Lorde: cómo destronar a Miley Cyrus sin quitarse la ropa | Actualidad, Moda | S Moda EL PAÍS

Lorde: cómo destronar a Miley Cyrus sin quitarse la ropa

Solo tiene 16 años, pero desbanca en ventas a todas las divas del pop. Descubre a la neozelandesa que ha llegado a la cima del Billboard gracias a Internet.

cover lorde ok

Foto: YouTube

Es la antiestrella pop. Si las divas se declaran alérgicas a la palabra que empieza por F, ella defiende sin excusas su feminismo. Si el resto canta al lujo y a los excesos, sus letras son sobre no tener un céntimo y presumir de conciencia de clase. Si todas se apuntan a enseñar escote, nalgas y exhibirse en sus videoclips, ella mira a la cámara con un primer plano durante tres minutos sin buscar la provocación gratuita.  Sólo tiene 16 años, pero ya es la que más vende y ha conseguido destronar de las listas de éxitos a Miley Cyrus y Katy Perry. Hablamos de Lorde, una adolescente neozelandesa que hace dos telediarios estaba acudiendo a su baile de graduación y que esta semana se ha alzado con el número 1 del Billboard estadounidense gracias a este tema (los del videoclip, por cierto, son sus amigos):

¿Cómo ha logrado una púber humilde de Auckland, hija de un ingeniero civil y de una ama de casa que se dedica a la poesía, ser número 1 en descargas digitales y la más popular en EE UU? Teniendo en cuenta la promoción/asedio informativo que padecemos últimamente por los escándalos de Miley Cyrus y compañía, su éxito inesperado en el panorama pop podría antojarse irracional, pero si analizamos con detenimiento su trayectoria, nada queda al azar:

Es un estrella infantil (pero no como las de Disney). Ella Yelich-O'Connor (así se llama Lorde fuera de los escenarios) cantó tan ricamente en su colegio con 12 años sin saber que poco después un cazatalentos la vería en video y la ficharía al instante. Con 13 ya tenía contrato con Universal y a los 14 ya trabajaba en sus letras, porque ella es autora de cada una de sus estrofas y coautora de la música. Este éxito no es flor de un día.

foto

Fan de Salinger y Junot Díaz, Lorde rechaza la obsesión por los grandes diseñadores o el lujo que sí tienen otras cantantes.

Garth Badger

La crítica, a sus pies. Si dos medios tan dispares como el New York Times y el oráculo 'indie' de Pitchfork te rinden pleitesía, algo debes estar haciendo bien. Mientras el primero destacaba, tras agotar las localidades de sus tres conciertos en la ciudad, que nos encontramos ante una artista que "no será una sensación de una sola noche", que "no pretende ser una ídolo de masas del pop" y "que batalla entre su timidez y sus aspiraciones en el show business"; desde el segundo ensalzaban la "cuidada ambigüedad cultivada" de su álbum Pure Heroine (que salió a la venta hace apenas una semana). "Un trabajo que transita entre la fina línea de rebelarse contra y revelarse entre la parafernalia del poder, el lujo y los excesos del pop contemporáneo".

Es una artista en la era post Internet. Tiene 16 años, lo que implica poseer un Tumblr personal preciosista (se declara fan de Salinger y Junot Díaz) y no poder vivir sin Twitter (donde acumula más de 280.00 seguidores). Ha sido precisamente esta red social la que ha ayudado a ponerla en el disparadero. Grimes la adora, Rebel Wilson sube fotos con ella, los Back Street Boys le piden que escriba canciones para ellos, Diplo le envía mails y Jared Leto o Chloë Grace Moretz la recomiendan. Pero ella también amplía su networking: desde su cuenta alaba a Lena Dunham o demuestra su admiración por las hermanas Haim. Lo que comenzó como un hype que corría de blog en blog desde principios de año no podría cerrarse sin el FuckYeahLorde de rigor.

Dijo "no" a Katy Perry y salió airosa de insultar accidentalmente a Taylor Swift. Una debe tener las ideas muy claras para rechazar ser la telonera de la gira mundial de Katy Perry y pecar de imprudencia por enfrentarse, educadamente, a otras estrellas del pop femenino. Lorde ha solventado con elegancia su primer escándalo en Internet tras comprobar cómo los trolls trataron de boicotearla en Twitter (aquí un ejemplo) por criticar la actitud de otras estrellas adolescentes como Taylor Swift o Selena Gómez. En una entrevista afirmó que "Taylor Swift es tan impecable, y tan inalcanzable, que no creo que alimente nada bueno en las adolescentes" y añadió después que, "como feminista", el tema Come & Get It de Selena le ponía "enferma" por cómo retrataba a las mujeres de "esa" forma.

Tras la tormenta en las redes, Lorde calmó las aguas con una nota en su Tumblr pidiendo perdón y asegurando que lo que ella quería decir es que "se da demasiada importancia a la perfección física en esta industria". Un escrito donde destacó que le "gustaría que mis estrellas favoritas no pareciesen perfectas porque creo que sus fans (entre los que me incluyo) llegamos a sentir que no valemos nada". Lorde aclaró que probablemente ella "nunca será un modelo de conducta para sus fans como Taylor lo es con los suyos. La admiro mucho por esa razón. Básicamente, esta es una disculpa por no pensar demasiado antes de hablar. Paz". Cosas de la edad de una kiwi con melena a lo Brave y a la que le queda mucho por decir (y vender).

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa