectáculo íntimo creado para salas pequeñas sino uno pensado para grandes masas y recintos gigantes. Por eso en directo su música necesitaba tanto el apoyo de un buen cuerpo de baile (del que ya hemos hablado) como de unos gráficos envolventes que ayuden a generar una conexión las masas que acuden a verla.

Las 15.000 personas que presenciaron el concierto de la barcelonesa en el (recinto anteriormente conocido como Palacio de los Deportes) WiZink Center de Madrid alucinaron con su potentísimo chorro de voz, con las impresionantes coreografías de sus bailarinas y con los estilismos especialmente concebidos para facilitar los movimientos a la cantante, pero además percibieron que algo muy particular está pasando con sus visuals, que ayer apelaron a la tormentosa relación que existe entre las comunicaciones digitales del mundo contemporáneo y las relaciones sentimentales.

No es la primera vez que Rosalía echa mano del lenguaje juvenil contemporáneo en redes sociales y observa la relación que este tiene con el amor (y los juegos psicológicos que genera). Aquella primera colaboración con J Balvin titulada Brillo decía eso de: “He subido quince stories, ¿no lo ves?” en alusión clara a Instagram y sus dinámicas tóxicas.

Sin embargo, sí es la primera vez que este discurso se incorpora al espectáculo audiovisual de la cantante. Ocurrió ayer cuando el coro de la artista versionó el muy mítico Te estoy amando locamente: mientras Rosalía descansaba entre bambalinas, como en una especie de efecto pasillo de espejos, sobre las pantallas que rodeaban el escenario se podía ver otra pantalla más: la de un móvil con la interfaz de WhatsApp abierta.

View this post on Instagram

t estoy amando lokamente @rosalia.vt

A post shared by Anita (@anaalarconros) on

Sobre ese WhatsApp, se iba desgranando la letra del tema de Las Grecas acompañada de emoticonos familiares para cualquier usuario de smartphone, pero especialmente cercanos al público joven. Las líneas iban cayendo con faltas de ortografía y erratas que generaban la sensación de que quien escribía esas palabras era un interlocutor tan humano como cualquiera de los que estaba presenciando el espectáculo y que la canción no era más que una declaración de amor desesperada, torpemente expresada a través del servicio de mensajería instantánea de Mark Zuckerberg.

El público volvió a caer rendido de nuevo con la creatividad gráfica y la evocación de las redes sociales hacia mitad del concierto, cuando Rosalía sorprendió con un tema inédito que no cantó en directo sino en un ‘stories’ de Instagram proyectado.

Este vídeo, según han revelado fuentes cercanas al equipo de Rosalía, lo grabó la cantante por iniciativa propia y de manera espontánea para incorporarlo en la pausa de los conciertos. Sin embargo, la propuesta audiovisual íntegra del espectáculo no es tan inocente e improvisada: la artista se está arropando, como ha hecho siempre, de las fuerzas creativas más interesantes del momento. El show lo han concebido, guiados por la barcelonesa, el estudio de origen catalán OnionLab y el artista californiano Drew Smog, quien también es responsable de los visuals de grandes estrellas del momento como Tyler The Creator.

Rosalía ha recibido cuatro premios Grammy Latinos en los que fueron reconocidos su álbum El mal querer y su canción Con Altura.
También ganó el MTV European Music Award a la mejor colaboración y el MTV Music Award a la mejor coreografía. Ahora solo le falta recibir un premio por los visuals que conectan de forma plena con la cultura contemporánea juvenil y su forma de entender el amor en las redes.

Etiquetas:
  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa