Las ‘hijísimas’ reclaman su trono en la pasarela

Lucía Rivera, hija de Blanca Romero y Cayetano Rivera, debuta en la 080 Barcelona Fashion y Rocío Crusset, hija de Mariló Montero, consolida su primeriza carrera con 11 desfiles en el certamen.

cover

Foto: 080 Barcelona Fashion

Rocío Crusset probablemente nunca será carne de viral por una metedura de pata, de esas que dan tantas alegrías al tráfico de las webs cada vez que su madre la lía en su programa de televisión. La morenaza simpática y parlanchina con deje andaluz que nos recibe en el backstage de la firma TCN en la pasarela 080 Barcelona Fashion sabe lo que dice, cómo decirlo y hasta dónde puede hablar. Es educada hasta el extremo, da las gracias a todos los currantes del certamen que le asisten y obedece todas las indicaciones sin rechistar. La de Barcelona es su tercera pasarela (debutó en la Mercedes Benz Fashion Week de Madrid y también desfiló hace unos días en la pasarela Moda Cálida) y viene cogiendo carrerilla, dispuesta a consolidar su valía: en la capital catalana desfilará para 11 marcas durante esta semana de moda. "La experiencia está siendo muy intensa, divertida y estoy feliz. Estoy aprendiendo y evolucionando", cuenta, en una respuesta correctísima que pasaría cualquier baremo de protocolo, como todas las que dará en nuestra fugaz charla entre cambios de ropa y puesta a punto para desfilar.

Para muchos podría ser un lastre el ser únicamente reconocida como la hija de Mariló Montero y Carlos Herrera, pero Rocío lo ha tenido claro desde el principio. Su nombre profesional abandona los apellidos insignia de sus padres y se ha quedado con el Crusset, el segundo paterno. "Lo hice porque, ya sabes, quiero que se me valore por mi trabajo y no por mi familia. Lo eligió mi booker, que es el que sabe de esto y mejor me podría aconsejar".

Rocio Crusset

Rocio Crusset desfilando para Mango.

080 Barcelona Fashion

Aunque asegura que su top profesional sería desfilar para "Versace, Dior, Givenchy, Balmain o Dolce & Gabbanna" (con estos últimos dice que tiene "el perfil con el que suelen trabajar"), Crusset no está dispuesta a abandonar su educación. Acaba de cumplir de 21 años y estudia Administración de Empresas en el CEU. "Uy, no, no. Yo no dejo de estudiar por esto, de hecho en unos años me veo montando mi empresilla, un pequeño negocio que luego se puede ir expandiendo". Así que ni rastro de intenciones de seguir los pasos mediáticos de sus padres, al menos en el sector de la comunicación. Ella prefiere combinar la moda y los desfiles y empollarse sus apuntes buscando algún rincón fresco del 080 y alejarse del calor infernal que se vive estos días en el estadi olímpic de Barcelona: "estoy de exámenes y tengo que aprovechar el tiempo. En los ratos libres me encantaría salir a pasear por la ciudad, pero con este calorazo está imposible". Lo suyo es la pasarela, por ahora, y apunta a que "pronto os podré contar más proyectillos que van a ir saliendo". Corrección y más corrección. Crusset no se sale del guión de buenas maneras.

Tras protagonizar su primera portada de un especial de la revista Glamour y posar para Vogue España, Rocío despendre alegría y asegura que nadie le hace bullying o la desprecian por ser la 'hija de', como sí le ha pasado a otras modelos con familias mediáticas como Kendall Jenner, la pequeña de los Kardashian. "Me llevo con todas fenomenal, son majísimas. Yo procuro tener buen rollo y no me gusta tener tensión, mucho menos trabajando. Ya bastante complicado se puede hacer esto por las esperas y por los nervios que si encima te llevas mal con alguien, pues vamos apañados".

Rocio Crusset

En el desfile de Guillermina Baeza.

080 Barcelona Fashion

Ahora que la prensa del corazón la tiene fichadísima por su relación con el hijo de José Manuel Soto (ambos comparten Instagrams juntos y felices), la hija de Mariló no tiene miedo al asedio. "Lo llevo bien. Yo siempre he dicho que si tú misma respetas tu vida, nadie invadirá tu privacidad. A mí que me pregunten por mi trabajo que yo contestaré siempre", dice resuelta mientras se pone a la fila para salir a la pasarela.

La que no nos pudo contestar a nada de nada es Lucía Rivera, otra hijísima que también ha desfilado en la pasarela catalana estos días. Lo hizo ayer en los shows de Yerse y Wom&Now, pero huyó tan rápido cuando finalizó el último que no nos dio tiempo a charlar con ella. La joven de 17 años, que hizo sus pinitos en Hola! apadrinada por Eugenia Silvia y ya ha compartido campaña de joyas con su madre, Blanca Romero (son como dos gotas de agua), debutaba ayer en la 080, aunque no era su primera vez. Con 10 años desfiló cogidita de la mano de Blanca Romero en la pasarela de moda flamenca. La también hija de Cayetano Rivera (no es su padre biológico, pero adoptó legalmente a la pequeña cuando se casaron y le dio sus apellidos), como buena adolescente contemporánea es muy activa en las redes sociales. Tiene un blog y una cuenta de Twitter en la que comparte frases motivacionales y fotos espontáneas. La joven ha firmado con la agencia View Management y posiblemente oíremos hablar de ella en un futuro próximo, aunque por ahora prefiera huir de la prensa.

lucia rivera

Lucía Rivera durante sus dos salidas en Yerse.

Barcelona 080 Fashion

Lucia Rivera

Rivera desfilando para Wom&Now

080 Barcelona Fashion

Rocio Crusset

Rocío Crusset desfilando para Mango y TCN

080 Barcelona Fashion

0 Comentarios
Mostrar más

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión

¿Eres nuevo?

REGÍSTRATE

  • También en Flipboard

    App S Moda

    También en Flipboard

  • Este mes en

    S Moda

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa