cover

Repaso visual de la historia del bikini

Desde la época en la que ninguna chica 'decente' se atrevía a ponérselos hasta los modelos de neopreno y corte deportivo que triunfarán este verano.

  • Foto: Corbis

    1 de 18

    Aunque se crea que el bikini nació en el s. XX, la realidad es que ya hay vestigios en las culturas clásicas, concretamente en Roma. Como muestra este mosaico encontrado en la Villa Romana del Casale (Sicilia), las mujeres utilizaban una suerte de atuendo compuesto por dos piezas para hacer ejercicio físico. 

  • 2 de 18

    Los primeros trajes de baño, que constaban de un vestido corto sobre pantalones, normalmente en colores oscuros para disimular el cuerpo femenino, se hicieron para meterse en el agua y no precisamente para nadar. Las mujeres se cambiaban en carromatos dispuestos a orillas del agua, esenciales en las playas europeas de finales de s. XIX.

  • 3 de 18

    No enseñar más de la cuenta era un requisito que toda mujer 'decente' debía cumplir. En 1907, Annette Kellerman, una de las nadadoras más transgresoras de su época, fue arrestada por exhibicionismo en Boston debido a su bañador, más ajustado, como el de un hombre. Kellerman crearía una prenda parecida a un mono para nadar, de una sola pieza.

  • Foto: Corbis

    4 de 18

    Los bañadores durante la década de los 20 evolucionaron a maillots con perneras cada vez más cortas y faldas a medida. Gracias a Coco Chanel, con el tiempo también cambió el concepto de moreno: de estar relacionado al trabajo en el campo, pasó a vincularse al ocio deportivo y a un estilo de vida.

  • Foto: Corbis

    5 de 18

    En el s. XIX los trajes eran tan pesados que no podían meterse en el agua. La evolución de los bañadores va muy acorde con el de la tecnología de los materiales usados. Se experimentó con punto, muselina, punto de media (mediante técnica de tricotado), punto de lana, lástex (hilo elástico cubierto de algodón), nailon o lycra.

  • Foto: Corbis

    6 de 18

    En los años 40 el diseño de los bañadores se relacionó con los espectaculares vestuarios de Hollywood. Las piezas poseían formas que realzaban el cuerpo femenino y utilizaban tejidos más bien estéticos que no tenían en cuenta el secado o la resistencia al agua, como el modelo en terciopelo de la izquierda o el de la actriz Jane Russell de la derecha.

  • Foto: Corbis

    7 de 18

    Tras la segunda Guerra Mundial, el gobierno estadounidense favoreció el modelo de dos piezas motivado por la orden a las industrias de racionar la cantidad de tela usada. Con las rígidas imposiciones del código Hays, que determinaba qué se podía ver y qué no en pantalla, se censuraron los ombligos. Esto daría lugar a los bañadores de braguita alta con los que se vinculan a estrellas como Marylin Monroe, Rita Hayworth o Ava Gardner.

  • Foto: Corbis

    8 de 18

    En 1946 un ingeniero marcaría un antes y un después en la historia: Diseñó un modelo con tiras al que denominó 'bikini' tras la explosión de una bomba nuclear en el atolón de Bikini. Como ninguna chica 'decente' se atrevía a mostrarlo, Louis Réard, su creador, contrató a Micheline Bernardini, una chica que bailaba desnuda en París. El 11 de julio del mismo año posaba en Piscine Molitor en Paris con el transgresor diseño. Era tan pequeño que cabía en la caja que lleva en la mano.

  • Foto: Tumblr veestarz

    9 de 18

    Tras el concurso de Miss Mundo, celebrado en Londres en 1951, se prohibió el bikini. Declarado como 'pecaminoso' por El Vaticano, fue prohibido en países como Italia, Bélgica o España.

  • Foto: Corbis

    10 de 18

    Aunque el bikini se inventó a finales de la década de los 40, tardó varias décadas en ser aceptado por la sociedad. En los años 50 la mayoría de las mujeres seguían apostando por elegantes diseños que cubrían el cuerpo.

  • Foto: Corbis

    11 de 18

    Una de las pioneras en apostar por el bikini fue la actriz Brigitte Bardot, que causó revuelo con este modelo durante el festival de Cannes en 1953.

  • Foto: Corbis

    12 de 18

    Mujeres haciendo esquí acuático en los años 50.

  • Foto: Tumblr makelifecolourfultoday/ Corbis

    13 de 18

    En 1964 se daría a conocer el monokini, una suerte de bañador que exhibía los pechos sin pudor. Creado por Rudi Gernreich, fue conocido popularmente como 'bañador toples' y trataba de expresar la libertad feminista. Una de las imágenes más famosas es la de la modelo Peggy Moffitt (izq.) con un bañador de lana negra del diseñador y peinado efecto 'wet' del mítico peluquero Vidal Sassoon.

  • Foto: Corbis

    14 de 18

    Habría dos mujerones y dos películas que marcarían un hito en la aceptación del bikini: Ursula Andress con su icónica salida del agua enfundada en un bikini blanco en el filme 'Doctor No' (1962), y Raquel Welch en 'One million years B.C.' (1966)

  • 15 de 18

    En 1964 la revista 'Sports Illustrated' lanzaría su primera portada con una modelo en bikini, la maniquí Babette March. La historia detrás de esta portada es que su editor Andre Laguerre no pudo recopilar suficientes eventos deportivos sobre los que escribir y pidió a la redactora de moda Jule Campbell ayuda para rellenar el espacio, incluyendo la portada, con una modelo. Como dice Time, el resto es historia.

  • 16 de 18

    En los años 70 se empezó a popularizar el bikini tanga, muy relacionado a Brasil.

  • Foto: Corbis/Cordon Press

    17 de 18

    Los años noventa fueron sinónimo de bañadores altos, como lucieron tantas veces supermodelos como Claudia Schiffer o Cindy Crawford. Otro de los bañadores más icónicos de esta década, siguiendo la misma tendencia, será el de la serie 'Los Vigilantes de la Playa', con Pamela Anderson como su máximo icono

  • Foto: Lisa Marie Fernandez/ Cordon Press

    18 de 18

    Los años 2000 es un eclecticismo de todas las décadas anteriores. De los bañadores estilo retro de los años 50 a los bikinis de crochet de los 70, el cielo es el límite a la hora de crear. Probablemente una de las tendencias de ahora es la influencia de la estética de submarinista: Materiales como el neopreno y diseños que recuerdan a los monos de buceo inundan propuestas de firmas como Lisa Marie Fernández.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa