¿Quién teme al desnudo masculino en pantalla?

La esperada '50 sombras de Grey' no incluirá desnudo integral masculino y en 'Juego de Tronos' se rebelan para que no solo ellas se quiten la ropa. Vuelve el debate sobre el tabú más viejo del cine.

cover

Corría el año 2006 cuando la HBO pidió a Louis CK, creador y protagonista de la serie Lucky Louie, si podía incluir algunos desnudos en el show. Subir la temperatura en un canal que, precisamante, nunca se ha cortado a la hora de enseñar carne. Él tomó nota y protagonizó un desnudo frontal (e integral) en el segundo capítulo. Todo el mundo vio su pene, la cadena exigió que no se volviese a repetir algo así y la serie solo duró una temporada. Él mismo lo aclararía años después al New York Times: "Nos preguntaban por qué no había desnudos, pero lo que realmente querían decir era: ¿Por qué no Pamela Adlon (que interpretaba a mi mujer) se despelota? Cuando contraté a Pamela, no le dije que ella tenía que hacer algo por el estilo. No se suponía que fuese una serie de ese tipo. Así que me desnudé yo, grabamos el episodio y ellos reaccionaron como Ok, ya hemos tenido suficiente, gracias". La anécdota del cómico más mimado de la crítica no es un suceso poco significativo. Que el miembro de Louis CK cortase el rollo a los ejecutivos de la HBO es una prueba más de cómo la televisión y el cine de los grandes estudios tienen una profunda alergia a mostrar penes en pantalla. El desnudo frontal masculino no encaja en su fórmula. Una ecuación en la que, sin embargo, los pechos y pubis femeninos están más que admitidos y aplaudidos.

La última evidencia de esta animadversión a enseñar el órgano sexual masculino, y quizá la más surrealista del año, ha sido saber que Christian Grey no enseñará nada más allá de sus abdominales cuando en San Valentín se estrene 50 sombras de Grey. Nada de nada. Jamie Dornan no tendrá una secuencia fugaz a lo Fassmember en Shame o fotograma 'inconsciente' a lo Fincher en El club de la lucha. La película basada en el fenómeno literario del 'porno para mamás' que arrasó en ventas por sus escenas explícitas de bondage y sadomaso no será precisamente un festín sexual en pantalla. "Había contratos que especificaban que los espectadores no podrán ver mi, ehem…", dijo Dornan en una entrevista al Observer. "¿Su paquete?", le replican. "Sí, mi paquete". Dornan asegura que la película quiere fomentar la imaginación de los espectadores y la censura respecto a su desnudo integral se debe a la voluntad de "llegar al máximo de audiencia posible sin asquearles. No quieres hacer algo gratuito, feo y gráfico". 100 millones de lectores que conocen perfectamente el miembro de Mr. Grey puede que no piensen igual. También puede que se sientan algo decepcionados al ver cómo, por lo que se intuye en el trailer, sí se despelota Anastasia Steele (Dakota Johnson).

dornan

Posiblemente, esto sea uno de los ‘frames’ en los que Dornan enseñe más carne ’50 sombras de Grey’.

’50 sombras de Grey’/ Paramount

Desnudos en Invernalia

No todos piensan como Mr. Grey. Kit Harington, Jon Nieve en Juego de Tronos, ha alzado la voz para pedir cotas de igualdad en los desnudos en la serie. Los seguidores sabrán que en Desembarco del Rey un vestido se desliza hacia los pies con más facilidad que con la George R R Martin mata a un personaje. Pero ellos, lo que se dice ellos, se resisten a quitarse la ropa. Harington disiente y pide, por qué no, su momento de gloria: "Si vas a participar en una serie en la que el desnudo y el sexo forman parte de ella, tienes que ser partícipe". Sus declaraciones a la revista GQ llegan después de que Oona Chaplin desvelase que Emilia Clarke (Danerys Targaryen) estaba más que harta de desnudarse y se alinean con las de Natalie Dormer (Margaery Tyrell en la serie), que también ha criticado que en la HBO haya pocos desnudos masculinos y reine 'el mandato de las tetas', (boobs mandate, un término del que se habló mucho por el tratamiento del cuerpo femenino en True Detective). "Supongo que solo son las reglas de la televisión por cable, ¿no? Creo que Juego de Tronos ha sido una serie que ha mejorado la igualdad, pero, sí, deberían aumentarlos. Absolutamente".

La viuda de Joffrey Baratheon sabe lo que se dice al recordar esas leyes no escritas de la televisión por cable. Jeffrey Schwartz, director del documental de la HBO Vito (sobre la vida de Vito Russo, autor de El celuloide oculto) aclaró a la revista Frontiers el porqué de no mostrar desnudos integrales masculinos. "Es más una cuestión económica que de censura. No quieres apartar a la audiencia, y mientras se sienten perfectamente cómodos viendo una escena sexual con un desnudo femenino, hay una pequeña porción de población que no se sentará delante del televisor para ver lo mismo, pero con un hombre". ¿Tienen miedo las marcas a relacionarse con una erección en pantalla pero se sienten cómodas con desfiles de pechos y pubis a tutiplén?

Kit Harington

«Si estás en una serie en la que el sexo y los desnudos son parte de ella, tú también deberías ser partícipe». Kit Harington (Jon Snow) quiere más despelote masculino en ‘Juego de Tronos’. No es el único actor de la serie que lo reclama.

HBO/ Game of Thrones

La herencia de la 'mirada masculina' y la jugada de Ben Affleck

El 'doble estándar' con el que se mide el desnudo en Hollywood no es algo nuevo. Laura Mulvey ya lo señaló a mediados de los 70, cuando en su estudio Placer visual y cine narrativo tiró de psicología freudiana para denunciar cómo la herencia de la mirada masculina del cine (la única hasta la fecha) había 'deformado' nuestra visión de lo erótico. Basándose en el cine de épocas anteriores, Mulvey defendió que nuestro instinto escoptofílico (ese que mide el placer de mirar a otras personas como objetos eróticos) estaba totalmente atrofiado tras años y años de ver a mujeres convertidas en simples objetos sexuales por un cine narrado desde el punto de vista masculino. De ahí, posiblemente, viene esa afirmación de Dornan al pensar que su pene en la adaptación de 50 sombras de Grey sea algo "feo, asqueroso y gratuito" o cuando algunas críticas destacaron lo desagradable que era ver a los chicos de Magic Mike restregar su paquete en los stripteases. Tantos años viendo a las mujeres de Hollywood como la única fórmula posible del erotismo han pasado factura. Hasta las comedias románticas de los grandes estudios, esas que se 'dirigen' al público femenino, han concebido esa idea. ¿Alguien sexualizó a Richard Gere en Pretty Woman, o más bien fueron las piernas interminables de Julia Roberts las que querían hacer soñar al público?

Si bien los desnudos integrales masculinos no son un misterio en el cine independiente (Mubi tiene una completísima lista con filmografía que va desde Passolini a Vincent Gallo o Richard Kern), en las últimas décadas sí que hemos visto algún pene que otro en Hollywood. Los hemos visto en comedias (¿Hacemos una porno? o American Pie, la reunión), en dramas descarnados (Shame, Promesas del Este, Un teniente corrupto) y hemos visto a Ewan McGregor, el actor que más se ha desnudado en pantalla (The Huffington Post tiene un supercut muy completo, y poco apto para ver en el trabajo, aquí).

Para la crítica de cine Violeta Kovacsics el desnudo masculino (sea integral o no) siempre irá mucho más ligado al homoerotismo y a la violencia que la búsqueda del placer erótico femenino. "El cuerpo masculino, cuando se muestra, es lucha, es violencia: es 300, películas de boxeo… Por otro lado, en estas películas encontramos dos cuestiones: una es la de la exhibición del cuerpo; luego, que en el fondo son películas de camaradería entre hombres, en las que la mujer no tiene lugar". Kovacsics recuerda que el cine más alejado de Hollywood es el que está ofreciendo perspectivas más interesantes. "Creo que todo está vinculado a la mirada –del director o (y aquí está el tema, que son excepciones) de la directora–. Encontramos ejemplos de directores que sí que han mostrado el deseo en el cuerpo masculino (El desconocido del lago, y aquí cabría pensar en el cine queer) o han mostrado el cuerpo masculino y femenino en el deseo al mismo nivel (aquí pienso en dos mujeres, Jane Campion, con El piano; o Pascale Ferran en El amante de Lady Chatterley).

Sam Taylor-Johnson es la directora de la adaptación de 50 sombras de Grey, la cinta que aspira a comerse la taquilla y que tiene por filosofía (hollywoodiense) que sería 'asqueroso' y muy 'poco comercial' mostrar a Jamie Dornan como llegó al mundo. Sin embargo, en Hollywood hay quien sí sabe sacar rédito de su pene. Que se lo pregunten a Ben Affleck, que en plena promoción de Perdida dejó escapar ante la MTV que en un momento de la película se veía su órgano sexual (sin desvelar en qué parte del metraje) e internet se volvió loco buscándolo. 6 millones de entradas en Google al respecto, guías prácticas para hallarlo o conversaciones imaginarias con el pene de Fassbender en Shame avalan su jugada perfecta. Quién diría que en el mundo del markéting es igual de exitoso no ver el paquete de Mr. Grey que encontrarse con uno sin esperarlo en medio de un drama de misterio de Fincher. Al final todos querrán hablar de ello.

desnudo masculino

Louis CK se rebeló contra la HBO y apostó por desnudarse en ‘Lucky Louie’ y en ‘Louie’. Ben Affleck ha revolucionado Internet con su desnudo en ‘Perdida’ y Michael Fassbender hizo lo mismo con ‘Shame’.

Cordon Press/ Getty

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa