¿Por qué nos cuesta tanto acertar con un regalo?

Un estudio revela que tanto dar como recibir regalos genera ansiedad y que en muchos casos el destinatario finge un falso encanto ante el paquete que acaba de abrir.

Regalos

Foto: Everett

Buscar los regalos navideños es una de las tareas que más tiempo nos ocupa cuando se acercan estas fechas. Y es que, encontrar obsequios para una legión de familiares, amigos, compañeros de trabajo o vecinos, es una ardua misión. No sólo hay que darle al coco, si no que además hay que pasarse largas tardes en los centros comerciales, mirando escaparates en las atestadas calles de tiendas o echando un vistazo (y más de uno) a las alternativas que nos ofrece Internet. Además, por supuesto, hay que rascarse el bolsillo por mucho que en éstas navidades los españoles gastemos un 12% menos.

 

Y todo para nada porque el regalo perfecto, simplemente, no existe. Al menos, según un estudio realizado por la psicóloga Karen Pine, que afirma que nuestros esfuerzos sobrehumanos por ser expertos en el arte de regalar, raras veces obtienen su recompensa. Es complicado dar con ese detalle que nuestro destinatario 'siempre quiso tener', a pesar de ser ésta una de las frases más usadas por aquellos que intentan ocultar el desagrado que le provoca el paquete que acaban de abrir.

 

Disimular o mentir

 

La investigación revela que una de cada diez personas admite que sólo le gustó el 10% de los regalos que recibió las pasadas navidades. Sin embargo, es común recurrir a la mentira. El 77% de las mujeres y el 69% de los hombres consideran que es mejor disimular y fingir que el regalo es de su gusto (sólo un 12% de los encuestados opta por la sinceridad). Por tanto, es probable que nuestros esfuerzos caigan en saco roto y que además ni siquiera lo sepamos (aunque hay ciertas frases cumplidas, ruidos exclamativos y gestos exagerados fáciles de interpretar). Además, los hombres se muestran, en general, menos satisfechos con sus regalos (o sea, que nuestro fracaso es directamente proporcional a la dificultad que entraña la búsqueda del presente).

 

Además, regalar provoca cierto estado de nervios. Aunque cuando regalamos o nos regalan solemos encontrarnos en un ambiente que parece idílico y feliz (abundan sonrisas, cumplidos y gratitud aunque ahora ya sepamos que a veces carecen de veracidad), lo cierto es que tanto regalar como recibir entraña ansiedad (en uno de cada cuatro encuestados en el primer caso y en uno de cada cinco en el segundo).

 

¿Devolver o re-regalar?

 

La inevitable pregunta tras conocer estos datos, es dónde van a parar todos esos obsequios que supuestamente han gustado y en realidad no. El 40% de las individuos estudiados opina que lo mejor es devolverlos y más del 50% considera que prefieren regalárselos a otra persona (que también sonreirá supuestamente complacida ante ese pijama de franela con flores, pero que después se lo dará al vecino creando así un circulo vicioso sin fin).

 

¿Hemos acertado?

 

Y, ¿cómo sabemos si de verdad hemos dado en el clavo? Tres consejos básicos: el primero, analizar la sonrisa de nuestro destinatario y ver si su felicidad se refleja también en la mirada además de en los labios. El segundo, cotillear su Instagram. Si ha hecho una foto al presente indica que quiere enseñarlo al mundo y que hemos triunfado. Por último, percatarnos de si le da uso rápidamente (y en más de una ocasión).

 

La importancia del precio

 

Otro variable (fundamental) a la hora de regalar es el precio. La mitad de los encuestados regala esperando obtener otro detalle a cambio y uno de cada cuatro cree que los obsequios intercambiados deben ser de un valor similar. El economista Joel Waldfogel explica en su libro Scroogenomics que la mayoría de la gente compra regalos que no elegirían para sí mismos y que son valorados por sus destinatarios por debajo de su valor en el mercado. Infravalorar de este modo el detalle puede incluso interferir negativamente en la relación con esa persona (o cómo mínimo provocar una venganza al año siguiente).

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa