Las ‘Berlin Geekettes’ y otras heroínas tecnológicas

Berlín Geekettes es un colectivo de mujeres que lucha por la presencia femenina en el mundo tecnológico. Busca la igualdad salarial, la conciliación familiar y el acceso a puestos directivos.

cover

Berlin Geekettes, un grupo de mujeres que trabajan unidas para aumentar la presencia femenina en la industria tecnológica, siguen enfrentándose en dicho ámbito profesional a eternos clichés. Además lo hacen en solitario, aseguran, ya que apenas existen modelos que hayan abierto camino. Pero cada vez surgen más pioneras que se han consolidado en este complicado entorno laboral. Algunas de las integrantes de esta asociación son ejemplo de ello. También lo son Belinda Galiano, co-fundadora de Campus Party, y Marissa Meyer, la primera consejera delegada embarazada en una de las grandes corporaciones mundiales.

Para que nadie se olvide de la importancia de encontrar soluciones, las Geekettes berlinesas organizan charlas y foros de debate de forma periódica y conectan talento femenino a través de su página web y sus perfiles en Facebook y Twitter. Algunas de sus integrantes han tenido la oportunidad de mostrar su punto de vista en la Campus Party Europea, encuentro que la semana pasada batió récords al convocar a 10.000 personas en el aeropuerto de Tempelhof en Berlín.

Allí convocó su fundadora Jessica Erikson a varias profesionales del mercado tecnológico, para debatir sobre las razones por las que el cambio es aún más lento en las empresas tecnológicas. Entre las principales trabas que destacan las Berlin Geekettes está el miedo a romper barreras culturales. Una de sus invitadas, Nicole Simon, se dedica a asesorar a emprendedores que deseen crear pequeñas empresas tecnológicas (startups). Tras años de experiencia opina que “en una reunión de trabajo la mujer se obliga a sí misma a callar cuando alguien habla, no se siente con la libertad para dar su punto de vista, al contrario de un hombre“. Caroline Drucker ha sido responsable de la estrategia de marketing en una empresa líder como es SoundCloud. Ella también considera que “las muejres necesitamos encontrar una voz propia, aprender a ser activas“. En una industria de billones de dólares “mantener una actitud endogámica, en la que solo hay lugar para el hombre, impide que se pueda evolucionar“, argumenta.

interior

Belinda Galiano, co-fundadora de Campus Party es uno de esos modelos de conducta que reclaman desde Berlin Geekettes.

En definitiva buscan desafiar el estándar y aprender que “el camino hacia el éxito no significa necesariamente imitar el modelo de Steve Jobs“, dice Drucker. Ellas mismas opinan que la conciliación entre la vida familiar y profesional en este sector es más complicada que en otros. En muchos casos, iniciar una carrera de estas características implica crear una empresa propia, por lo que el problema va más allá de la desigualdad entre sexos. Y es que, defiende Nicole Simon, “cualquiera que funde una startup no puede ni siquiera permitirse el lujo de tener aficiones, por lo que mucho menos hacer un parón durante meses para formar una familia“. No ocurre así si se trabaja por cuenta ajena en una multinacional.

La co-fundadora y directora de marketing corporativo de Campus Party, Belinda Galiano, es uno de esos modelos de conducta que reclaman desde Berlin Geekettes. Ha logrado formar una familia sin abandonar su labor al frente de un evento internacional, entre otras cosas gracias al consejo que tomó de “un sabio alto ejecutivo“. El reto se centra en mantener el orden en su vida personal como lo era hasta ese momento en la profesional, a pesar de enfrentarse a un nuevo calendario regido por múltiples factores como las vacaciones familiares y los viajes de trabajo. “Es fundamental para encontrar el equilibrio -dice a SModa-. Pero para mí hay otro ingrediente básico, del que creo que mucha gente peca, y es llegar a casa después de una jornada intensa de trabajo y ´desinflarte´, tumbarte en el sofá y que el mal humor afecte a tu gente“. En su opinión el secreto está en conseguir todo lo contrario. “Cuando llegas a casa es cuando empiezas a disfrutar de tu tiempo con tu familia. Así se recargan las pilas“.

El mes pasado la periodista Rana Foroohar abría una de las ediciones de la revista Time con un artículo dedicado a Marissa Mayer. En el texto explicaba que la nueva consejera delegada de Yahoo! ha llegado a su nuevo cargo embarazada, porque la empresa ha priorizado su perfil profesional sobre cualquier otra circunstancia. La periodista celebraba que con gestos como éste por parte de una corporación que está en el listado Fortune 500 -las de mayor volumen de ingresos- se puede dar por seguro que la tecnología se está haciendo más femenino de un modo oficial. En Estados Unidos solo la cuarta parte de los profesionales tecnológicos son mujeres.

“Imagino que Yahoo! ha contratado a Marisa Mayer por un periodo largo para ser su CEO, mínimo de 3 años… Yahoo! ve más allá de una barriguita o de unos meses de baja maternal. Es una empresa con visión de futuro“, apunta a Belinda Galiano. Pero lo cierto es que el mismo número del semanario estadounidense destacaba unas declaraciones de Mayer asegurando que solo emplearía un par de semanas para volver al trabajo.

Cuando el problema de la conciliación familiar y laboral no parece aún resuelto ¿Cómo animar entonces a que la mujer se incorpore a la industria tecnológica? “Hay que empezar por cambiar percepciones, la carrera de informática o las ingenierías parecen que están hechas para hombres. Y, realmente, una ingeniería tiene mucho que ver con la creatividad. La formula es fácil, si no hay ingenieras de carrera, no se contratan ingenieras en empresas“, apunta Galiano. La desarrolladora Joan Wolkerstorfer, que colabora con las Berlin Geekettes, va más allá: “Hay que crear una formación básica adaptada a todo el mundo, la iniciación a la tecnología debe ocurrir en el instituto o en las escuelas, para generar así una verdadera situación de igualdad“.

  • También en Instagram

    App S Moda
  • Este mes

    Nuevo número

    Revista S Moda
Cerrar

NEWSLETTER

Las mejores historias de actualidad, moda, belleza y feminismo en tu email cada semana.

Apúntate aquí
No me interesa