Màxim Huerta o cómo España ya tiene un ministro ‘instagramer’

Más allá de los tuits rescatados del pasado, el periodista y escritor será un jefe de gabinete que conoce (y usa) los códigos de todo usuario en la red social. Aquí, las pruebas.

maxim huerta

Como buen influencer, el próximo ministro de Cultura domina el arte del posado. Foto: Instagram/ @maximhuerta

“Voy al cine con amigos y también voy al cine solo. Compro entradas de conciertos y los bailo o los tarareo desde la butaca. Aplaudo en el teatro y me espero, a veces, a saludar a los actores en la puerta. Me dejo sorprender por exposiciones que no entiendo y repito con El Prado donde revisito mis favoritos”. Màxim Huerta honraba a la cultura en el último post de su blog, el pasado 1 de junio, tras firmar ejemplares en la Feria del Libro de Madrid. Al próximo ministro de Cultura no le gustará el deporte, pero sí tiene pleno dominio del mundo digital. En su web relata sus viajes y aventuras literarias, en su Twitter –muy comentado en las últimas horas– combina la seriedad profesional con gifs juguetones de David Duchovny o efemérides a García Lorca. Sin embargo, es en Instagram donde ha desarrollado su perfil más fascinante. Es ahí donde Màxim Huerta puede defender con orgullo que él será el primer ministro ‘instagramer’ de España. Todo un influencer (a día de hoy acumula 182.000 seguidores) que conoce los códigos que se esperan de un prescriptor de tendencias maisntream. Aquí, las pruebas:

Tiene altas capacidades en el posado de blogueroLa clásica mirada al horizonte y la mano junto al rostro en actitud despreocupada son dos de sus señas de identidad en múltiples fotografías en las que él es el protagonista. Huerta no hace un uso puramente promocional de sus libros en su cuenta, pero sí que apuesta por exprimir al máximo imágenes en las que él sea el protagonista.

Qué miras. Qué deseas. Qué sueñas. Qué te dije. Nada. 🌊 #Firmamento

A post shared by MAXIMHUERTA (@maximhuerta) on

Conoce los beneficios del branding en hashtags: Huerta no se corta en mencionar a marcas de moda, restaurantes u hoteles desde su perfil. Su uso del hashtag no es despreocupado y tampoco lo derrocha a lo Cari Lapique, pero sí lo atribuye a sus estados ánimo o a firmas amigas que necesitan de su buena promoción.

Presume de pandilla celebrity: Bibiana Fernández, Rossy de Palma, Alaska o Espido Freire son algunas de sus favoritas. Huerta presume de amistades y de los múltiples viajes que hace con su séquito.

Tira de frases inspiracionales: A este ministro le gustan los #GoodVibes, nos queda claro.

Ha convertido a su perrita en una estrella. Doña Leo llega para reeemplazar a Lola, la perrita ministerial de Fernández Díaz que también pisó palacete.

Domina el el bodegón revistero: O cómo mezclar marcas de belleza, libros y pensamientos profundos en plano cenital.

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa