Pero, ¿en qué demonios consiste el trabajo de un productor de cine?

Suelen ser protagonistas en las galas y recogen el premio a Mejor Película. Pero, ¿qué es exactamente lo que hacen?

A menudo leemos en los medios de comunicación noticias sobre productores de cine, vemos sus nombres escritos bien grande en los créditos de las películas, les vemos incluso recoger estatuillas y premios, o congratularse por sus éxitos. Pero, ¿qué es realmente un productor de cine y, sobre todo, a qué se dedica? Para tratar de entenderlo hemos hablado con varios de ellos. Gonzalo Salazar-Simpson, director de la ECAM, Escuela de Cinematografía y del Audiovisual de la Comunidad de Madrid, nos cuenta que el productor es la persona encargada de seleccionar y poner de acuerdo a todos los profesionales que hacen una película. Salazar-Simpson es el productor de No habrá paz para los malvados (6 premios Goya, entre ellos al de Mejor Película), y de Ocho apellidos vascos, la película más taquillera de la historia del cine español. “El productor es a la vez el responsable de la parte de creación artística, y de la parte económica: conseguir fondos”, dice. Asegura que se trata de un trabajo más creativo de lo que parece, en la medida en que en un mismo día por la mañana puede tener que ponerse la corbata para ir a hablar con los bancos, y por la tarde se tiene que sentar con el guionista para tomar decisiones. “El productor debe ser capaz de hacer la película de acuerdo a unos objetivos, que pueden ser taquilla, festivales, investigación fílmica, creación…”. El resultado de su trabajo es el conjunto de la película. “Eso explica que sea el productor quien recoja un premio a Mejor Película: se reconoce el global de la obra, un todo”.

Para que entendamos un poco más en qué consiste su trabajo, la primera herramienta de trabajo de un productor es el proyecto. Una serie de documentos preparados a conciencia y teniendo en cuenta todos los detalles, que incluyan un guión, un director dispuesto a llevarlo a cabo, una propuesta de reparto, un plan de trabajo, un presupuesto y plan de financiación, claro. En esto hace especial énfasis Paco Poch, productor de cine con 40 años de trayectoria, y director del Máster en Producción cinematográfica de la UVIC-UCC. “La dedicación en la confección del documento del proyecto es crucial. Hay que tener todo previsto: el presupuesto, un esquema de lo que va a pasar antes, durante y después de la película… Se trata de contar un planteamiento estratégico para todo”. Un plan de marketing, uno de distribución, un planning de producción, otro de promoción a prensa, todo esto se encarga de definirlo el productor. “Hay que tener en cuenta que es el instrumento de trabajo que usamos a la hora de sentarnos con un posible inversor (es decir, un posible productor). En una reunión de búsqueda de financiación nos preguntarán en cuánto tiempo habrá un retorno económico, cuándo está previsto que se cubran los gastos, o qué enfoque se le va a dar a la distribución. Es crucial tenerlo todo en mente, y más o menos fichadas a las personas que se van a encargar de cada cosa”. Paco Poch está especializado en largometrajes y documentales para cine y televisión, como La Leyenda del Tiempo y Cravan vs Cravan, de Isaki Lacuesta, o Innisfree de José Luís Guerin.

Una figura, la del productor, que es epicentro del ecosistema profesional que son las películas en todas y cada una de sus fases. Visto todo lo anterior, el perfil profesional requerido es el de alguien que debe dominar los números, las relaciones públicas, la gestión, tener dotes de coordinación y, como dice Gonzalo Salazar-Simpson, ser experto en psicología y economía.

Los productores

Los productores Foto: Getty

Productor ejecutivo, productor delegado, director de producción… ¿quién hace qué?

¿Por qué todos estos puestos tienen casi el mismo nombre? Es muy complicado entender la diferencia a golpe de vista… Vayamos por partes: productor es cualquier persona que pone dinero. Lo que unas líneas más atrás Paco Poch llamaba de una forma más explícita ‘inversor’. El productor ejecutivo es la figura encargada de buscar productores. ¿Y qué sucede en España? Que la mayoría de veces productor y productor ejecutivo son la misma persona. El productor delegado es la figura responsable de esa producción. Su propio nombre lo indica: el productor delega en él para que se haga responsable de coordinar a todos los profesionales que hacen una película, y para que le mantenga informado al detalle del transcurso del proyecto. Y entonces, ¿qué hace el director de producción? Es la figura que se encarga de cque se cumplan tiempos y presupuesto.

¿Y qué hay del Oscar a la categoría Production design, y del Goya a la categoría de Dirección de producción?

Para terminar de disipar dudas sobre otros casos en que leemos la paralabra “producción” por ahí hablamos con Luis Ferrón, Gerente de la ECAM y productor de películas independientes, como El Futuro, de Luis López Carrasco, o Sueñan los Androides, de Ion de Sosa. Según nos cuenta, estos premios no tienen nada que ver entre sí. Production design, nos dice, es el equivalente en el mundo anglosajón a la Dirección artística. “Aunque en el caso del Production designer, lo habitual es que sea en películas de gran envergadura y presupuesto. Se encarga, junto con el director, de tomar todas las decisiones estéticas y visuales de una película. A su cargo trabajan directores artísticos, decoradores, ilustradores, efectos visuales, artístas gráficos, diseño de atrezzo, maquetas… Así que ese premio se da a la película que los académicos en cuestión piensen que es la mejor visualmente, con especial atención a los decorados. Lo habitual es que se lo lleve una película de época o de fantasía, aunque hay excepciones”.

El caso del premio Goya a la mejor Dirección de producción, Luis Ferrón comenta que es un premio un tanto singular, ya que no existe equivalente ni en los Oscar, ni en los BAFTAS, ni en los EFAS. “La verdad es que el trabajo de un director de producción es muy difícil de valorar viendo el resultado de la película. A mí me encanta que exista el reconocimiento a una figura tan importante en una película como es el director de producción. Pero no entiendo cómo se valora el premio. Como dice el maestro Emiliano Otegui «si la película es exitosa es más fácil que te nominen que si la película es de las que no tiene tanto éxito». Y añade: “si te paras a mirar quiénes se han llevado el premio Goya a la mejor Dirección de producción casi siempre suelen ser películas que han quedado bien, con muchos medios, o con presupuestos altos. Así que supongo que lo que se premia es el resultado de la película y la complejidad de la misma. En mi opinión, sería necesario un estudio a fondo del proyecto, el presupuesto y la organización, pero claro, eso es impensable”.

Etiquetas: |
  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa