La nieta de Elvis, el (oscuro) icono sexual de la televisión

Kiley Reough, hija de Lisa Marie Presley, protagoniza 'The Girlfriend Experience' (Canal Plus Series) y se gana a la crítica con su retrato de una estudiante de Derecho metida a prostituta de lujo.

Riley Keough en el poster promocional de 'The Girlfriend Experience'. Foto: Canal Plus Series

«Es como mezclar a Peggy Olson con Don Draper en una misma persona y trasladarla a una oficina de abogados en 2016». Dice el crítico Matt Zoller que la actuación de Riley Keough en The Girlfriend Experience es «tan detallada y exquisita que se merece compararla con algunos de esos grandes papeles de personalidades oscuras de la historia del cine y la televisión». Ella interpreta a Christine Reigh, una estudiante de  segundo de abogacía que decide ganarse la vida como escort de lujo (y alternarlo con una beca en un prestigioso bufete) en la intrigante y compleja serie que, tras el éxito de The Knick, produce Steven Soderbergh. El show, que se estrenó ayer en España a través de Canal Plus Series, está producido y inspirado en la película del mismo nombre que el mismo Soderbergh dirigió hace siete años; una cinta que acercó al gran público y elevó a los altares de la fama pop a la estrella del porno Sasha Grey y que ahora, en su formato televisivo, pretende los mismos resultados con la nieta de Elvis Presley (hija de Lisa Marie Presley). Aunque acaba de estrenarse, dicen los privilegiados que han tenido la oportunidad de verla entera que The Girlfriend Experience es la serie del año. Si Soderbergh ya se aventuró en la tele con éxito a enseñarnos los dramas vitales de un médico (Clive Owen) adicto a inyectarse cocaína en los albores de la cirugía moderna, ahora le toca el turno a una joven ambiciosa, inteligente y con ganas de experimentarlo todo en una sociedad podrida por un capitalismo voraz:

Como es de esperar en un canal de cable, apostamos a que habrá mucho sexo y desnudos. Al fin y al cabo, describe la vida de una chica que ofrece a todos esos ricachones de abultadísima cartera  el ‘servicio de la novia’. Esa fantasía perfecta de la mente masculina en la que se puede tener a la partenaire sexy con conversación y escucha atenta en viajes, cenas y cocktails soporíferos para después ofrecer un buen revolcón entre las sábanas. Algo que nos hemos hartado de ver en la pantalla y con resultados más que decepcionantes.

En The Girlfiend Experience se huyen de lecturas moralistas del pasado y se centran en ofrecer un retrato más poliédrico (y complejo) de su protagonista. Aquí nadie espera a su Richard Gere a lo Pretty Woman, ni se plantea los dilemas vitales de Demi Moore en Una proposición indecente. Y si ya habíamos asistido a otros experimentos similares en la televisión como fue la edulcorada Servicio Completo –en la que su protagonista se hacía llamar Belle de Jour, en un guiño más que ambicioso, durante cuatro temporadas sin pena ni gloria por el canal Showtime–, The Girlfriend Experience da un paso más allá para pedir cancha en la liga de esos personajes masculinos atormentados que tanto han poblado las series de la última era, sólo que con una mujer como protagonista. Los directores y guionistas (Amy Seimetz y Lodge Kerrigan, con amplia experiencia en el territorio indie) prentenden indagar en la mente de una joven que se mueve entre el egoísmo, el control absoluto y lo que se intuye como ciertos niveles de sociopatía.

dentro2

¿Y cómo ha acabado la nieta de Elvis Presley protagonizando este proyecto? No es la primera vez que Keough, de 26 años, trabaja con Soderbergh. La joven demostró un más que evidente poderío de bomba sexual en un pequeño papel de stripper en Magic Mike, donde su melena multicolor destacaba para atraer al protagonista (Alex Pettyfer) a un lío de drogas e infidelidades. Keough se estrenó en el cine en 2010, después de ejercer de modelo (salió en una campaña de Mango en 2009 y protagonizó algún que otro editorial en revistas de tendencias). Lo hizo con The Runaways, la cinta biográfica que narraba cómo se formó la banda femenina que lideró Joan Jett. Después sería una enferma hepática en El buen doctor junto a Orlando Bloom, novia de Juno Temple en Jack y Diane y, tras trabajar con Soderbergh, tuvo su hueco en Mad Max: The Fury Road, donde conoció a su marido, un especialista y doble de escenas peligrosas de la película.

Además de esta serie, Keough tiene pendientes de estreno dos películas y está rodando otra. Es una de las favoritas en las semanas de la moda (desfiló para Balenciaga en su show de primavera verano 2016 y hasta ha salido en uno de los proyectos cinematográficos de Miu Miu) y sigue compaginando el cine con su faceta de modelo. «Cuando una mujer adulta toma una decisión por si misma para hacer algo que disfruta, no es justo juzgarla», dijo a Cosmopolitan a propósito de su serie y de la protagonista. Lejos de la ficción, parece que se lo está pasando en grande.

Girlfriend Experience

Etiquetas:
  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa