Tengo 28 años y esto es lo que aprendí decorando un piso por primera vez

Aquí tienes 20 lecciones para enfrentarte a la ardua tarea de buscar muebles, electrodomésticos y toda clase de adornos sin perder la paciencia en el intento.

  • Foto: Getty

    1 de 20

    Espero que tengas coche o que puedas conseguir uno fácilmente. Los gastos de envío de las tiendas de decoración viven en el mismo universo de la tinta de impresora y las reparaciones de Apple.

  • Foto: Maisons du Monde

    2 de 20

    Los espejos redondos dorados son el trap de la decoración de 2018: están por todas partes. Con plumas, llamas, destellos, puntiagudos…

  • Foto: Zara Home

    3 de 20

    Resulta que los platos hondos tal y como los conocemos han desaparecido y nadie nos ha avisado para despedirnos. Larga vida al cuenco.

  • Foto: Getty

    4 de 20

    En las casi dos décadas residiendo en casa de mis padres jamás me detuve a mirar las plantas, mucho menos a regarlas. Aquí me tienes ahora, buscando un cactus que no mida más de 50 cm para acompañar a la saga completa de Star Wars en mi salón.

  • Foto: Getty

    5 de 20

    Me cuentan que la clave en la compra de una plancha es su peso. Si son ligeras, tu brazo no sufre. Si son pesadas, tienes que dar menos pasadas. Susto o muerte.

  • Foto: Getty

    6 de 20

    De completo inútil a un Philippe Starck en potencia: la compra de un metro cambió para siempre mi experiencia como decorador. Todo un crush.

  • Foto: Maisons du Monde

    7 de 20

    Hemos tolerado las cajas luminosas cuquis por encima de nuestras posibilidades. Alguien tiene que acabar con esto. Pedro, esperamos acción gubernamental en este aspecto de vital interés ciudadano.

  • Foto: Zara Home

    8 de 20

    Entré en muchas tiendas en busca de muebles de primera necesidad y salí por la puerta sin el sofá ni la lámpara, pero con bolsas llenas de cosas que podrían conformar un bonito bodegón pero a las que todavía ni he averiguado el uso que les voy a dar.

  • Foto: Getty

    9 de 20

    La polarización actual de la sociedad me obligó a decantarme por uno de los bandos en la guerra entre las aspiradoras con o sin bolsa. La lucha contra los ácaros no entiende de equidistantes.

  • Foto: Be The Store

    10 de 20

    ¿No habremos amortizado ya los neones de flamencos, cactus y palmeras?

  • Foto: Zara Home

    11 de 20

    No uso nórdico y, por lo visto, a la industria del hogar no le intereso lo más mínimo. Los profetas de las colchas, como los de los vinilos, volveremos a por lo que es nuestro.

  • Foto: Maisons du Monde

    12 de 20

    Tampoco se llevan ya los juegos de sábana. La bajera por un lado, la de arriba por otro… Facilitarte la vida no es millennial.

  • Foto: Wayfair

    13 de 20

    Ni un felpudo sin su chiste malo. Por fin conocemos el destino de todos los cómicos que se quedaron sin trabajo cuando cancelaron Noche de fiesta.

  • Foto: SMeg

    14 de 20

    “Todas tuestan”, me contestó una displicente empleada al preguntarle por su modelo de tostadora recomendado. Tenía razón: en una abrumadora mayoría de electrodomésticos, el único criterio que decantará tu elección es el diseño.

  • Foto: Ikea

    15 de 20

    Las alfombrillas de baño de tamaño XXL (90cm de largo, perfecta para Aladino) copan el mercado. Claramente esta gente no sabe en qué tamaños de vivienda nos movemos los jóvenes en España.

  • Foto: Getty

    16 de 20

    Los repartidores pueden presentarse en tu casa cualquier día y a cualquier hora. También un domingo a las 5 de la tarde.

  • Foto: Getty

    17 de 20

    Pedí opinión sobre un modelo de lavadora a empleados de tres establecimientos distintos. A uno le parecía lo mejor, otro no la conocía y el último casi se ríe en mi cara por querer tirar el dinero de esa forma. Conclusión: sigue tu instinto.

  • Foto: Amazon

    18 de 20

    Tras perder años de vida navegando en la web, por fin encuentras un producto que te convence de verdad. La felicidad embarga tu corazón pero tras leer veinte buenas opiniones consecutivas, te encuentras una horrible... Vuelta a la casilla de salida.

  • Foto: Zara Home

    19 de 20

    Vale que esto es así desde tiempos inmemoriales pero, ¿por qué el cepillo de dientes y la escobilla de baño tienen que ir a juego?

  • Foto: Getty

    20 de 20

    ¿Ves la sonrisa de estos dos modelos del banco de imágenes? Esto no pasa en la vida real. Si tu pareja y tú podéis pasar por este proceso sin tiraros los trastos a la cabeza, enhorabuena, lo habéis conseguido.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa