Los secretos de vestuario de Juego de Tronos

Reunimos en Londres a la directora de vestuario de Juego de tronos, Michele Clapton, y a la diseñadora textil española Arantza Vilas, quien ha trabajado en la cuarta temporada.

Vestuario de Juego de Tronos

Foto: Pabo Zamora

La de Juego de tronos es una historia de cifras récord: sets en siete países, seis directores solo para crear la última temporada, 10 millones de dólares para montar únicamente el capítulo piloto (la media del coste de cada episodio es de seis millones de dólares), más de 40 nominaciones a los Emmy (de las que ha ganado 10), 257 actores, 52 semanas de rodaje, 3.000 trajes, 4.000 accesorios… También su equipo de vestuario rompe las estadísticas: lo componen más de 100 personas, repartidas por los cinco continentes, que están capitaneadas por la diseñadora Michele Clapton. Ella misma se ha encargado de seleccionarlos, uno a uno, entre los mejores especialistas de cada sector: bordadores, armeros, patronistas, orfebres, expertos en tejidos y envejecimiento de prendas… Y es que su forma de trabajar es casi como la de los gremios medievales, la artesanía es su razón de ser. Algo nunca visto antes en televisión. De hecho, para ella, el tiempo invertido en este proyecto equivale a casi «20 películas en cuestión de aprendizaje de procesos», explica a S Moda.

La base de operaciones de la serie está situada en Belfast (Irlanda). Allí se encuentran su cuartel general y los almacenes y talleres centrales de indumentaria, donde confeccionan más del 95% de las prendas. Pero Clapton viaja por todo el mundo para dar con nuevas ideas. Precisamente, en Madrid conoció la sastrería Cornejo, «uno de mis mejores proveedores», asegura. No son los únicos españoles implicados en este laborioso y creativo proceso.

Vestuario de Juego de Tronos

Arantza Vilas terminando algunas de las muestras que ha creado para Juego de tronos.

Pabo Zamora

Para esta cuarta temporada (que se estrena el próximo día 7 de abril en Canal + a las 22:25 horas), la más compleja técnicamente hasta el momento, el equipo de vestuario ha contado con la colaboración de la gallega Arantza Vilas. Esta diseñadora y artista textil se ha encargado de crear el tejido conductor de un nuevo grupo de personajes que se darán a conocer en breve y que será especialmente importante en la quinta entrega: los Bravos. Licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla y con un postgrado en textil por la Central Saint Martins de Londres, Arantza está especializada, gracias a una beca de la Fundación Pedro Barrié de la Maza, en investigación y creación de «textiles de autor», como ella misma los denomina. Su trabajo ha sido el origen de proyectos para vestuario de cine y televisión (como El fantasma de la ópera, 2004), interiores de lujo, líneas de moda e incluso diseño comestible. Nina Ayres, asistente de Clapton, la conoció por su colaboración en Los mosqueteros (serie de la BBC estrenada a principios de año). Para Michele, el meticuloso trabajo de la española encajaba a la perfección con la filosofía de Juego de tronos. «Se aprende mucho de la calidad artística de este equipo. Ha sido, casi a partes iguales, interesante, divertido ¡y agotador!», confiesa Vilas.

Juego de Tronos

El traje de Joffrey Baratheon (Jack Gleeson) seguirá manifestando su poder y su gran preocupación por su atuendo, más que por su reino.

Canal+

Un arduo proceso de creación. Antes de idear el armario de la serie, Clapton diseñó su propia colección de ropa y fue estilista de estrellas de la música. Al nacer su hija decidió diversificar su áreas profesionales y se introdujo en el mundo de la publicidad y los cortos. Y así fue como descubrió su pasión por la indumentaria de ficción: ha participado en las miniseries de televisión Sentido y sensibilidad y El diario de Ana Frank y en filmes como Amor y otros desastres. Pero consiguió el Emmy al mejor diseño en 2012 por la producción de HBO.

Según la directora de vestuario, en un proyecto de esta envergadura, hay un factor que supera en importancia al resto: la organización. Y más teniendo en cuenta que no hay mucho tiempo de reacción. «Comenzamos a confeccionar los trajes aproximadamente ocho semanas antes del rodaje. ¡Nunca hay suficiente margen!», dice. Una vez recibidas las líneas argumentales de la temporada, Clapton abre un periodo de investigación y de lluvia de ideas con sus dos asistentes, durante dos semanas, y comienza a crear los bocetos. Con los dibujos en la mano, los patronistas empiezan a trabajar sobre las toiles (prototipo inicial para probar un patrón) y, paralelamente, buscan proveedores de tejidos en la India, Florencia y Londres. «Funcionan como un reloj y todos los departamentos están muy coordinados y bien comunicados», desvela Arantza.

Vestuario de Juego de Tronos

Vilas ha creado más de 60 metros de una seda con efecto tridimensional para estos nuevos personajes que aparecerán por primera vez en la cuarta temporada.

Pabo Zamora

La elaboración de un traje varía según el tejido que se le asigne: unas veces es comprado y otras, creado para la ocasión, como el que diseñó Vilas para los Bravos. Se trata de una seda con una trama abierta, sometida primero a un proceso de oxidación natural y moldeada por calor. Después, se recubrió esta base con una pasta de óxido que permite plisar la seda introduciéndola en unos moldes realizados a mano. Así consiguió un efecto tridimensional. La creadora ha tenido que confeccionar más de 60 metros para poder vestir a todos los personajes. «Hay un departamento entero solo paramaltratar tejidos y dar aspecto de usado a los acabados de las prendas. El realismo que se busca lo requiere», comenta Vilas.

Una vez elegidas las telas, la idea es diseñar de dos a tres prototipos para hacer la primeras pruebas de vestuario con los actores (se pueden llegar a realizar hasta tres). A partir de ahí se confecciona el diseño y se pasa a la sección de bordados, donde se encargarán del acabado con filigranas. A la vez, el área de complementos ya está pensando en los accesorios: armadura (de puro metal), joyas y calzado.

Desde el inicio, Clapton se propuso crear un guardarropa original. Nada de replicar trajes medievales: ella quería diseñar un nuevo realismo fantástico, tal y como lo denomina: «Es muy fácil copiar el vestuario de un cuadro, pero esto no es un documental, es ficción. Tenemos la obligación de hacer una relectura de la información para sorprender».

Vestuario de Juego de Tronos

Arantza en el jardín de su taller, con tejidos elaborados por ella.

Pabo Zamora

Prendas con historias muy actuales. Michele conserva algunas costumbres del tiempo que trabajó en moda. Por ejemplo, asegura concebir cada ciudad de Juego de tronos como una colección diferente. «Las condiciones climatológicas y geográficas de Invernalia, por ejemplo, me hacen pensar que seguramente sus habitantes confeccionarían su ropa con recursos naturales: utilizarían lana de sus ovejas o teñirían a mano. En Invernalia no hay glamour: hay supervivencia. Por el contrario, Desembarco del Rey es una zona portuaria, hay comercio, extranjeros, opulencia… La ropa debe transmitir eso».

Del mismo modo, cada personaje tiene sus características específicas. El mejor ejemplo para Clapton es Daenerys Targaryen (Emilia Clarke): «Es una khaleesi. Está en el desierto, tiene que montar a caballo y dormir en tiendas de campaña. Por tanto, repite ropa y lleva pantalones. En esta temporada la veremos ampliar su armario con más vestidos y prendas para dormir porque se establecerá en una ciudad». Pero si en esta nueva entrega hay que fijarse en un vestido, ese es, sin duda, el traje de novia de Margaery Tyrell (Natalie Dormer, en portada). En apariencia, es sencillo: está bordado con motivos de rosas, emblema de su casa. Pero, según Michele, «es más peligroso de lo que parece, porque, visto de cerca, explica la historia de su ambición. Hay un juego de símbolos en sus bordados. Recomiendo que el público se fije bien en la espalda: ¡se esconden muchas metáforas en ella!».

Juego de Tronos

En la cuarta temporada, Daenerys Targaryen (Emilia Clarke) tendrá un vestuario más rico: cambiará las ropas del desierto por trajes hechos para la corte.

Canal+

En definitiva, la indumentaria se pone al servicio del guión y ayuda a construir la identidad de los personajes. Para Michele, esta es la parte más enriquecedora de su trabajo. De su etapa en el diseño de moda tampoco ha olvidado las pasarelas. Y, al parecer, estas tampoco olvidan a Clapton: Juego de tronos ha servido de inspiración a varios diseñadores. Helmult Lang, por ejemplo, le dedicó su colección otoño-invierno 2012; Derek Lam, en 2013, le hizo un homenaje con el uso de pieles; Valentino, en su propuesta para esta primavera-verano, exhibe un aire regio que evoca los trajes de Cersei Lannister (Lena Headey). Hasta Zara ha sucumbido al estilo de las esclavas de Desembarco del Rey y ahora vende vestidos vaporosos. Tal es su alcance (la tercera temporada logró una audiencia de 5,5 millones de espectadores) que incluso HBO y Michele han comenzado a hablar sobre la posibilidad de crear una colección comercial. Algo que a ella le atrae pues sigue prestando mucha atención a los desfiles: valga de ejemplo el vestido que creó para Margaery Tyrell y que recordaba a un diseño de Alexander McQueen para Björk.

Clapton admira el trabajo de creadores tan dispares como el español Mariano Fortuny, Jeanne Lanvin, Alexander McQueen, John Galliano o Rick Owens. «Las tendencias más actuales también tienen cabida en nuestra fantasía medieval. Esa es una de las claves que permite que el vestuario de Juego de tronos sea tan moderno y deseable», asegura.

Vestuario de Juego de Tronos

Algunas de las piezas que entusiasmaron a Michele Clapton en la primera reunión de trabajo.

Pabo Zamora

Vestuario de Juego de Tronos

Prototipo en piel de pergamino que sirvió de inspiración para los moldes que Arantza hizo en exclusiva para Juego de tronos.

Pabo Zamora

Vestuario de Juego de Tronos

En el equipo de vestuario hay un departamento dedicado en exclusiva a envejecer los tejidos y darles un aspecto más realista.

Pabo Zamora

Juego de Tronos

Cersei Lannister (Lena Headey) demuestra su autoridad vistiendo trajes de tejidos pesados, que pausan su movimiento y también.

Canal+

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa