Los Beastie Boys contra las niñas que no querían jugar con muñecas

La banda demanda a la compañía de juguetes GoldieBlox por infringir su copyright de la canción 'Girls'

cover

Foto: GoldieBlox

Ha sido el viral de juguetes más visto (y aplaudido) de los últimos años, pero a los Beastie Boys no les ha hecho ni pizca de gracia. Tan poca, que ya han conseguido vetarlo en YouTube y llevarlo a los juzgados. Hablamos del anuncio de juguetes Princess Machine de GoldieBlox, una compañía con sede en San Francisco que consiguió revolucionar las redes sociales hace unas semanas gracias a versionar el tema Girls de la banda de hip hop en un anuncio de los más ingenioso. En su video, tres niñas, soberanamente aburridas frente a los típicos anunicos de muñecas, montaban en su propia casa una máquina de efectos encadenados Rude Golberg (esa que en la que una pelota acciona una palanca, ésta a su vez otro objeto y así sucesivamente). El valor añadido del anuncio, su mejor baza, era la versión de la canción de los Beastie Boys. Varias niñas entonaban frases como: es hora de cambiar, porque todos nuestros juguetes son iguales y nos gustaría usar el cerebro/ todo lo que necesitamos son chicas, es nuestra oportunidad/ no hay que subestimar a las chicas.

(Este video lo ha subido un usuario a YouTube, no es el oficial de GoldieBlox, que borró su anuncio y lo ha vuelto a subir sin la canción versionada)

Lo que se convirtió en un himno para romper la brecha de géneros en los juguetes infantiles ha derivado en una auténtica batalla legal sobre el uso del copyright. En la canción original de la banda de rap, su letra defiende:

Chicas que lavan los platos

Chicas que limpian mi habitación

Chicas que hacen la colada

Chicas y en el baño

 

Y en la de Goldieblox:

Chicas que construyen naves espaciales

Chicas que codifican nuevas apps

Chicas que crecen sabiendo

que lo pueden construir

A finales de noviembre GoldieBlox denunció a los Beastie Boys, afirmando que la estrategia de versionar su tema era legal y que había sido "reconocido por la prensa y el público como una parodia y crítica de la canción original". La empresa ya había versionado en anteriores anuncios a otras bandas, como Queen, y no había tenido problemas legales. La banda contestó con una carta abierta en la que afirmaban estar "muy impresionados por la creatividad y el mensaje" del anuncio pero que, al fin y al cabo, se trataba de publicidad para vender productos y ellos no permiten que sus canciones aparezcan en anuncios. Varios días después, GoldieBlox colgó su propia carta abierta, diciendo que querían respetar los deseos de la banda, y que la compañía retiraría el anuncio.

Las buenas intenciones iniciales entre ambas partes se quedaron ahí. La banda ya ha interpuesto su demanda en los juzgados de California. Los abogados de los Beastie Boys aseguraban al New York Times que los miembros de la banda han sufrido "injurias en sus negocios, bienes y propiedad" y que están dispuestos a reclamar las "ganancias, beneficios y ventajas" que ha obtenido GoldieBlox.
Los de la empresa de juguetes, por su parte, indicaron que "aunque el anuncio ha sido retirado y nos gustaría conseguir una resolución amistosa, seguimos creyendo que la parodia constituye un uso legal".
Todo indica que el culebrón de las niñas que no solo querían jugar con muñecas seguirá dando guerra.

Beastie Boys

Adam Horovitz y Michael Diamond han llevado a los juzgados a la canción de las niñas de GoldieBlox.

Getty/ GoldieBlox

Etiquetas: |
  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa