jersey Sonia Rykiel

El legado eterno del ‘jersey de niño pobre’

Rykiel fascinó al planeta con sus prendas de punto. La simpleza de un jersey conquistó a la moda y su revolución en el vestir femenino se ha convertido en un estilo atemporal.

  • Foto: Cordon Press/ Getty/ Sonia Rykiel

    1 de 10

    A Sonia Rykiel, por el tiempo en el que se hizo esta foto (1965), no le gustaba nada de la tienda de ropa para mujeres que tenía su marido. En 1962 estaba embarazada cuando decidió ponerse a diseñar cosas que sí se pondría. De ahí nació el 'poor boy sweater' (jersey de niño pobre) que tanto popularizó.

  • Foto: Cordon Press/ Getty/ Sonia Rykiel

    2 de 10

    El modelo era simple: un jersey de punto para vestirlas a todas con comodidad y estilo. De manga corta o cuello vuelto, el jersey se convirtió en un símbolo de los 60. Y quién mejor para exportarlo que Françoise Hardy. Aquí en la portada de Elle, con un modelo que resume a la perfección el universo multicolor de la diseñadora.

  • Foto: Cordon Press/ Getty/ Sonia Rykiel

    3 de 10

    Obsesionada con las palabras (cuando abrió su primera boutique en París en 1968, en plena revolución parisina, llenó el escaparate de libros), Rykiel decidió añadir palabras relacionadas con los movimientos sociales a sus diseños. Aquí, uno de sus jerseys en la portada de la revista Elle en abril de 1971.

  • Foto: Cordon Press/ Getty/ Sonia Rykiel

    4 de 10

    Comodidad y sensualidad no tienen por qué estar reñidas. Lo prueba esta imagen de Helena Christiensen en una campaña de los 90, cuando la firma ya se había expandido con el diseño para niños (1983), perfumes y productos de belleza y otra línea más asequible, Sonia by Sonia Rykiel.

  • Foto: Cordon Press/ Getty/ Sonia Rykiel

    5 de 10

    Esta hermana pequeña de la firma principal, que se creó bajo la batuta de la hija de Sonia, Nathalie Rykiel, se ha caracterizado por perpetuar los símbolos de la casa francesa: punto, jerséys con palabras, el negro, las rayas multicolores... Un universo que ha seguido vivo hasta ahora. (En la imagen, conjunto de la colección 2007)

  • Foto: Cordon Press/ Getty/ Sonia Rykiel

    6 de 10

    Sonia Rykiel destila allure francés. Carrie Bradshaw (más bien Patricia Field, estilista de la serie) lo sabía y se enfundó este mítico conjunto en la etapa parisina del show. Toda una evolución del 'poor boy sweater' vestido por un personaje icónico del universo televisivo.

  • Foto: Cordon Press/ Getty/ Sonia Rykiel

    7 de 10

    La reina del punto consiguió que tricotar fuese algo cool. En el 40 aniversario de la firma, un desfile autorreferencial con pelirrojas por doquier, se celebró el mundo de las dos agujas que tanto puso de moda.

  • Foto: Cordon Press/ Getty/ Sonia Rykiel

    8 de 10

    Su colección cápsula para H&M un año más tarde (2009) supuso todo un reconocimiento global a su figura. Ella mejor que nadie entendía la ropa para todo el mundo (fue una visionaria en esto de producir para el low cost, ya en 1977 se asoció con la cadena Les 3 suisses). Aquí, Rykiel diseñó una colección de ropa de calle y otra de lencería que se exhibió con una gran fiesta en el Gran Palais parisino.

  • Foto: Cordon Press/ Getty/ Sonia Rykiel

    9 de 10

    Pero no todo es punto y ropa de calle. Bajo la dirección creativa de Julie de Libran (llegó a la firma en 2014), también se han creado vestidos de alfombra roja con los que soñar. Como éste que lució Sienna Miller en Cannes en 2015.

  • Foto: Cordon Press/ Getty/ Sonia Rykiel

    10 de 10

    O este que se puso Katy Perry de la colección de otoño de 2009.

Etiquetas:
  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa