¿Por qué todas las celebrities llevan estas camisas con su nombre?

Dresshirt es la firma responsable de que apellidos y nombres decoren las espaldas más famosas. Convertir una blusa básica en carne de Instagram, la clave de su éxito.

cover blusa personalizada

La espalda de Giovanna Battaglia fue una de las protagonistas indiscutibles del street style de la pasada edición de la semana de la moda parisina. La famosa editora no paraba de jugar poniéndose y quitándose su chupa de cuero para dejar al descubierto el dorso de su sencilla blusa blanca y captar la atención de todos los flashes. Lo que a simple vista parecía una camisa normal y corriente, escondía un llamativo detalle justo debajo de la nuca: el nombre de Giovanna estampado en negro.

Aunque el original detalle no dejó indiferente a nadie, las alarmas no saltaron hasta hace una semana. Gigi Hadid, una de las momentos del momento, compartía en su cuenta de Instagram una fotografía que ya acumula 195.000 'likes'. Lo especial de la instantánea vuelve a residir en la espalda: misma blusa blanca y misma tipografía negra que, en este caso, reproducía el apellido de 'it girl'.

 

Una foto publicada por Gigi Hadid (@gigihadid) el

 

Dressshirt es la marca que se esconde detrás de sus blusas personalizadas y, Marie Claire St. John, la diseñadora que pretende reinventar la camisa amplia de aires masculinos (solo produce esta prenda) y elevarla a la categoría de imprescindible. Hace un par de años, la marca generó un buen puñado de titulares gracias a la original idea de su alma máter: blusas con cuellos intercambiables que permitían transformar un look formal en uno más divertido para poder lucir la misma prenda 24 horas. Ahora, la diseñadora italiana con ascendencia británica revisa el concepto de personalización y prefiere optar por la tipografía en cursiva y los mensajes desenfadados.

Sus blusas, de seda y corte amplio, pueden comprarse a través de la web de la marca (realiza envíos internacionales a un buen número de países entre los que se encuentra España). Además de los modelos básicos (que rondan los 300 dólares –unos 282 euros–) se pueden adquirir los personalizables eligiendo el color de la prenda, el tono de la tipografía y el mensaje que llevarás en la espalda. El mayor quebradero del proceso llega en el carrito de la compra: el desembolso por una de estas camisas alcanza los 445 (419 euros).

proceso diseño dresshirt

Así de fácil es el proceso de personalización de las blusas.

Dresshirt

Además de nombres y apellidos, hay frases a lo Beyoncé (“I woke up like this”, “Flawless”) o los hashtags invaden las espaldas de las fans de la marca. Convertir algo tan básico como una camisa lisa en objeto de deseo y carne de Instagram, son las claves de su éxito. Además de Battaglia o Hadid, la diseñadora de joyas Jennifer Fisher y las editoras de las principales publicaciones de moda ya han dado su beneplácito a los diseños compartiendo el suyo a través de la etiqueta #mydresshirtmyway.

En un momento en el que la logomanía ha dejado paso a la fiebre por las iniciales y los nombres (recordemos el manido poncho de Burberry Prorsum que lucieron hasta la saciedad un buen puñado de celebrities o las camisas de Rag&Bone), la firma Dresshirt tiene todos los ingredientes para seguir conquistando a las más ávidas consumidoras de tendencias.

 

3 Dresshirts are better than one #dresshirt #monogram #am4life #bridesmaids

Una foto publicada por DRESSHIRT (@dresshirt) el

 

@alwaysjudging reppin hard in her custom MSJ Dresshirt. ✌️ #dresshirt #courtneytrop #alwaysjudging #monogram #regram

Una foto publicada por DRESSHIRT (@dresshirt) el

 

@jfisherjewelry rockin' a custom monogram Dresshirt with some seriously awesome accessories. ?

Una foto publicada por DRESSHIRT (@dresshirt) el

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa