S MODA + MANGO

Lo urbano ha cambiado: adáptate a los tiempos con estas tendencias esenciales

Con su nueva colección 'Urban Essentials', Mango reformula el concepto de moda 'streetwear' con prendas atemporales y de calidad para vestir este otoño y conservar toda una vida.

Para Bill Cunningham, el fotógrafo de moda más respetuoso y sensible que ha tenido The New York Times, la ciudad era su mejor pasarela. «La calle me habla. A mí no me dicen que se van a llevar las faldas por la rodilla, lo veo. Aquí no hay atajos. Tienes que quedarte en la calle y que la calle misma te lo diga», confesaba el cronista visual. Porque el entramado urbano es el mejor reflejo del estilo de una ciudad, a veces, incluso podríamos adivinar el origen captando solo los detalles de quienes la pasean –la sobriedad de las parisinas, la exaltación de los tejidos cálidos en las capitales nórdicas, o el eclecticismo de Nueva York. Pero, sobre todo, es un escenario lo suficientemente grande y anónimo para expresar libremente quienes somos.

Esta temporada Mango ha hecho un ejercicio similar: aunar las tendencias que dicta la pasarela y las demandas de esa resistencia urbana para reimaginar su nuevo uniforme. Y el resultado es Urban Essentials, una colección de prendas esenciales y siluetas streetwear para configurar un armario atemporal y cosmopolita. A partir de distintas situaciones cotidianas, las modelos Kaya Wilkins y Oumie Jammeh, los rostros más internacionales y familiares de la marca –su estrecha relación se remonta a campañas desde hace años, de Shared Moments FW19 a Life in Bloom 2020–, firman un decálogo de estilo para aprobar con nota en cualquier contexto urbano. 

Uno: desconcierta con las formas

El volumen manda esta temporada y se recrea en las prendas estrella de la calle. ¿Su máxima expresión? El plumífero, que vuelve con cortes más próximos a la alta costura que a la funcionalidad de la montaña. Las siluetas se multiplican, y las chaquetas oversize más deportivas conviven ahora con siluetas más sofisticadas, como largos batines o blazer minimalistas. También los rellenos cambian, del más exagerado a ese guateado británico tan clásico.

¿Otro ejemplo? Si algo tienen en común todos los pantalones que reinan este otoño– desde los culotte con sus patas anchas y los acampanados noventeros que se arrastran de nuevo por el suelo, a los jeans ‘slouchy’ y los pantalones sastre que se ajustan a la cintura–, es la importancia que se le concede a las siluetas, jugando a realzar el cuerpo o exagerar los patrones. Una propuesta que también se da en las prendas de tricot –con puntos gruesos en chaquetas cortas, o mangas y largos exagerados–, y que debemos aplicar de pies a cabeza a la hora de vestirnos. Es hora de descoordinar el look, como propone Mango, mezclando todo tipo de siluetas: pantalones estrechos con americanas masculinas, abrigos oversize con prendas minimalistas. Es así como incluso la prenda más básica del armario adquiere un acabado rompedor.

Dos: No hay nada más moderno que un estampado clásico

Dicen que esta nueva normalidad, con una vuelta al cole tan atropellada y la vida universitaria reducida a la distancia, ha derivado en el movimiento Dark Academia, que a nivel estético en realidad no es más que una nueva forma de llamar a la estética preppy. Esos códigos de vestuario que los estudiantes de la Ivy League y los internados privados británicos elevaron a una de las tendencias más infalibles de la historia, demostrándonos además que los estampados clásicos siempre son una buena opción. Los cuadros ingleses, el príncipe de gales, el tweed…  Mango ha recogido todos esos tejidos de la sastrería típicamente masculina para reformularlos en prendas que aúnan la costura convencional con el estilo urbano: hay abrigos de corte amplio, americanas cruzadas, faldas trapecio… para vestir esta temporada y conservar toda una vida.

Tres: rendirás culto a los tejidos

La moda es una expresión sensorial que se disfruta a través de los cinco sentidos. Y quizá por eso, por el hecho de que la distancia obliga y el tacto ha quedado limitado, esta temporada los tejidos cobran más importancia. El tricot protagoniza todo tipo de prendas: chaquetas, vestidos, faldas, pantalones y hasta ropa interior… y la razón es sencilla: ese poder visual de evocar calidez y suavidad. Lo mismo ocurre con la pana o el ante. La importancia del cuero, sin embargo, ha sido la sorpresa de la temporada. En Mango protagoniza sobrecamisas, pantalones y, por supuesto, americanas noventeras. No se trata tanto de una cuestión nostálgica como de conciencia. La cuestión climática ha despertado el interés por la ropa vintage y las prendas que perduran en el tiempo, como esas americanas de piel de nuestras madres que todavía conservan impolutas en el armario.

Cuatro: aléjate de las estridencias

La paleta cromática que propone Mango esta temporada resume de algún modo el estado anímico oficial: colores primarios y discretos, entre los que dominan los tonos naturales como el beige o el gris. Sin estampados, logos o estridencias varias. Tampoco hace falta. La firma evoca el poder de los accesorios: deportivas contundentes, botas de goma, cinturones o bolsos acolchados, para romper con la formalidad y añadir nuestro toque personal.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa