Oda a Jefferson Hack

El creador de Dazed & Confused, demuestra, en su colaboración con Tod's, que un moderno y una marca clásica pueden hacer buena pareja.

HACK

La moda hibrida públicos para aumentar su alcance. La colaboración de H&M con Marni, Comme des Garçons o Lanvin es el ejemplo más evidente, pero también las marcas clásicas buscan frescura y modernidad para ampliar su target. La colaboración de Jefferson Hack con Tod's en la creación de una colección de zapatos unisex es la constatación de que una marca de lujo, casi centenaria y familiar, puede casarse con un outsider sin generar polémicas ni suspicacias. ¿El truco?

1. Modernos de palo, no, por favor

Jefferson Hack es un moderno. Fundador de la revista de culto Dazed & Confused y fundador de la revista bianual AnOther Magazine, es, además (o sobre todo, dependiendo de lo que te guste ELLA) el padre de la hija de Kate Moss. No de esta Kate Moss que anuncia Liu Jo y Rimmel London. No.

Hubo un tiempo, algo después de ser un unicornio grunge, tras destrozar habitaciones de hotel con Johnny y jugar con penes gigantes rodeada de la troup de los 90, en que Kate Moss marchaba de retirada. Y entonces llegó Hack. En el año 99 Kate aparecía desnuda, solo con unas medias y suspensores en la portada de la la revista Dazed & Confused. Ella acababa de salir de una clínica de desintoxicación y en la entrevista él hurga en las dificultades de la modelo para mantenerse sobria. Después le pregunta si se ve con alguien…

Ese acto casi suicida de enamorarse de una top model en rehabilitación y tener una hija con ella culmina en separación buenrollista: el episodio cocaine Kate no le hizo levantar una ceja, y mucho menos pedir custodias como si de un Colate cualquiera se tratara. Por supuesto, Hack acudió a la boda de Kate Moss con Jamie Hince.

Jefferson Hack Courtney Love

Con la inefable Courtney Love.

Getty

2. No es solo cuestión de actitud

Jefferson Hack es alto, desgarbado, indie-afeminado y muy atractivo. Su pose proclama suficiencia y modernidad. Su vida amorosa no es convencional. Pero nada de esto empujaría a Diego Dela Valle, jefe de la casa Tod's, a arrejuntarse con Hack.

Su currículum se encuentra más allá de su pelo hipster y sus americanas remangadas. En el año 91, un joven estudiante de 19 años del London College of Printing, funda, junto con un compañero fotógrafo, Rankin, la revista Dazed & Confused -título de una canción de Led Zeppelin-. La revista de Hack y Rankin fue de las publicaciones noventeras que recogió en formato serio aquel lado de la cultura que las publicaciones serias despreciaban. Las tribus urbanas, el cine independiente, el arte callejero, la moda sin pasarela, los personajes audaces y la música alternativa eran los contenidos habituales de Dazed & Confused. Katie Grand contribuyó a la creación de la revista y Alexander McQueen y Sam Taylor Wood eran algunos de sus colaboradores, cuando aún no eran ni un reputado diseñador ni una artista reconocida.

Han pasado ya 20 años desde que comenzaron -el pasado noviembre lo celebraron con una exposición y una fiesta-, pero Hack continúa rebuscando entre los márgenes para evitar repetirse en bucle. Se adapta a los nuevos formatos produciendo vídeos para su web, Dazed Digital. Trata la moda de forma desenfadada pero inteligente. Rastrea tendencias urbanas que se manifiesten a partir de arte espontáneo y no oficial.
 

Jefferson Hack Franca Sozzani

Con la directora de Vogue Italia, Franca Sozzani.

Getty

3. Un proyecto de verdad

Tod's es el 'made in Italy'. Basada su producción en la artesanía, la manufactura y la tradición, Tods sigue fabricando su producto en Italia. Fundada en 1920 por Dorino Della Valle, la empresa ha crecido imparable de la mano de su hijo mayor, Diego Della Valle. Durante los últimos 15 años el sector del lujo se ha desestructurado en varias corrientes diferentes que se superponen. El supermercado del lujo, con un producto masificado y logo obvio. Las firmas conceptuales, que viven arropadas por su alocada creatividad. Las empresas familiares que resisten ante los embates de los grandes grupos. Tods ha conseguido ser una de estas últimas sin renunciar a la expansión y el éxito comercial. Y por lo que parece sin renunciar a una colección siglo XXI.

jefferson tods

Imagen de una de las piezas de Jefferson Hack para Tod’s.

Tod’s

La moda se diluye. Los diseñadores más jóvenes y los más vanguardistas creen cada vez más en la ropa unisex. Por eso la idea de Hack es buena. No se trata de volver la casa boca abajo. Solo de introducir un elemento sutil pero contundente. "No es una colección sobre la ambigüedad sino sobre la ausencia de límites entre hombre y mujer", explica en este vídeo. Partiendo del clasicismo de Tods, Hack desarrolla una colección limpia, moderna y fina, añadiendo suelas corridas de vibram a zapatos de piel tratada a la manera tradicional. "Partí de calzado clásico de hombre, como el zapato oxford, las sleepers del smokin o las desert boots pero trabajando con colores distintos, con texturas nuevas".

Tod's sale airosa de la entente. Un producto interesante, bien diseñado y de buena calidad que no precisa de aspavientos para darse a conocer, porque se ha inspirado en "¿el hombre más cool de Gran Bretaña?". Eso se preguntaba el Guardian hace un año. Juzgad vosotros.

Jefferson Hack Kate Moss

Se lleva divinamente con su ex y madre de su hija, Kate Moss.

Cordon Press

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa