Teresa Helbig elige los 20 vestidos favoritos de toda su carrera

Hoy da comienzo la Semana de la Moda de Madrid. La inauguramos repasando los diseños más especiales de una de las firmas más admiradas de la moda española.

  • Foto: Cortesía de Teresa Helbig

    1 de 20

    2016 “Cómo sería vestir una porcelana? Algo así. Las flores las pintó a mano un artista sobre el cuero y el tul”, cuenta la diseñadora acerca de su vestido preferido de este año. Teresa Helbig cumple dos décadas en la moda y selecciona las 20 piezas más icónicas de su andadura. Este vestido mezcla cuero napa con tul de algodón y se convierte en una prenda muy especial gracias al dibujo de flores y pájaros orientales pintado a mano.

  • Foto: Cortesía de Teresa Helbig

    2 de 20

    2015 “Nos pasamos tres meses bordando este vestido... ¡El resultado mereciómucho la pena!”. Está confeccionado en tul de algodón y bordado por completo a mano con lentejuelas, canutillos y perlas con motivos florales en tonos verde, azul y rosa empolvado.

  • Foto: Cortesía de Teresa Helbig

    3 de 20

    2014 “La geometría está llena de alma. La naturaleza es fundamentalmente geométrica”, reflexiona la modista al contempletar este vestido realizado en tul con aplicación de tiras de terciopelo verde formando dibujos geométricos.

  • Foto: Cortesía de Teresa Helbig

    4 de 20

    2013 “Cuando lo vio mi hija pequeña, sólo dijo: 'Wow'. Y así quedó bautizado”.

    La falda de gasa de seda plisada está bordada con lentejuelas de tres tonos.

  • Foto: Cortesía de Teresa Helbig

    5 de 20

    2012 “Este vestido parte de una simple tira de algodón. Cuando diseñamos nos metemos en un laberinto, sabemos por dónde se entra pero no cómo se sale”.

    Gracias a los diferentes tipos de entrelazado se han conseguido diferentes texturas y transparencias.

  • Foto: Cortesía de Teresa Helbig

    6 de 20

    2011 “Buscábamos el efecto ‘kawaii!”, la exclamación que usan las japonesas cuando algo les parece imposiblemente mono”. Y lo encontraron en este mono camisero en gasa de seda. Las tachuelas que forman los rombos están remachadas una a una a mano.

  • Foto: Cortesía de Teresa Helbig

    7 de 20

    2010 “Así imaginamos el verano de Jane Birkin, una de las musas de la casa”. El tejido de este diseño largo de escote en V fue confeccionado en el taller de la diseñadora mediante la unión de entredoses de bolillo realizando dibujos geométricos.

  • Foto: Cortesía de Teresa Helbig

    8 de 20

    2009 “La esencia de una flapper trasladada a hoy”.

    Las hileras de perlas bordadas a mano en costuras y cenefa de flores en puños y bajos son los detalles más especiales de este vestido.

  • Foto: Cortesía de Teresa Helbig

    9 de 20

    2006 “La definición de un vestido marca de la casa: el vestido-joya”, explica la catalana acerca de este diseño realizado en tul de algodón bordado por completo a mano con motivo 'paisley' con lentejuelas, canutillos, perlas, granito y Swarovski.

  • Foto: Cortesía de Teresa Helbig

    10 de 20

    2007 “El negro es rebelde, contestatario, independiente, testarudo y muy Rock’n’roll”. Un vestido con cuello a la caja y manga larga que resume a la perfección la filosofía Helbig: "Ante la duda: rock’n’roll”.

  • Foto: Cortesía de Teresa Helbig

    11 de 20

    2006 “Modelado directamente por moulage, sobre el maniquí... a la antigua usanza. El ‘Medusa’ es uno de nuestros iconos”. El vestido está realizado en tul bordado con flores en hilo de seda y aplicacines bordadas a mano de Swarovski.

  • Foto: Cortesía de Teresa Helbig

    12 de 20

    2005 “La contradicción entre la rigidez del metacrilato con el tul. La nueva forma de bordar”. Este minivestido con hombros en cuero napa de cordero negro tiene el cuerpo en tul con aplicación de piezas con diferentes formas geométricas en metacrilato negro remachadas una a una.

  • Foto: Cortesía de Teresa Helbig

    13 de 20

    2004 “Cómo adaptar una técnica propia de la zapatería masculina a un vestido. Nos sentimos como en un laboratorio de ideas y técnicas", explica la diseñadora en referencia a esta pieza. Su estructura de espiga está realizada con tiras de charol blanco a la que aplicaron la técnica decorativa del ‘Broguing’ y cosida una a una sobre el tul.

  • Foto: Cortesía de Teresa Helbig

    14 de 20

    2003 “Este es mi vestido favorito de la colección Seeberger”, afirma Helbig. Está plagado de detalles: franjas bordadas a mano con la técnica del 'Soutage', medallones y transparencias y bajo con volante en desnivel.

  • Foto: Cortesía de Teresa Helbig

    15 de 20

    2002 “Ingenuidad en la forma, no el fondo. Falsa inocencia”. Todo el trabajo de este vestido se hizo a mano, jareta a jareta.

  • Foto: Cortesía de Teresa Helbig

    16 de 20

    2001 “Los sesenta más cosmopolitas, para las chicas de La Factory de Andy Warhol”. El minivestido de organza está bordado por completo a mano en lágrimas doradas con detalle-collar en canutillos dorados y Swarovski.

  • Foto: Cortesía de Teresa Helbig

    17 de 20

    2000 “¡Este vestido tenía que ser para Marina Pérez! Estaba increíble con él”, explica la diseñadora. Se trata de un vestido sisado con cuello caja, cuerpo de rayas a base de aplicaciones de grosgrain sobre base de tul y minifalda de tul de algodón con aplicaciones.

  • Foto: Cortesía de Teresa Helbig

    18 de 20

    1999 “Marisa Berenson desayunando en su mansión de Capri” es la inspiración de este minivestido corte sixties con cuello barco, mangas obispo y cuerpo realizado a base de puntillas metalizadas color plata.

  • Foto: Cortesía de Teresa Helbig

    19 de 20

    1998 Vestido de tul con cintas de terciopelo aplicadas horizontalmente sobre la falda y verticalmente en el cuerpo. “Ya desde nuestros inicios la construcción de tejidos ha sido nuestra seña de identidad”. La prueba es este vestido de tul con cintas de terciopelo aplicadas sobre la falda y el cuerpo.

  • Foto: Cortesía de Teresa Helbig

    20 de 20

    1997 “Mi vestido favorito de nuestra primera colección: Little Black Dress. ¡¡Todavia me sigue gustando muchísimo!!”, afirma Helbig. El diseño del que habla con tanto entusiasmo es este, un vestido can can de tul de algodón con cintas de terciopelo en la falda y en el cuerpo.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa